LIBRO: Cuentos de Navidad

CUENTOS DE NAVIDAD

Varios Autores

Ilustración Giselfust

Lo primero que me enamoró del libro fue la portada ¡que bonita es! Lo elegí para un círculo de lectura y he disfrutado mucho las historias. Están acomodadas por orden de aparición cronológica, y comienza con el clásico Cuento de navidad, de Charles Dickens. Luego está La Niña de las Cerillas…y esos dos ya los he leído antes en innumerables versiones, pero los siguientes 9 cuentos si fueron totalmente novedosos para mí.

Hay uno de fantasmas (el de Riddel), dos de Louisa May Alcott (uno un tanto cursi y moralizante, el otro una historia de amor).

El de Guy de Maupassant es una versión contraria a la histórica del nacimiento en Belén: aquí da a luz una prostituta a una niña; es acogida por alguien en la nochebuena que quería tener un romance con ella y no se dio cuenta de que estaba embarazada; en el nacimiento aparecen gente de todo tipo y el que le había dado posada termina siendo una especie de San José que terminará cuidando a esa niña. Interesante cuento.

Luego hay uno de Conan Doyle, donde acaba resolviendo un crimen en menos de 24 horas. Descubre al culpable, pero decide dejarlo ir (dice que no tiene por qué hacer el trabajo que la policía no hace bien), y añade: “Supongo que me convierto en un encubridor de un delito grave, pero también es posible que esté salvando un alma. Este sujeto no volverá a hacer nada malo: tiene demasiado miedo. Si lo enviamos ahora a la cárcel, lo convertimos en carne de presidio para toda la vida. Además, estamos en unos días de perdón.”

Hay 3 cuentos de un autor que se hacía llamar Saki, muy cínicos los tres. En el primero, hay un joven burgués que no desea pasarla con su familia en nochebuena y hace lo posible por que los demás la pasen mal; en otro el protagonista también es un joven rico sin oficio ni beneficio que le hace bromas pesadas a su familia; y en el tercero, otro joven bien acomodado reniega diciendo que debía estilarse no felicitar e incluso reclamar a aquellos que,  a nuestro leal entender, se lo merecen. Dice que ya basta de la hipocresía de este tiempo, de quedar bien y en esta fecha debería ponerse a la luz esos odios y mezquinidades que llevamos enquistadas. Buen provecho le habría hecho a este joven twitter, donde podría destilar odio detrás de un teclado.


Hay un cuento de  Emilia Pardo Bazán que me encantó sobre los reyes magos. En mi cabeza, los tres reyes magos tenían la misma edad. Acá los presente un joven, uno de mediana edad, y uno anciano. Y con tres intereses diferentes. Los nombres también son diferentes a como yo los tenía acomodados en mi cabeza (quizás no tengo claro lo de los reyes porque en la región de México donde vivo, no son tan importantes y no son quienes traen regalos a los niños). Me gustó mucho este cuento. La imagen que pongo se adaptar a lo que el cuento describe de los magos.

Como ven, hay de todos: pasamos de esos cuentos donde nos muestran la pobreza, aquellos que no son vistos, a otros donde ensalzan el compartir, el servir a otros y terminamos en la época moderna con el cinismo. El rico sigue siéndolo, se aburre y jamás piensa en los demás. Ayyy, Scrooge no ha desaparecido. Y como no hay fantasmas de las navidades futuras que los lleven de paseo, pues es lo que sigue imperando.

Pueden leer aquí el prólogo y ve el índice de los cuentos, aquí.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s