LIBRO: Siempre Hemos Vivido en el Castillo

SIEMPRE  HEMOS  VIVIDO  EN  EL  CASTILLO

Shirley Jackson

Reto Tsundoku

 

Esta es la portada de la edición Pinguin.

Ahí tenemos al frente a Merricat (Mary Kathleen), de 18 años, que es la narradora de la historia. Tiene a su gato con ella, y detrás de ella está su hermana Constance. Y detrás de ellas, al pueblo. Desde la portada -muy bien lograda- se nota que están ellas dos solas contra una sociedad que lo único que hace es enjuiciarlas.

En el primer capítulo nos enteramos que vive en una casa opulenta, con su tío Julián y su hermana Constance. Nadie sale de la propiedad, salvo ella, que va al pueblo dos veces por semana. Ahí, unos la evitan y otros la molestan. Al parecer, son una de las familias más ricas y han vivido aislados desde siempre, su padre puso una reja alrededor de la propiedad para que los pueblerinos no caminaran cerca de su casa, obligandolos  a caminar mucho más para llegar a la carretera. No se sabe si se sentían superiores, si creían que serían robados, si no les gustaba tener amistades con ellos, o simplemente eran antisociales. El padre se casó con una mujer con dinero, pero no producían nada. Las hijas crecieron aisladas, y un tiempo vivió con ellos un hermano del padre y su esposa. En total ahí vivían el Sr. Blackwood y su esposa, las dos hijas y un hijo; el tío Julián y su esposa.

En el capítulo dos nos enteramos que un día, durante la cena, la familia fue envenenada y murieron el Sr. Blackwood, su esposa, su hijo, la esposa de Julián y el tío Julián sobrevivió pero quedó con secuelas que lo tienen confinado a una silla de ruedas y con mucha debilidad. Ni Merricat (que no cenó), ni Constance (que preparó la cena) se envenenaron. Constance fue arrestada pues se creía que ella había envenenado a la familia, para ser puesta en libertad al no encontrar pruebas contra ella.

Pero si bien el sistema legal la dejó en libertad, no sucedió lo mismo con su fama pública. El pueblo creía que había cometido un asesinato, y se lo hacían saber a Merricat cuando iba por provisiones, los niños la seguían cantando canciones para molestarla, le hacían comentarios agresivos.

La familia fue envenenada con arsénico que pusieron en una azucarera.

En el libro sentí una opresión todo el rato que estuve leyendo. El juicio de los vecinos, el de dos vecinas que se supone que son amigas de Constance, la aparición de un primo que me hacía temer lo peor, me imaginaba que algo siniestro iba a suceder. ¿Era Merricat un fantasma? Ta ta chán…yo pensando eso y buscando siempre que hubiera alguien conmigo mientras lo leía, porque si, soy muy gallina.

cuando-apagas-la-luz-de-la-sala-y-tienes-que-3842878
esa soy yo, sip.

Pero ¿qué es más siniestro que el corazón lleno de prejuicios? No solo el del pueblo hacia la familia Blackwood, las supuestas “amigas” de Constance que no parecen ir sino por chismes, y  también el de Merricat hacia los demás. Solo parece tener consideración (y no mucha) por la hermana, y el tío. Con el gato se entiende, pero por supuesto, porque es un gato y se escapa cuando ya no la aguanta (el otro par está condenado a vivir con ella). Durante buena parte de la novela se me olvidó que tenía 18 años porque actúa como una niña berrinchuda.

Me gustó mucho leerlo, me gustó sentir ese miedo, angustia, inquietud durante toda la novela y al primo Charles quería correrlo de una patada de la casa. El final es terrible. Vemos una catarsis del pueblo, lo que sucede cuando se teme lo diferente, cuando se dejan crecer las distancias entre las personas, cuando la intolerancia campea a sus anchas.

La versión más moderna de este libro es una película estrenada en 2018, producida por Michael Douglas. Aquí pueden ver el trailer. Y recién sacaron también una película sobre la autora, que dicen que era una mezcla de las dos hermanas, ese lo ven acá.

 

3 comentarios

  1. Es uno de mis eternos pendientes. Además, un editor que admiro mucho siempre ha elogiado a la autora, y me apetece mucho leerla por ese motivo también 🙂
    No sabía que había película, así que ya tengo un tercer motivo jajaja.
    Besos, Ale!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s