LIBRO: El Olvido que Seremos (Novela Gráfica)

EL OLVIDO QUE SEREMOS
Tyto Alba
Adaptación de la novela de Héctor Abad Faciolince
Editorial Salamadra

Ya había leído la novela hace unos años, y caí con este libro por la portada (y porque había disfrutado la novela de Abad Faciolince). El autor nos cuenta la historia de amor entre él y su padre. “Tal vez haber sido el único hijo varón, y el quinto de la casa, provocara la predilección de mi papá, o quizás sea más bien al revés, mi predilección por él lo llevó a preferirme, porque los padres no quieren igual a todos sus hijos, aunque lo disimulen, sino que en general quieren más precisamente, a los hijos que más los quieren a ellos, es decir, en el fondo, a quienes más los necesitan”.

Su papá era médico, y le tocó vivir en una Colombia que estaba enfrentada entre el comunismo y la Iglesia, entre los ricos y los pobres y que lo único que buscaba era ayudar a evitar enfermedades que se daban por falta de higiene, hambre, falta de vacunación; que denunciaba la falta de oportunidades, que buscaba hacer algo para paliar el dolor que veía a su alrededor. Algo terrible (y que vemos en México) es que la falta de acción de la Iglesia, impunidad propiciada por el Estado hizo que los barrios pobres se convirtieran en semilleros de maleantes y asesinos. Durante toda su vida denunció injusticias sin que le importara los callos que pisaba, y era un padre que educaba a fuerza de abrazos, amor, y enseñando a sus hijos a pensar, a disentir; los llevaba a su trabajo. Un hombre que enojado o desesperado, se encerraba en su estudio a escuchar música clásica, para salir a reírse con la familia, y seguirlos queriendo.

El autor creció en colegios católicos, con una madre muy religiosa, sobrina de un arzobispo y un padre liberal que lo llevaba a cuestionar muchas cosas, y cuyas preguntas contrarrestaban el exceso de rezos y mojigaterías. Su padre era un hombre bueno, lleno de esa congruencia que con tanta frecuencia les falta a los creyentes.

El autor.

La familia estaba compuesta por el padre, la madre, 5 hermanas, 1 monja que vivía con ellos y 2 empleadas domésticas. Su padre se ausentaba a otras ciudades (incluso continentes) para evitar despidos, para hacer que bajaran las aguas que encabritaba con sus artículos y en esas ausencias el hijo sufría mucho su ausencia, acostumbrado como estaba a sus mimos y sus muestras de afecto.

Marta, una de sus hermanas, enferma de cáncer y muere a los 17 años, lo que es terrible para la familia y en un capítulo nos cuentan como cuando murió su papá hubo un sacerdote que no quería que se hiciera misa de cuerpo presente. Que terrible retrato de la Iglesia, una iglesia vengativa, mezquina, sin empatía ni humanidad.

El trabajo de Héctor Abad Gómez, padre del autor, en favor de los derechos humanos se incrementó a partir de la muerte de Marta. Se sabía que estaba en una lista de personas que querían matar, pero se negó a exiliarse. Fue asesinado. ¿Cómo se repone uno de que la violencia arrebate así a un hombre bueno? ¿Cómo te repones como esposa, como hija, hijo? ¿Cómo conciudadana?

Me gustó mucho la novela gráfica, me gustó lo que transmite en las imágenes y me parece que es una buena adaptación de la novela. En netflix también se puede ver la adaptación al cine de la novela (a mi me ha gustado mucho también).

«Si hay algo de felicidad en mi vida, si tengo alguna madurez, si casi siempre me comporto de una manera decente y más o menos normal, si no soy un antisocial y he soportado atentados y penas y todavía sigo siendo pacífico, creo que fue simplemente porque mi papá me quiso tal como era, un atado amorfo de sentimientos buenos y malos, y me mostró el camino para sacar de esa mala índole humana que quizás todos compartimos, la mejor parte, y aunque muchas veces no lo consiga, es por el recuerdo de él que casi siempre intento ser menos malo de lo que mis naturales inclinaciones me indican.«

Supongo que es un gran homenaje a un padre, si un hijo dice eso de uno. Héctor, el autor, tuvo que salir de Colombia para evitar el mismo destino de su padre. Y el libro lleva ese nombre por un escrito de Borges que el padre llevaba en su saco el día que fue asesinado.

2 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s