LIBRO: En el Nombre de la Madre

EN  EL  NOMBRE  DE  LA  MADRE

Erri de Luca
“En el nombre del padre”: inaugura la señal de la cruz. En el nombre de la madre se inaugura la vida
«

Obra de Alejandro Rangel Hidalgo.

Otro libro que leí porque me parecía bonito para la época. ¿Cómo se vivió la anunciación, el embarazo y la ida a Belén para el censo romano por parte de María? Esa niña a la que se le apareció el ángel, a quien José podía repudiar y cuya vida estuvo en peligro porque podrían haberla acusado de adulterio…Erri da vida a María, en un libro que es precioso. Tan como dice la faja: un himno al amor materno.

Es un libro muy breve, pero profundo. En su estructura nos presenta cuatro capítulos. En el primero vemos a María poner al corriente a José del anuncio del ángel y ella siente ternura y gratitud porque sabe que el confía en ella, le cree y está dispuesto a defenderla.

En el segundo capítulo, sabemos de lo mal que la pasan cuando los demás lo tachan de necio, comienzan las murmuraciones ante un hombre que jamás pelea, pero se defiende dignamente haciendo constar con signos que cree en María. “Su mano esperada que me había protegido, no me había acusado, no había levantado la primera piedra que corresponde al marido de la adúltera, su mano henchida de trabajo y de astillas: temblaba alrededor de la mía, que descansaba por fin encerrada dentro de la suya.”

Y ese José que es todo un caballero, un hombre de fe, que entiende a María y le dice: “La gracia es la fuera sobrehumana de afrontar el mundo solos sin esfuerzo, retarlo al duelo por entero sin despeinarnos tan siquiera. No es femenino, es una dote de profetas. Es un don y tú lo has recibido. Quien lo posee está emancipado de todo temo […] tú eres llena de gracia. A tu alrededor hay una barrera de gracia, una fortaleza.”

En el tercer capítulo, se encaminan a Belén, lugar a donde deben trasladarse porque los romanos quieren hacer un censo. Van preparados para recibir al niño, pues el embarazo ya está avanzado. José teme por María y el niño, pues el poco podrá ayudarles. María ha preguntado a otras mujeres que es lo que debe hacer.

Y en la cuarta estancia, nace el niño. La ternura de la madre, su fuerza, lo que imagina para su futuro, lo que llega a preocuparse  por ser un niño enviado por Dios; su hijo, si, pero que viene con una misión, y ella lo sabe. Y no sólo ha dicho si a la petición del ángel, dice que si a su destino: entregarlo cuando sea el momento. Un capítulo que me recordó lo que fue el nacimiento de mis hijos.

Y al final, 3 poemas bellísimos.

¿No debemos todos estar listos para entregar lo que más amamos cuando sea el momento? Duele, mucho. Pero es lo que toca hacer. Dar las gracias por lo disfrutado, despedir con amor y vivir honrando lo recibido, lo amado y lo que queda en nuestro corazón.

Un libro que he disfrutado muchísimo, con lágrimas a ratos en los ojos. Y aclaro que no es un libro religioso, no; es un libro que humaniza la experiencia de ser madre en un entorno difícil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s