LIBRO: A donde tú vayas, iré

A  DONDE  TÚ VAYAS,  IRÉ

Victoria Danna

Reto Tsundoku

El libro comienza en 1912, en la ciudad de Damasco, que era  parte del Imperio Otomano. Latife, la protagonista, es una niña judía de 8 años,  vive con sus padres. Musa, su padre, ha sido rechazado por su  familia cuando, después de muchos años de infertilidad,  tuvo una niña. Su familia es rica, y sin embargo, lo han condenado a vivir en la pobreza.  El hace lo que puede para sostener a su mujer, de quien está muy enamorado, y a su hija. La madre trata a Latife como una sirvienta y es todo menos cariñosa con ella. Con sus 8 años de edad, Latife es la encargada de preparar el café en la mañana para su padre, servirlo, ayudarle a la madre a hacer el aseo de su casa y hacer mandados. La madre vuelve a embarazarse y esto hará la vida de Latife aún más pesada.

Damasco

Poco a poco nos va mostrando viñetas de la ciudad, y la situación de las mujeres. Ellas casi no salían a las calles, cualquier cosa que necesitaban se las llevaban a casa sus hombres. Había relaciones llenas de amor (como la de los padres de Latife) y otras muy violentas (como las de sus vecinos, donde el marido golpeaba a la esposa). Estaba aquel que era muy próspero y ayudaba a los demás, y los que solo vivían para el chisme y la maledicencia. El imperio otomano está desmoronándose y eso perjudicará a la ciudad y la forma de vida de los habitantes. Llegan los soldados del imperio para llevarse a los hombres jóvenes no casados a la guerra, y esto provoca que una vez que se vayan, casen pronto a los que quedan para que la siguiente vez que vengan, no se los lleven.

Mercado de Damasco

Pero una vez que regresan (van perdiendo la guerra) no les importa esto y se llevan aún a los recién casados. Y las mujeres tratan de salvarlos. Una vez que no hay hombres en la ciudad (o que quedan pocos) y que la comida escasea, nuevamente son las mujeres las que buscarán que sus familias no se mueran de hambre. Y después serán despreciadas y nadie reconocerá su sacrificio (no les cuento todo, que conste, para que lo lean). En 1925 hay un bombardeo en Damasco, que será la última gota para que la familia de Latife se decida a emigrar. Y el país al que finalmente llegan, será México.

Sinagoga en Damasco

El libro comienza cada capítulo, con una frase tomada de la Biblia; frase que dice mucho sobre lo que tratará el capítulo. Se lee bastante bien, es fluido, aunque me faltó la verdad saber más sobre lo que sucede cuando esos judíos del Sham llegan a México, país que los recibió y donde pudieron prosperar sin temor a ser atacados nuevamente por un gobierno que no los aceptara como suyos. Me impresiona la solidaridad de sus miembros, que se pasaban un billete para demostrar solvencia económica al llegar a México, como se ayudan a buscarles trabajo, conseguirles casa, recibir a los recién llegados. Claro, había quien abusaba. Pero había otros que hacían heroicos esfuerzos para ayudar, sin segundas intenciones. Creo que uno de los puntos más positivos del libro es ese: mostrarnos de dónde vienen estas personas: cuales son sus tradiciones, sus comidas, sus costumbres, su forma de hablar. Conocer al otro me permite entenderlo, quererlo, apreciarlo; darme cuenta de que sin importar lo diferentes que sean nuestras costumbres, en el fondo, anhelamos lo mismo, estamos hechos de la misma madera.

Escudo Nacional Mexicano

Por supuesto, vemos también la terrible situación de la mujer, en desventaja porque no se le educa, porque se le tiene destinada a un lugar, comportamiento, destino del que no puede salir; porque en las guerras son el botín de los que llegan, porque huyen en desventaja (Latife, por ejemplo, lleva niños pequeños y está embarazada), porque sin ser el sexo débil (son las más valientes cuando es necesario) su destino está en gran medida dictado por otros.

Victoria Dana es hija de inmigrantes sirios, nacida en la Ciudad de México. Es licenciada en ciencias de la comunicación social por la Universidad Anáhuac. Forma parte del taller literario del doctor Miguel Cossío Woodward. Esta es su segunda novela. La primera se publicó en  2012  Las palabras perdidas (novela sobre el olvido, la pérdida de la identidad inspirada en su suegra, que padeció Alzheimer). Pueden leer las primeras páginas de este libro, aquí.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s