LIBRO: La Cocinera Irlandesa

LA  COCINERA  IRLANDESA

Mary Beth Keane

 

Mary Mallon, irlandesa, es enviada por su familia a América para ver si allá tiene más suerte. La envían a los 15 años, y llega a América en 1896. Se hospeda con una tía, y esta la entrena para trabajar como lavandera, pero a Mary eso no le gusta. Ella quisiera trabajar cocinando, que era lo que disfrutaba hacer en irlanda, junto a su abuela, que le había pasado sus secretos.

Mary Mallon

Voluntariosa, ambiciosa, inteligente y  emprendedora, no ceja hasta lograr una posición de cocinera. Y ahí encuentra su vocación. Donde los demás hacen platillos insulsos con lo  que hay en la despensa, Mary puede hacer delicias. Sus empleadores degustan la comida y están satisfechos, pronto la sociedad neoyorkina se pelea por contratarla.

En una sociedad donde la higiene no era buena, comienza a haber brotes de tifoidea. El doctor George Soper, que comienza a investigar los casos y se da cuenta de que ha habido brotes en los que había algo en común: Mary Mallon trabajaba para ellos antes de la aparición de la enfermedad. Las autoridades sanitarias le piden una muestra de heces a Mary y ella se niega. Es necesaria una orden judicial para que la de y el resultado es claro: tiene la bacteria, es transmisora asintomática.

La autora.

Y ahí comenzará el calvario de Mary. Las autoridades sanitarias primero le dicen que no puede trabajar como cocinera, pues está contaminando la comida y enfermando a las personas (ya ha habido muertos). Terca como es, y consciente de que eso es su talento, desoye la recomendación, reincide en cocinar y terminan recluyéndola  en una isla llamada North Broder. Mary jamás presentó la enfermedad, al contrario, parecía tener salud de acero. Tampoco la presentó el hombre con el que vivía. Le sacaban ocasionalmente muestras y unas veces daban positivo y otras no. Hubo otros que se creía contagiaban la tifoidea como ella sin presentar la enfermedad, pero no estuvieron recluídos como ella. Eran ricos, y no se les molestó. Mary era una mujer que vivía con un hombre sin estar casados (lo que probablemente influyó a tenerle mala voluntad) y la sordidez con que las noticias reportaban todo  le dio el mote con el que se la conocería: Mary Tifoidea.

Luchó mucho por salir de la isla, y tras un juicio lo logró. Pero se le prohibió que cocinara. Regresó a ser lavandera, pero para obtener mejores ingresos comenzó a aceptar pequeños pedidos que podía cocinar en casa. El boca a boca de sus clientes pronto hizo que tuviera más pedidos de los que podía atender en la cocina de su departamento; su horno estaba todo el día prendido y su perdición fue que una clienta, que trabajaba en un hospital, fuera a buscarla para decirle que el cocinero del hospital había dejado el puesto y que ella quería recomendarla para que lo ocupara. Valerosa, o desalmada, toma el puesto. Y cuando hay un brote de tifoidea en el hospital, la encuentran las autoridades sanitarias y ahora si es recluida el resto de su vida en la isla.

 

El bungalow donde la tenían recluída en la isla.

Es un libro que me gustó, pero le pondría algunos “pero”. Me da la impresión de que  la autora no sabía bien de que hilo iba a tirar en su historia. En la primera parte, hace mucho énfasis en cómo era la sociedad americana de ese tiempo, el deseo de notoriedad de las clases acomodadas por impresionar a sus iguales, el desdén con que tratan a la servidumbre, la hipocresía al querer que fueran -la ayuda doméstica- religiosa y fuera a misa, aunque los empleadores fueran injustos, mañosos y buscaran pagarles lo menos posible. Narra como las casas tenían una cocinera y luego a alguien se le ocurre que mejor entre varios van a pagar para que un cocinero, en una cocina rentada y con ayudantes, haga los platillos para varias casas y así ahorrarse el gasto del cocinero y seguir comiendo las viandas acostumbradas. Mary se rebeló ante esto. Era una mujer adelantada a su tiempo. Luego deja eso lucha de las clases de lado, y se enfoca en hechos que sucedieron durante la vida de Mary pero que son inconsecuentes para la historia (narra un incendio, y como antes de que llegaran los bomberos, las personas que estaban en el edificio en su desesperación, se aventaban al vacío. Son unas escenas espeluznantes, a las que dedica tiempo. Me hizo acordarme del 11 de Septiembre). Y luego dedica la tercera parte a narrar la relación entre Mary y Alfred (sumamente disfuncional) y como termina. A pesar de los peros, fue una lectura muy interesante y me gustó conocer al personaje de Mary.

Mary Mallon en la isla

La BBC está preparando una serie sobre este personaje, que interpretará Elizabeth Moss.

 

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s