LIBRO: Nos Prometieron la Gloria

NOS PROMETIERON LA GLORIA

Mario Escobar

“Nos prometieron la gloria, pero años después todos añorábamos la honradez, la decencia y la civilización, que son los verdaderos valores que nos convierten en seres humanos y que pueden llevarnos hasta el mismo umbral de la eternidad.”

En 1932, dos chicos de una familia importante de Jalisco, descendientes de alemanes, viajaron a Alemania para estudiar allá su bachillerato y carrera. Era una tradición en la familia, completar sus estudios en ese país para no olvidar sus orígenes. Y les toca presenciar de primera mano el ascenso de Hitler al poder.

La novela está narrada por cinco personajes, cada uno toma una franja de tiempo y nos describe distintos hechos (16 años transcurren en la trama). Los dos primeros narradores son estos jóvenes mexicanos (Mario y Eduardo Collignon). A través de ellos vemos como va gestándose el mal: con una sociedad hastiada, harta de la inflación, donde comienzan a perseguirse las ideas y buscarse culpables de esa situación: comunistas, judíos y como con el silencio cómplice de la mayoría, van cometiéndose actos más y más salvajes. Empiezan a escuchar que los alemanes son una raza especial, una élite que no merece lo que sucede en la economía.

El Ministerio de Propaganda controla los medios de comunicación: se suprimen las críticas, se publican noticias que nada tienen de objetivas, se silencia la oposición. Comienzan a acosar judíos, se amenaza a los que son clientes de establecimientos judíos. La Gestapo ya estaba interrogando y encarcelando gente. Sucede la noche de los cristales rotos, comienzan a quemarse libros en la universidad, muchachos que ya eran algo violentos comienzan a amenazar y golpear maestros, la juventud es llevada a campamentos de verano donde les lavan el cerebro, los ponen en contra de los padres (nada difícil ponerse del lado de un adolescente rebelde a decirle que sus padres no quieren que alcancen toda su grandeza, o que no ven su potencial) con lo que, en el último día de los campamentos, les piden que denuncien a personas que no están de acuerdo con el régimen y muchos chicos acaban denunciando a sus padres, vecinos, amigos.

Les toca presenciar las olimpiadas en 1936, y el gran despliegue mediático del régimen, y los berrinches de Hitler cuando su teoría de la fuerza aria que debía imponerse en los deportes, no se dio. Los hermanos terminarían saliendo de Alemania antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Jesse Owens, ganador de medalla de oro.

Así que los demás capítulos serán contados por tres alemanes que vivieron de diferente manera la guerra. Un matrimonio que terminaría preso en los campos de concentración, y su amigo (de antes de la guerra) que terminó siendo su carcelero. Estos tres alemanes y los mexicanos fueron amigos, y después de la guerra, a 10 años de haber regresado a México, habían quedado de reunirse para recordar viejos tiempos. Algo que este libro trata, y que no me había tocado leer con tanto detalle, es la persecución que se hizo a los testigos de Jehová, y otros grupos por razones religiosas.

Por supuesto, a la reunión después de la guerra unos llegan y otros no.

Me pareció un libro bueno, sobre todo en la primera parte donde somos testigos de como se acepta lo que no debería permitirse jamás. Pero a ratos me parecía moralizante, y eso le resta puntos para mí. Acá otro libro del autor.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s