LIBRO: El Rey Debe Morir

EL   REY   DEBE   MORIR

Mary Renault

 

La autora inglesa llevaba el nombre de Eileen Mary Challans, y escribió novelas ambientadas en Grecia antigua y los más conocidos son los que cuentan las historias de Sócrates, Platón, Alejandro el Grande y este, sobre Teseo.

Mary nació en 1905, y estudió enfermería. En 1948 ganó un premio por la novela “Return to Night” y con ese dinero se mudó a Sudáfrica donde viviría por el resto de su vida, con su pareja, la también enfermera Julie Mullard.

La autora.

Para esta novela, Mary se basó en la tesis de Robert Grave: los mitos estaban basados en situaciones sociopolíticas que ocurrieron en las antiguas civilizaciones. Sir Arthur Evans fue quien descubrió el palacio de Cnosos, y tenía una compleja arquitectura, que asemejaba a un laberinto, y muchas representaciones de jóvenes “danzando” con toros (un antecedente quizás del coliseo romano y la lucha a la que sometían a esclavos con animales). Entre lo que se encontraron ahí, también estaba el grabado del minotauro.

Palacio de Cnosos

Los arqueólogos dicen que el palacio fue incendiado, saqueado y reducido a ruinas por un terremoto. En el mito, se atribuye su destrucción a Poseidón, que estaba enojado por las ofensas cometidas a él por esa civilización.

“Danza” con el toro.

Volvamos al libro: Teseo nace en Trecén, hijo de la hija del rey Piceo, y el rey Egeo, -de Atenas- que pasaba por ahí. Dejó encargado que si nacía un hijo, lo enviaran a Atenas cuando pudiera levantar una piedra debajo de la cual dejaba unas sandalias y una espada. Cuando tiene 16 años, emprende el camino a Atenas y en el camino tiene que sobrevivir a varios peligros (en Eleusis se detiene algo de tiempo pues vence al rey Cerción y queda como rey un tiempo). Al llegar a Atenas, Medea, ya casada con Egeo lo ve como un peligro para sus propios hijos e intenta matarlo. Pero termina teniendo que huir ella. Ya reconocido como por su padre, se ofrece como parte del tributo que cada año tienen que pagar al rey Minos. Así llega a Cnosos, y se entrena como danzante de toros, haciendo equipo con los demás jóvenes que llegaron con él de Atenas y se muestra como un líder inspirador, que los conlleva a cuidarse unos a otros en el ruedo, razón por la que sobreviven más tiempo del que era usual en esa actividad. El príncipe Asterión era un hombre cruel al que su pueblo no amaba, y al final, termina asesinado por Teseo. El regresa a Atenas, llevando a Ariadna con él, pero en el camino la abandona en la isla de Naxos.

Lo interesante del libro es que nos mete en la manera de pensar de los antiguos griegos: vemos la devoción a los dioses, algunas de sus fiestas, lo que valoraban y lo que despreciaban. Muestra también como en los pueblos considerados “bárbaros” quien reinaba era la mujer, el rey era un hombre que podía ser muerto en rituales y ella tomaba nuevo marido. La línea importante era la matriarcal, más que la del hombre. Y como poco a poco eso estaba perdiendose. Es un recuento del mito, usando los hechos históricos que pudieron haberlo creado, y me gustó mucho leerlo.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s