LIBRO: Abejas Grises

ABEJAS GRISES

Andréi Kurkov

El autor es ucraniano y dijo que en 2014 recibieron en Kyiv muchos refugiados y conoció a un hombre de Donetsk que iba cada mes a un pueblo cercano al área de fuego (la zona gris, le llama) donde habían permanecido siete familias: sin tiendas, sin electricidad, sin manera de conseguir víveres o medicinas y esta persona les llevaba lo que necesitaban, y quiso darles voz a estas personas que se quedan en medio de un conflicto bélico.

Sergei   Sergeyich -el protagonista de la novela-  vive en un pueblo región Donbas, Malaia Starogradovka, en la parte  este de Ucrania en 2014, donde rebeldes leales a Rusia declararon la independencia de las ciudades de Donetsk y Luhansk. Su pueblo está en medio de la lucha de los separatistas y el ejército ucraniano.

En el pueblo, de apenas 3 calles,  solo queda otro hombre además de Sergei, Pashka. No eran amigos, aunque fueron a la escuela juntos. Pero ahora, sus diferencias quedan atrás porque no tienen nadie más con quien cruzar palabras. De repente se visitan uno a otro para ver si viven, intercambiar unas frases o algún artículo que el otro necesita. No tienen luz desde hace tres años, así que no están enterados de las noticias. Saben más  o menos como va la guerra según desde donde disparan, o que tan cerca o lejos caen los misiles. ¿En que piensan en esa soledad inmensa, con tan poco contacto humano? La naturaleza, el cambio de las estaciones, abastecerse para seguir resistiendo. Piensan en sus vecinos que se fueron, ¿seguirán vivos?

Sergei había trabajado como inspector en minas, estaba retirado por enfermedad, y sobrevivía porque tenía colmenas de abejas. Algo que me pareció interesante es que ponía un artefacto sobre las colmenas para que las personas pudieran acostarse sobre ellas y el zumbido de las abejas (¿y su energía?) aliviara a las personas de diversos males (todo esto, antes de la guerra).

A un tercio del libro, Sergei emprende un viaje con sus colmenas para buscarles un lugar donde pasar la primavera, y llega hasta Crimea, ocupada por rusos, buscando a un antiguo amigo apicultor que había conocido 20 años antes.

Pasa por fronteras, pueblos donde hay personas que están viviendo las consecuencias de la guerra con enfermedades mentales después de haber estado en el frente, personas que son abusadas por las nuevas autoridades (los tártaros en Crimea, ahora bajo la ocupación rusa), y acompañamos a Sergei que se maravilla con la naturaleza y quisiera que nos pareciéramos más a las abejas, viviendo en comunidad, dejando que cada abeja esté en su colmena sin molestar a las demás. Pero pues no somos así  y por eso hay tanto conflicto.

Me gustó mucho ir viendo como Sergei y Pacha pasaban de solo tolerarse a sentir afecto el uno por el otro, y creo que describe muy bien este desapego que se da entre quienes viven en una zona de conflicto con sus emociones para poder sobrevivir, tratan de solo enfocarse en las tareas necesarias para mantenerse con vida. Y como el contacto humano es necesario para mantener la esperanza (como el soldado que llega a visitar a Sergei, que le dice que lo ha estado observando desde la distancia, o Galia, la mujer que conoce durante su viaje).

El autor.

En el epílogo dice:

«Hace siete años, en 2013, el intento fallido de Vladímir Putin de arrancar Ucrania de Europa e incorporara a su «familia de pueblos fraternales» (esto es, a su versión resucitada de la Unión Soviética) acabó en revolución. Como resultado de ese levantamiento popular que terminaría por llamarse «Euromaidán», las élites políticas prorrusas de la nación, lideradas por el entones presidente Víktor Yanukóvich, se vieron obligadas a huir de Kiev a Moscú. En 2014, mientras el poder pasaba a manos de fuerzas proeuropeas, Rusia logró tomar la península ucraniana de Crimea y envió a oficiales, voluntarios y activistas a Donetsk, Lugansk, Járkov, Odesa y otras ciudades del este y del sur del país con el objetivo de fomentar revueltas contrarias a Kiev».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s