LIBRO: La Dalia Negra

LA  DALIA  NEGRA

James Ellroy

Leí este libro porque iba a leer sobre crímenes y al principio me costó meterme en él porque no es un libro de ficción criminal. Quizás el crimen es el pretexto para mostrar otra cosa: la gran corrupción en el cuerpo policíaco de la ciudad de Los Ángeles, el sadismo de algunos policías, la intolerancia a grupos distintos a los blancos, tráfico de influencias dentro del departamento de policía, intereses políticos de la fiscalía para investigar ciertos crímenes (o no).

El autor nació en 1948, en plena postguerra. Su madre era enfermera, dada a la bebida, y el padre contador. Se divorciaron cuando él tenía 6 años, y él se quedó con su mamá. 4 años después, ella fue asesinada y nunca capturaron al asesino. Su papá le regaló un libro sobre la historia de la policía de los Ángeles y creo que este libro que escribió más bien es un ajuste de cuentas con esos que jamás hicieron nada por esclarecer el asesinato de su madre.

Su papá, quizás para distraerlo o que pensara en otras cosas que no fuera la muerte de su mamá, le regaló un libro de Jack Webb donde menciona el asesinato de la Dalia Negra.

Años después, cuando se rehabilitó de ser alcohólico, vagabundo, drogadicto, delincuente, voyeurista (por lo que incluso estuvo en la cárcel), trabajaba como Caddy en un campo de golf y ahí se le ocurrió como contar esta historia.

Libro que le regaló su papá y que ahora reeditan con un prólogo del James Ellroy.

La historia nos la cuenta Bucky Bleichert, un policía a quien van a emparejar con otro policía que se considera muy efectivo como tal. Ha hecho buenos arrestos y bajo su ala investigarán un crimen. Sucede el asesinato de la Dalia Negra y serán asignados a su cargo. Creo que dos terceras partes del libro son situaciones que van alrededor de ese crimen y nos muestran lo más negro del cuerpo policial, y en la última parte el escritor resuelve el crimen (que en la vida real, no fue resuelto).

Vemos mujeres vapuleadas, sexualizadas, explotadas, asesinadas y exhibidas. Personas locas que quieren la autoría del crimen. El  poder de la policía para decidir  como se hable del crimen en los medios. Una ciudad que comienza a crecer a merced de los fraudes inmobilarios, una industria del cine que también está haciendo películas pornográficas en los mismos sets; la corrupción entre la industria, la policía, la mafia.

La dalia negra.

Creo que de sus personajes solo uno se salva, ya no está dispuesta a dejar que su pasado la condene a estar con alguien que no la trate bien, que no le de lo que merece, que crece y trata de mejorar. Que se dedica a estudiar para salir de la espiral de la violencia. Es una mujer, Kay.

Los demás personajes están muy dañados. ¿Será consecuencia de la Segunda Guerra Mundial y lo que han vivido ahí? ¿Será que la policía no era investigada por sus desmanes? ¿Qué nadie pagaba por abusar de sospechosos, golpearlos, desaparecerlos; sacarlos de la cárcel para ser torturados? La impunidad sin duda propicia eso.

El elenco de la película.

La película que hicieron sobre el libro es mala, mala, malísima.

2 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s