LIBRO: El Colgajo

EL  COGAJO

Philippe Lancon

“El atentado se infiltra en los corazones que ha mordido, pero no los amansa. Irradia alrededor de las víctimas una serie de círculos concentricos y los va multiplicando en atmósferas muchas veces patéticas. Contamina lo que no ha destruido a fuerza de subrayar con un bolígrafo de trazo nítido y sangriento las flaquezas secretas que nos unen y que no veíamos”

El 7 de Enero de 2015, el autor estaba en una junta que ya terminaba en las instalaciones del semanario satírico Charlie Hebdo cuando entraron dos hombres enmascarados y armados.

Dispararon, matando a 12 personas y dejando heridos a 11.

Mientras el autor se recuperaba de sus heridas, lee y reflexiona mucho. Una de las balas le ha destrozado parte de la quijada así que no podía  hablar, se comunicaba  a través de una pizarra…esta condición lo lleva a hacer una profunda introspección.

Los que murieron en el atentado.

La historia que nos cuenta no es la del atentado, ni las razones por las que ocurrió, ni lo que opina el personalmente de ese hecho. Nos cuenta la historia de un sobreviviente (pero no del tipo de las películas hollywoodenses), sino la de un hombre que trata de reconstruirse sin que el odio, o la culpa entorpezcan ese proceso. Se concentra en la reconstrucción de si mismo. Nos cuenta quien era él, de dónde venía, por qué cree que era así (que si mi abuela, que si mi infancia).

The Eiffel Tower and vintage buildings in Paris, France.

Vivía, como muchos niños de la clase media blanca, en un mundo en el que no había árabes ni negros, salvo a lo lejos, y creo que en todos aquellos años no oí pronunciar una sola vez la palabra “musulmán”.

 

No puede dejar de lado al gran lector que es: constantemente se apoya en la lectura, en los libros que para él fueron importantes, se lleva libros al quirófano para leer en lo que lo pasan a la sala de cirugía, recomienda lecturas, apunta frases que le parecen pueden comunicar una idea en su pizarra; por supuesto, también el escritor que es le acompaña: es un gran observador de los gestos, las personas, lo que dicen y lo que callan.

El autor.

 

“Yo no tenía nada que perdonar a unos hombres que estaban muertos y que además no habían perdido perdón a nadie, pero tampoco los acusaba de nada. A decir verdad, los hermanos K me traían sin cuidado, igual que me traían sin cuidado los discursos que los condenaban o que, disfrazados de sociología o de pensamiento, trataban ya entonces de comprenderlos. Empezaba a leer un poco los periódicos en internet, y estaba asombrado -yo, el periodista al que nada tendría que haber asombrado- por esa capacidad prodigiosa del mundo contemporáneo de hablar de lo que sea y de tener explicaciones y comentarios sobre todo.”

Para reconstruir su rostro, tendrán que usar un hueso de su pierna. El injerto es muy doloroso, su aceptación en otra zona complicada (puede necrosarse, hay que estar muy atentos a su evolución, y necesita instrumentos que le ayuden a ir quitando el líquido que rezuma). Y a mi me pareció una metáfora de lo que está ocurriendo en Francia. Su rostro cambia, toda la migración que ha habido ha sido como un injerto, uno que quizás no se ha cuidado como debiera. Necesita tiempo para que se integren las nuevas piezas (habitantes, religiones, culturas). El rostro no será ya el mismo, no sabemos si será funcional. Pero si merece que se luche para que la persona, el país, sobreviva.

Narra a todos los que lo acompañaron en el viaje: su familia, amigos, exmujeres, enfermeros, doctores, los guardias que estaban custodiando su cuarto.

Si escribir consiste en imaginar todo lo que falta, en reemplazar el hueco con cierto orden, lo que yo hago no es escribir: ¿cómo iba  a poder crear la menor ficción cuando a mí se me ha tragado una ficción? ¿Cómo erigir un orden cualquiera sobre semejantes ruinas?”

3 comentarios

  1. El día del atentado mi hijo mayor cumplía un año y me impactó muchísimo, pensé, a qué clase de mundo le hemos traído… Qué libro tan interesante, no lo conocía, muchas gracias por el descubrimiento. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s