LIBRO: Tenemos Que Hablar de Kevin

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN

Lionel Shriver

Reto Tsundoku

«La interpretación hoy en boga de que las matanzas como las que perpetró son una «venganza de rechazados», interpretación que trata de convencernos de que a prevención de hechos similares no se basa en ejercer un control más riguroso de las armas de fuego, sino en tratar de entender, y paliar, los sufrimientos de los adolescentes marginados».

La novela trata con un tema tabú: una madre que parece harta de su hijo, desde que nace. No siente apego, al parecer sufre depresión post-parto, el niño probará ser difícil de criar y cuando llega a la adolescencia, comete un asesinato en masa…a los dos años de ese evento, parece que por fin la madre siente algo por su hijo, aunque solo sea lealtad.

No es una novela fácil, produce pesadillas. Es epistolar, y la madre de Kevin, Eva, le escribe al padre de Kevin para hacerle saber de  su vida post crimen y le va contando como fue su relación con Kevin desde que planeaba quedar embarazada. No se si sea  una narradora confiable, porque puede contar no lo que sucedió, sino lo que ella cree que la exculpa. Y durante toda la vida de Kevin, el padre le veía completamente distinto. Eso era una brecha entre ellos: mientras que la mamá veía que hacía ciertas cosas con malicia, el padre decía que eran comportamientos adecuados a la edad, accidentes, un niño siendo niño.

¿De dónde viene la maldad? ¿Es parte crianza, o temperamento? ¿Un niño puede hacerse malvado debido a la frialdad de los padres? Después de publicarse este libro fue un éxito de ventas y se llevó al cine.

La autora cuenta que gracias a este libro, perdió la agente literaria que tenía porque quería que reescribiera el libro, que Kevin no fuera el autor de ese jueves, y que tuviera más humor y fuera lindo con su hermana. No encontraba a quien vendérselo. Ya habían sucedido varias matanzas en escuelas en Estados Unidos, otras en campus y centros de trabajo…y acababa de darse el atentado a las Torres Gemelas.

La autora.

¿Quién querría leer sobre un adolescente criminal? 30 editoriales lo rechazaron, hasta que la autora lo mandó a una editorial pequeña que ya la había publicado con anterioridad. Ella lo compró y consiguió la agente que sigue teniendo hasta el día de hoy.

Creo que el meollo no es solo lo que sucedió finalmente con Kevin sino esta revisión que hace la madre: si no hizo un vínculo, si fue lejana e inaccesible para un bebe, ¿es es culpable del resultado, de lo que ese hijo haga? ¿habría podido evitar una tragedia siendo  otro tipo de madre? ¿Qué puede hacer una madre agobiada cuando quienes debían brindarle ayuda (pediatra, ginecólogo) no hacen caso a sus quejas, miedos, obsesiones? ¿Qué puede hacer si la sociedad no ve con buenos ojos  a una madre que se queja de su papel? ¿Quién no ha sentido a veces que cuando habla con la pareja, parecieran describir hijos diferentes al estar comentando del mismo, porque cada quien lo ve según su historia, sus expectativas, sus valores?

Una novela que sufrí, pero que no pude dejar de leer porque quería saber que había pasado. Me encanta como nos va dejando pequeñas señales de lo que está por venir, eso hacía que me mantuviera interesada en el siguiente capítulo (que más que eso, son 28 cartas).

Aquí pueden ver el documental de Bowling for Columbine, que recibió un Oscar. Michael Moore trata de entender que puede ser lo que está detrás de esas matanzas en masa que abundan en su país.

Y aquí pueden ver a Sue Keblod, mamá de uno de los asesinos de la escuela Columbine; podría ser  Eva, la madre de Kevin.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s