LIBRO: París era una Fiesta

PARIS ERA UNA FIESTA

Ernest Hemingway

 

“Cuando hay dos personas que se quieren y son felices y alegres, y una de ellas o las dos realizan una obra de auténtica calidad, la gente se siente atraída hacia la pareja de un modo tan fatal como los pájaros migratorios son atraídos de noche hacia un faro poderoso. Si aquellas dos personas estuvieran tan sólidamente construidas como un faro, el fenómeno causaría muy poco daño, excepto a los pájaros. Pero los que atraen a la gente de mundo por su felicidad y por su talento acostumbran a tener poca experiencia. No saben cómo escapar al avasallamiento y huir lejos.”

Ernest Hemingway nació en Estados Unidos a finales del siglo antepasado, en 1899. Cuando estalló la primera guerra mundial, fue voluntario y era conductor de ambulancias, hasta que lo hirieron en Italia y tuvo que convalecer en un hospital donde se enamoró de su enfermera. Se comprometieron, él regresó a Estados Unidos y ella le envió una carta donde rompía el compromiso y le avisaba de su próxima boda con otra persona.

En este otro libro, nos enteramos de como fue que se casó con su primera esposa, Hadley, y vivieron en París, siendo pobres pero muy felices. El dejó de escribir como reportero porque quería escribir relatos y novelas, y no publicaba tanto como deseaba así que siempre estaban apretados de dinero.

“A la persona que trabaja y que encuentra satisfacción en su trabajo, la pobreza no le preocupa. Los que sufren son los otros.”

Para no gastar en leña en el lugar donde vivían para calentar el lugar, él acudía a cafés para escribir, ella practicaba el piano con muchos suéteres encima hasta ir entrando en calor. O salían a pasear. Y beber y comer -siendo un lujo- en lugares baratos; y tratando de multiplicar su dinero apostando en las carreras de caballos.

“Por entonces, ya había descubierto que todo, lo bueno y lo malo, deja un vacío cuando se interrumpe. Pero si se trata de algo malo, el vacío va llenándose por sí solo. Mientras que el vacío de algo bueno sólo puede llenarse descubriendo algo mejor.”

Eran amigos de otros escritores que vivían en París en aquellos años y quienes fueron conocidos con el mote “la generación perdida”. En el  libro que habla de Hadley cuenta que lo que escribía Ernest en aquellos años, usaba de modelos en sus relatos a otras mujeres, jamás a su esposa, pero en este libro reflexiona sobre lo feliz que fue con Hadley. Que aún con poco, y con la tensión de que no sabían de donde llegaría la siguiente remesa de dinero, eran felices. Habla mucho de Scott Fitzgerald (a quien admiraba mucho) y la relación tan destructiva que Scott tenía con Zelda. También aparecen Gertrude Stein, Ezra Pound, y Sylvia Beach. Todos influeyeron en él como escritor y gracias a Sylvia podía leer los libros que no podía comprar. Le sugería lecturas.

Afuera de la librería Shakespeare and Company.

“En aquellos días no había dinero para comprar libros. Yo los tomaba prestados de Shakespeare and Company, que era la biblioteca circulante y librería de Sylvia Beach […] La primera vez que entré en la librería estaba muy intimidado y no llevaba encima bastante dinero para suscribirme a la biblioteca circulante.”

En 1952, Hemingway ganaría el premio Pulitzer por el libro “El viejo y el mar”, y en 1953 recibió el Premio Nobel de Literatura (aquí pueden leer su discurso de aceptación). En 1956, Hemingway estaba comiendo en el hotel Ritz de París cuando un empleado del hotel llamado Charley le dijo que si no recordaba que había guardado una maleta en el sótano del hotel, y se lo subió. Dentro de las maletas había menús, ropa, recibos, artículos de pesca y caza, de esquí, correspondencia y algunos cuadernos. Esos cuadernos contenían notas que llegarían a formar después este libro.

Hemingway había sufrido lo suyo ya en su vida, con este libro rememora momentos donde había sido más feliz, con menos éxito y dinero. Unos  años después, se suicidó con una escopeta (en el ’61). Este libro se publicó en 1964, pues su última esposa -la cuarta- encontraría el borrador entre sus papeles.

¿Y como cuenta el fin de su matrimonio con Hadley?

“Antes de que llegaran los ricos a los que me refiero, ya otros ricos nos habían contaminado, usando la más vieja artimaña que el mundo conoce. Consiste en lograr que una joven soltera se convierta por un tiempo en la mejor amiga de otra joven que está casada, que se ponga a convivir con la esposa y con el marido, y que, inconsciente e inocente e implacablemente, inicie una maniobra para casarse con el marido. Cuando el marido es un escritor ocupado en un trabajo arduo que le lleva mucho tiempo, y durante la mayor parte del día no puede hacer compañía ni dar apoyo a su mujer, el plan parece estar lleno de ventajas, hasta que se descubre cómo funciona el mecanismo. Al terminar su jornada de trabajo, el marido se encuentra a su alrededor con dos muchachas atractivas. Una es nueva y desconocida, y con un poco de mala suerte el marido se encuentra enamorado de ambas a la vez.

 

Entonces, en vez de los dos y su hijo, ahí tenemos a los tres. Al principio es divertido y estimulante, y sigue siéndolo por un largo tiempo. Todas las verdaderas maldades nacen en estado de inocencia. Uno vive al día, y goza de lo que tiene y no se apura. Uno empieza a decir mentiras, y no quisiera decirlas, y empieza el desmoronamiento y cada día crece el peligro, pero uno va viviendo al día, como en la guerra.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Dicen que las simientes de todo lo que haremos están en todos nosotros, pero a mí me parece que en los que bromean con la vida las simientes están cubiertas con mejor tierra y más abono.”

 

 

 

 

 

2 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s