LIBRO: Hamnet

HAMNET

MAGGIE 0’FARRELL

Anne (o Agnes) es una mujer que ha perdido a su madre en la infancia. Ella era la mayor, y había un hermano menor.  El padre vuelve a casarse y tiene más hijos con la nueva mujer, que es mala como la madrastra de los antiguos cuentos. Y como en ellos, el padre fallece dejándolos un tanto desamparados.

Agnes había aprendido de su madre el amor a la naturaleza, y había aprendido que en ella hay remedios para muchos males. Tenía un don para la  sanación. Quizás la capacidad de observar la naturaleza, y a las personas, nos hace tener lo que otros creen que son premoniciones, pero tan solo es conocerla a partir de su conducta, de su lenguaje corporal e intuir como podrían actuar. Por estas dos cosas: la sanación y lo que creían que eran dotes de adivina, Agnes era temida y cuando no, tachada de loca. Aún así cuando necesitaban, los del pueblo de Strattford, Inglaterra.

Agnes acaba enamorándose del preceptor de latín de sus hermanos pequeños. Un hombre que es hijo de un guantero, temible por violento, deshonesto y que se siente en control de la vida de sus hijos. Y se casarán. Y al parecer, lo hacen enamorados.

Y tendrán tres hijos. Y a Agnes le tocará vivir lo que era común en el siglo XVI: la muerte de un hijo. Y en la descripción del dolor de esta madre está lo más valioso del libro (para mi). Explora el dolor como un cirujano haciendo una disección. Explora  el dolor de perder un hijo, del dolor que hermana a mujeres que han sufrido la misma pérdida, aunque antes no se hubieran entendido; muestra la soledad en un matrimonio porque la madre no entiende que el padre que no sufra de la misma manera (lo que no quiere decir que no sufra); el dolor de los hermanos que sobreviven.

Lo de menos en el libro es que Agnes sea la esposa de William Shakespeare. Es tan inasible el personaje de él, que bien podría ni siquiera haber sido esa gloria de las letras inglesas, y el libro Hamnet seguir siendo la novela interesante, dolorosa, que mueve sentimientos y que no pude soltar una vez que lo comencé.

Pueden leer las primeras páginas aquí.

Les dejo algunas citas:

Contempla la cara de su hijo, o del que era su hijo, la vasija que contenía su mente, que producía el habla, que albergaba cuanto veían sus ojos. Los labios están secos, sellados. Le gustaría humedecérselos, concederles un poco de agua. Las mejillas tensas: se las ha vaciado la fiebre. Los párpados se han teñido de un delicado gris violáceo, como los pétalos de las primeras flores de primavera. Se los cerró ella. Con sus propias manos, con sus propios dedos, que tan ardientes y resbaladizos estaban; que tarea tan imposible, qué difícil se le hizo tocar con los dedos temblorosos y húmedos estos párpados tan queridos, tan conocidos que podría dibujarlos de memoria si le pusieran un carboncillo en la mano. ¿Cómo es posible tener que cerrar los ojos a un hijo muerto? ¿Cómo es posible tener que buscar dos peniques y ponérselos uno en cada ojo para sujetar los párpados? ¿Cómo es posible hacer semejante cosa?. No está bien. No puede ser.

Agnes descubre que es más difícil salir del cementerio que entrar. Hay que dejar atrás muchas tumbas, muchos espíritus enfadados que le tiran de las faldas, que la tocan con dedos fríos, que la sujetan con insistencia, penosamente, diciendo, no te vayas, espéranos, no nos dejes aquí. Tiene que cogerse el orillo de las faldas, esconder las manos. También es extraño y difícil pensar que entró en este sitio con tres hijos y sale con dos. Se dice que tiene que dejar uno atrás, pero ¿cómo va a dejarlo en este lugar de espíritus quejumbrosos, de tejos tristes, de manos frías que toquetean?

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s