LIBRO: Clásicos para la Vida

CLÁSICOS PARA LA VIDA

Nuccio Ordine

Como he disfrutado, y sigo disfrutando este pequeño libro. En la primera parte nos habla de lo importante que es reflexionar para volvernos seres humanos pensantes y no autómatas sin alma; disfrutar del arte, a no dejarnos llevar por un mundo que nos ve no como personas, sino como seres utilitarios y que nos quiere vender necesidades y objetos que no son esenciales para disfrutar (la vida, a uno mismo, a lo que uno hace).

Y nos cuenta que lo que importa, esas verdades contenidas en los clásicos, esos libros que son atemporales porque nos hablan de verdades que son  ciertas a  pesar del tiempo transcurrido.  

Toca temas, a lo largo de las recomendaciones, de libros que nos hablan del amor a las personas, a los animales, sobre la xenofobia, la solidaridad, la educación, la filosofía, ética, buen gobierno, arte, campañas consumistas, creatividad, cultura.

Albert Camus.

Habla en la primera parte de como un buen maestro puede cambiar un destino y como ejemplo nos pone a Albert Camus. Camus provenía de una familia muy pobre, cuya madre y abuela querían que dejara la escuela para ponerse a trabajar. Su profesor Louise Germain lo preparó para que pudiera pedir una beca y seguir estudiando y fue a decirles a las mujeres que el niño merecía una oportunidad.

Camus ganó el premio Nobel de Literatura en 1957 y le escribió a su maestro:

Querido Señor Germain:

Esperé un poco a que se apagara un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin duda, sin la mano afectuosa que tendió la mano al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo esto. No es que de demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continúan siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido. Lo abrazo con todas mis fuerzas.”

Y en la segunda parte del libro, nos propone obras que pueden ser para nosotros un Sr. Germain: lecturas que nos lleven a la reflexión y dejando la libertad de que cada uno encuentre en ellas algo que pueda ayudarle a vivir mejor.

Una cita:

El saber es fruto de una fatigosa conquista y de un esfuerzo individual que nadie puede realizar en nuestro lugar. El acto mismo de la enseñanza puede revelarse, en efecto, como una forma de resistencia a las leyes del mercado y del beneficio: si en una transacción comercial hay siempre una pérdida y una ganancia […] en una “transacción” intelectual un docente puede enseñar la fórmula de la relatividad de Einstein sin perderla, dando vida a un proceso virtuoso en el cual se enriquece al mismo tiempo quien recibe y quien da.”

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s