LIBRO: Nada se Opone a la Noche

NADA  SE  OPONE  A  LA  NOCHE

Delphine Vigan

 

Ya había leído un libro de la autora, para un club de lectura. A esta lectura me aventuré porque sabía que era autobiográfica. La madre de la autora se suicidó cuando tenía 61  años, y fue Delphine quien encontró el cadáver.Y en el libro que leí, recibe amenazas de alguien de su familia por exponer los secretos familiares al público y ganar dinero con ello. ¿Es verdad que es amenzada? ¿Qué alguien hubiera preferido que no escribiera este libro? A saber…

En este libro, la autora trata de entender quien era su madre, que la llevó a tomar esa decisión, y no solo recordar aquellos momentos tan difíciles que vivió a su lado (la autora tuvo anorexia en su juventud, enfermedad que la tuvo al borde de la muerte), sino también los momentos luminosos.

Lucile, madre de la autora.

Ya no recuerdo cuándo surgió la idea de escribir sobre mi madre, en torno a ella o a partir de ella, sé cuánto rechacé esa idea, la mantuve a distancia, el mayor tiempo posible, esgrimiendo la lista de los innombrables autores que habían escrito sobre la suya, desde los más antiguos hasta los más recientes, para demostrarme de qué manera ese terreno ya había sido pisoteado y el tema degradado”

 

“Y no se en qué momento capitulé, quizá el día que comprendí cómo la escritura, mi escritura, estaba ligada a ella, a sus ficciones, a esos momentos de delirio en los que la vida se había vuelto tan pesada para ella que había necesitado escapar, en los que su dolor sólo se había podido expresar mediante la fábula.”

Para hacer un retrato lo más fiel posible, les pide a sus familiares (hermanos de su madre y la otra hija que tuvo, hermana de la autora) que le transmitan sus recuerdos sobre ella. A los únicos que no entrevista es su padre (exmarido) y novios, porque dice que no le interesa quien era su madre como pareja.

Y al final reconoce que la madre de la que escribirá podrá no ser la real para todos, sino tan solo su propia versión de ella.

 

Abuelos de la autora

El libro tiene 3 partes: en la primera se introduce en la vida de la infancia de su madre, una familia idílica que sin embargo sufre dos tragedias: mueren dos hermanos en la infancia. Uno que cae en un pozo: y otro que es adoptado casi de inmediato, de la edad del fallecido, se encuentra años después en su cama, asfixiado con una bolsa sobre la cabeza. Esa primera muerte, y la adopción subsiguiente le dejaron a la madre la sensación de que “éramos intercambiables”.

La segunda parte, que se centra en la juventud de su madre: su matrimonio, y su posterior confesión:  la madre dice que el padre la ha violado cuando ella tenía 16 años. Hace esta declaración y…no pasa nada. Nadie comenta, toma partido, pregunta, se escandaliza. Es como esos secretos que se entierran y tan solo para que exploten con el tiempo. Aquí vemos como surge su enfermedad, como influye en las vidas de las hijas, como pierde incluso la capacidad para cuidarlas y tiene que ser internada y como tiene que reconstruirse después. En esta parte, tiene que vivir con el suicido de otro hermano, a la edad de 20 años; y de un novio.

Delphine, la autora.

 

En la tercera parte se ve un renacer de la madre, que se niega a ser una carga para nadie. Estudia, obtienen un título, es a menudo felicitada por el trabajo que hace, sabe apoyar a otros, pero le diagnostican cáncer de pulmón, se atiende, pierde su trabajo, la jubilan y recae. Decide que no tomará nada de nadie y se quita la vida.

Mis queridas hijas:

Ha llegado el momento. Estoy en las últimas y condenada, Los escáneres están bien pero también hay que escuchar al cuerpo. Nunca confieso a nadie todos mis males. Digo unos a los unos y los otros a otros diferentes.

Estoy muy cansada. Mi vida es difícil y no puede hacer más que deteriorarse.

Desde que tomé esta decisión me siento serena, a pesar de que tengo miedo del pasaje.

Sois las dos personas que más he amado en este mundo y lo he hecho lo mejor posible, creedme.

Dad un abrazo a vuestros hermosos hijos.

Lucile

Es una novela desgarradora, muy bien escrita, donde es posible asomarse a lo que es vivir con alguien que padece esta enfermedad. Tiene la capacidad de llenarte de ansiedad cuando lees de los episodios psicóticos, de atraparte en la lectura y que no puedas soltarla. Así como el horror cuando te cuenta como descubrió el cuerpo y tardó en darse cuenta de que su madre estaba muerta, a pesar de que había señales que su cerebro no pudo ver (o le impidió darse cuenta hasta que estuvo preparada). Así cierra el libro: en el principio, nos cuenta como encontró a su madre, y cierra revisitando esa escena de nuevo.

Esta novela ganó el premio Ranaudot de los Institutos de Francia, el gran premio de la heroína Madame Figaro y el gran premio de las Lectoras de Elle, permio de novela Fac, premio de novela de las Televisiones Francesas.

 

Anuncios

4 comentarios

  1. De esta autora leí “Días sin hambre” también una historia muy desgarradora, pues es sobre la anorexia que ella misma tuvo. Aparte me impactó especialmente porque he tenido un caso muy cercano.
    Aún así me apetece leer el libro que comentas, porque creo haber leído en algún sitio que se complementa un poco con el otro.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s