LIBRO: Nadie nos Mira

 

NADIE  NOS  MIRA

José Luís Peixoto

 

De este autor el año pasado me recomendaron varias veces el libro “Cementerio de Pianos”, pero no lo he encontrado en español. Luis Sepúlveda, un autor que recién leí, dijo también de él: “Estamos frente a un escritor maduro. Frente a un estupendo narrador portugués”. Como viene a la FIL (que este año está dedicada a Portugal) y una editorial mexicana, tapatía, (¡gracias editorial Arlequín!) publicó este libro, lo leímos en un círculo de lectura. Por esta  novela, en 2001, obtuvo el premio literario José Saramago.

 

El autor.

Es un libro que hay que leer atentos, porque de párrafo a párrafo cambia el narrador. Todos los hombres tienen nombres bíblicos (Moisés, Elías, José, Gabriel, Judas, Salomón, un gigante, el diablo) y las mujeres se conocen por lo que hacen: la cocinera, la criada, la prostituta. Hay oraciones que se van repitiendo…como esta:

“Pienso: que tal vez haya una luz dentro de los hombres, tal vez una claridad, tal vez los hombres no estén hechos de oscuridad; tal vez las certezas sean una brisa dentro de los hombres y tal vez los hombres sean las certezas que poseen”.

 

Foto tomada de: https://goo.gl/images/8W3ELB

La acción transcurre en un pueblo muy pobre, con personas que trabajan en lo mismo que sus antecesores, donde pareciera que no pasa nada, donde toda acción es cíclica…los ricos del pueblo ya no viven ahí, y sin embargo, son una presencia que sigue moldeando la vida de los que no se han marchado, esos que nadie mira…ni los ricos, ni Dios…los eternos desheredados de la tierra, que no pueden escapar a su destino, que no les queda más que sufrir en este valle de lágrimas. Podría ser en cualquier pueblo de Jalisco…

Somos testigos de la destrucción de una ilusión debido a los chismes de las personas, como las dudas que se siembran van atormentando y amargando el destino de los demás. La vida al final es aquello que vamos rumiando, aquello a lo que nos apegamos y que no abandona mi mente, resonando dentro de mi siempre como un eco.

Y muero despacio. Me desvanezco en cada gesto de este mundo que no me puede ofrecer nada más. Me he convertido es una sombra de una sombra de una sombra de mí. Me he convertido en una sombra de una sombra de una sombra de mí. Me desvanezco en el tiempo y en el silencio. Pienso: el lugar de los hombres es una línea trazada entre la desesperación y el silencio. Muero despacio.”

 

1969: Deja el mundo Leopoldo Méndez, pintor mexicano . https://goo.gl/images/MsbA7z

Aquí pueden ver en qué eventos estará Peixoto en la FIL.

En una entrevista al autor que pueden leer completa aquí, le preguntaron: “¿Cuáles son algunos de los autores portugueses que usted recomendaría que se conocieran en México?

Bien, hay muchos nombres que creo que sería bueno que llegaran. Tengo la esperanza de que con Portugal como invitado de honor a la FIL del año que viene algunas de esas lecturas puedan llegar y ser más conocidos. Una gran referencia en Portugal, un autor que no es tan sencillo de traducir y quizá por ello no sea tan conocido es Aquilino Ribeiro, o Vergílio Ferreira, Miguel Torga. Me acuerdo también de una gran autora, aún viva, pero ya muy mayor, Agustina Bessa-Luís. Y claro, generaciones más jóvenes, gente de mi edad como Afonso Cruz, Valter Hugo Mãe, Dulce Maria Cardoso. Los poetas, entre ellos hay nombres muy importantes. Los que ya nombré, Helder, Ruy Belo”.

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s