LIBRO: Como Un Caracol

COMO  UN  CARACOL

Alaíde ventura Medina

Premio de Literatura Juvenil Gran Angular 2018

El caos es un orden que no hemos entendido.

Conocí a Alaíde con su libro anterior: Entre los Rotos, que ganó el premio Mauricio Achar. Y cuando la felicitaban, otros lectores comentaban lo mucho que les había gustado esta otra novela de ella, pero en ese momento estaba agotado el libro y tuve que esperar una nueva edición.

¡Que bonita novela! La historia es desgarradora, pero está contada de manera muy linda. Julieta, hija única, tiene 16 años cuando comienza la novela y recibe un regalo en su cumpleaños que no sabe muy bien quien se lo dio. Es una libreta para que escriba, y en ella le escribieron citas de autores, como pequeños señuelos que la hacen querer investigar más sobre los autores.

Resulta que el regalo se lo hizo llegar una abuela que medio se acuerda que tiene, porque no conviven mucho. A sus papás no les puede preguntar por ella porque aunque el papá es buena onda y se puede acercar a él, la abuela es mamá de su mamá y ella es muy renuente a hablar de lo que no quiere y tienen una relación muy tensa (la mamá de Julieta es una mujer difícil).

Xalapa, ciudad donde trascurre la historia.

A lo largo de un año, Julieta va descubriendo a esta abuela y no entiende por qué su mamá y ella no tienen una buena relación, pero tampoco se lo pregunta a la abuela. La abuela ha sido muy reconocida en su profesión, tiene una mente privilegiada y a Julieta le parece que es divertida, fácil de convivir con ella y hasta más abierta que su mamá.

Pero resulta que no siempre fue así. Y para su hija fue difícil tenerla como madre: parecía una maestra estricta a la que no se le daba gusto y parecía más cómoda fuera de casa que con su hija, que tenía que competir con el mundo académico, los alumnos y los viajes de su mamá.

Julieta no solo está tratando de reconstruir su mapa familiar sino además está viviendo lo que cualquier adolescente: tiene amigos en la escuela, hay maestros que son unos irresponsables y no enseñan nada, permiten el acoso entre estudiantes, está en una ciudad donde hay mucha violencia y hay que cuidarse de autoridades y maleantes; y encuentra a un vegetariano medio hippie que le va a robar el corazón.

La dicha de reencontrar a la abuela no durará mucho porque tiene un Alzheimer que avanza rápidamente, y a través de Julieta vemos esos extremos de edad que se encuentran: los abuelos que son muy cariñosos, que han aprendido a ver la vida más sosegadamente, que entienden que lo que se persigue en la juventud no es necesariamente lo que da valor en los años posteriores de la vida; los nietos que aprenden de los abuelos, de su experiencia, que gozan de su amor y comprensión que a veces no encuentran en los padres que andan con prisas tratando de construirles un futuro.

Es un libro donde hay esperanza porque todos podemos perdonar, y encontrar lo valioso del otro. El papá de Julieta me encantó: un hombre con una vida difícil que por eso mismo disfrutaba lo que tenía, sin juzgar a otros.

Aquí les van algunas de las frases de la libreta de Julieta:

“Uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo la tierra” Gabriel García Márquez.

“Las preguntas realmente serias son aquellas que pueden ser formuladas hasta por un niño” Milán Kundera.

“La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la usa.” Antonio Skármeta.

Todos tenían algo en común: el mundo que estaban viendo por primera vez era nuevo para ellos, pero había estado siempre ahí, escondido ante sus ojos, pero presente entre las cosas que existen.

“La infancia es un cuchillo clavado en la garganta.” Wadji Mouawad.

“La vida te ofrece un bello paisaje de fondo, pero sobre él se desarrollan miles de hechos tristes o inmundos.” Juan José Arreola.

“Cuidar el arte es el antídoto contra la barbarie innata de la especia humana.” Paul Auster.

“Ayer apreté el interruptor de encender la luz y encendí el sol.” Silvio Rodríguez.

“La frase todo tiempo pasado fue mejor no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que felizmente la gente las ha echado en el olvido.” Ernesto Sábato.

“Sólo los tontos creen que el silencio es vacío.” Eduardo Galeano.

“Al llegar a cada nueva ciudad, el viajero encuentra un pasado suyo que ya no sabía que tenía.” Italo Calvino.

“Ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que no sabe.” José Saramago

“Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.” Albert Einstein.

“Las cosas que  te metes en la cabeza están ahí para siempre.” Cormac McCarthy.

“Hay algo que falta en la vida de la persona que lee, y esto es lo que busca en el libro.” Jean Paul Sartre.

“Todo consistía más en cómo lucían las cosas que en cómo eran.” Janne Teller.

“Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.” Luis Cernuda.

Un cerebro que había estado lleno ¿de pronto se vaciaba y ya? ¿La información se evaporaba y eso era todo? Una frase de i libreta decía: “el cuento de hadas más encantador de la infancia es el de que todo sucede en orden (Phillip Roth)”.

“El silencio es una forma de despedirse.” Roland Barthres.

“A veces, la reacción más lógica ante la realidad es volverse loco.” Phillip K. Dick

“¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción: que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.” Pedro Calderón de la Barca.

“Una civilización que niega la muerte, acaba por negar a la vida.” Octavio Paz

2 comentarios

  1. No conocía este libro. No pinta nada mal, pero esta vez no me lo llevo, que tengo demasiado pendiente y no me da la vida para más.
    Besotes!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s