LIBRO: La Chica

LA CHICA

Edna O’Brien

 

Moriré sin haber terminado de gritar

 

 

La chica es Maryam, que vive en Nigeria, y que está durmiendo en la escuela secundaria cuando de repente, entran a la escuela soldados que dicen que las van a proteger de los rebeldes. Entran y toman a las niñas en pijama y las suben a unos camiones de carga, y salen hacia la selva. Otra niña  está tan aterrorizada que se avienta del camión y no se detiene ni en el que iba, ni el que va atrás cuidando la retaguardia. Suponen que se ha matado.

Members of the Bring Back Our Girls campaign group sit behind tags with names of some of the remaining kidnapped Chibok school girls during the 5th year anniversary of their abduction, in Abuja, Nigeria April 14, 2019. REUTERS/Afolabi Sotunde – RC12E9A23160

Las llevan a un campamento, donde se dan cuenta de que quien las ha secuestrado son los rebeldes, en el libro llamados yihadistas (no los nombran como Boko Haram, que es el grupo que se adjudicó los secuestros). Ahí sufren lo indecible: expuestas a propaganda donde quieren que abjuren de su fe y se vuelan musulmanas, ven como asesinan o mutilan a otras mujeres por oponerse o negarse a alguna orden, son violadas (siempre me ha llamado la atención estos grupos fanáticos religosos ¿qué no toda religión  prohíbe abusar del débil???), trabajan como esclavas -de los secuestradores, y de sus esposas -que a veces viven en el campamento-. Maryam es casada con un soldado, que no es tan bruto como los demás. Y tiene un hijo de él. Cuando el gobierno ataca un día el campamento, ella puede huir, con su hija.

El horror no termina ahí. Tendrá que sobrevivir a la selva, sus animales, el hambre, sed.  Quedará marcada por la experiencia. ¿Qué sucede con las que logran sobrevivir? Algunas veces sus aldeas las rechazan, temen que los rebeldes se enteren de que una exsecuestrada está ahí y que lleguen y tomen represalias contra toda la aldea, las tienen aisladas, les temen. Quienes alguna vez las quisieron y protegieron, ahora las agreden, las ignoran, las aíslan…pagan por una culpa que no es suya.

No todo es felicidad cuando son liberadas.

El gobierno no puede contra los rebeldes, avanzan un poco en combatirlos y luego pareciera que ellos ganan terreno.

Un libro que no se centra en los detalles escabrosos, pero aun así transmite la angustia, la lejanía con la que la persona aprende a ver lo que le está sucediendo (de alguna manera, es como si se desdoblara para poder sobrevivir). La autora entrevistó a varias de las sobrevivientes y quiso darles voz, hacer que escuchemos ese grito desgarrador y como sociedad, hagamos algo. Cuando menos sentir culpa y vergüenza de que permitamos que esto suceda, sin ayudar más.

La autora.

Desgarrador. Simplemente, desgarrador. Pueden leer las primeras páginas aquí. 

 

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s