LIBRO: Mugre Rosa

MUGRE ROSA

Fernanda Trías

“El comienzo nunca es el comienzo. Lo que confundimos con el comienzo es solo el momento en que entendemos que las cosas han cambiado”

Una novela distópica, que narra un desastre ecológico que tiene a una ciudad costera sumida en una niebla. Ya los animales han huido de esa ciudad: primero los peces murieron, luego los pescadores que entraban al mar, los buzos que investigaron las primeras alarmas, después huyeron los pájaros. Los que pudieron dejar esa ciudad (como la madre de nuestra protagonista) se van “más adentro”, lejos de la costa.

Ahora hay una bruma que quema la piel, que hace peligroso respirarla. Una ciudad donde queda muy poco de la vida normal: andan con mascarillas, las noticias van diciendo cuando hay toque de queda, como llamar para que sanidad vaya por los que sienten que deben llegar al hospital. En el hospital están  los desahuciados, y  los que no se sabe como han sobrevivido; con secuelas, si, pero aún con vida.

La ciudad es un reflejo del sentimiento de quien narra: abandonada, descuidada, desesperanzada. La autora nos pone atmósferas pesadas, que angustian, que irritan, que son incómodas. En lo cotidiano nos damos cuenta de lo terrible de la situación: alimentarse cuesta trabajo, hay una especie de carne untable; no hay frutas ni verduras; no hay quien traiga hacia acá lo que se necesita (en cambio, más al centro, la sociedad parece estar bien, los que tienen dinero no viven igual las crisis; puede haber poco de algo, o ser difícil de conseguir, pero logran hacerse con ello…igualito que como ha sucedido con esta pandemia).

Habla de muchos temas: la maternidad (la relación de la autora con su madre, con la mujer que la cuidaba de niña, el niño que ella decide cuidar), del amor y el desamor (en un momento, el ex marido que está internado le dice “cuidar no es vigilar”); los medios que buscan tener noticias de relleno para no hablar de lo verdaderamente importante; como el aislamiento nos va hundiendo en soledades de las que a veces cuesta tanto trabajo salir; un niño enfermo que siempre tiene hambre (un síndrome real) que me parece que es una metáfora del capitalismo: no tenemos llenadero para nuestros vacíos y en el consumismo voraz nos acabamos la naturaleza, contaminamos todo, somos el virus más peligroso para el planeta.

¿Qué detiene a esta mujer en ese lugar tan desolado? ¿Está paralizada porque es lo que conoce y es menos angustiante que huir a otro lugar del que no sabe nada? ¿Son los vínculos rotos? ¿Qué ya no hay nada por qué luchar? ¿Nuestra gran pandemia son los vínculos rotos, la gran soledad en la que estamos?

Fernanda Trías es uruguaya, y en la FIL 2021 de Guadalajara, se le otorgó el premio Sor Juana Inés de la Cruz y este libro fue seleccionado por el New York Times como uno de los diez mejores libros en español del 2020.

La autora.

Aquí pueden leer el discurso que dio cuando recibió el premio Sor Juana.

2 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s