LIBRO: Victoria

VICTORIA

Daisy Goodwin

 

La autora nació el 19 de Septiembre de 1961 en Londres. Ha publicado varias novelas y 8 antologías de poesía. Fue a la escuela de Cine en Columbia, y trabajó 10 años en la BBC haciendo documentales sobre arte. En el 2005 comenzó con una productora, que vendió a la Sony en 2012. A partir del 2014 decidió concentrarse en la escritura a tiempo completo y se le contrató para su primer guión: Victoria, una serie de ocho capítulos sobre los primeros años del reinado de la Reina Victoria de Inglaterra. Tuvo tanto éxito que ya hubo una segunda temporada (aún no llega a México). Está casada, tiene dos hijas y tres perros.

En una entrevista la autora dijo  que desde su juventud quedó intrigada con la figura de Victoria, porque leyó sus diarios. Comenzó a escribir esta novela, pero veía tantas posibilidades dramáticas que comenzó a escribir un  guión, y una vez terminado aquel, regresó a terminar su novela. Ahora escribe la tercera temporada.

Pintura de George Hayter. Victoria con su perro Dash, que tiene su aparición en el libro.

Durante su infancia, Alexandrina Victoria (Drina, la llamaba su madre) estuvo recluida en el Palacio de Kensington, donde su la tenía resguardada (la hacía dormir en un catre junto a su cama, no fuera a ser que la quisieran asesinar), y el consejero de su madre, Sir John Conroy, se burlaba de ella por su baja estatura. Drina crecería con un gran resentimiento, sentía que su madre prefería al consejero sobre ella. La única persona que la trataba con cariño era la baronesa Lezhen, su institutriz. Durante su niñez y su adolescencia, Conroy y la madre trataron de evitar que formara lazos con otras personas, para evitar que influyeran en ella. Conroy esperaba que el rey muriera antes de que Victoria cumpliera la mayoría de edad y ya se veía siendo consejero de la madre de Drina, que sería la regente.  Creía que mientras el manejara a la madre, podrían relegar por siempre a Drina. Pero el aislamiento y la soledad a la que la sometieron, la volvieron resentida contra ellos y pedía que el tío no muriera antes de que ella tuviera la mayoría de edad, para no necesitarlos y poder vivir  fuera de su puño.

Palacio de Kensington

Un mes justo después de que Drina cumpliera 18 años, falleció su tío, el Rey Guillermo IV. Y le avisan y ella sabe que puede reinar sin su madre y su odiado consejero. Y su primer acto para romper con lo anterior es subir al trono con el nombre de Victoria. Sería la primera reina en vivir en el Palacio de Buckingham (donde relegó a su madre a un ala lejana a donde ella vivía, y fue muy dura con ella en cuanto al dinero que podía manejar). Encontró un gran apoyo en su primer ministro, Lord Melbourne.

 

Su coronación tuvo lugar en 1838, y se le hizo un trono especial pues por su estatura, los pies le quedaban colgando en el que había. Lo mismo con la corona, hubo que adecuarla para su cabeza pequeña.

Al principio era muy querida, pero trató con mucha dureza a una dama de compañía de su madre, Flora Hastings. Creyó unos rumores que le convenía creer para deshacerse de una vez por todas de el consejero de su madre y empañó la reputación de Hastings. Ella era inocente, y su pueblo le reclamó abucheándola cuando aparecía en público. Después el consejero de su madre estuvo vertiendo chismes de que parecía que había heredado la locura de un pariente, y decía que  sus cambios de humor y los berrinches la volvían incapaz de gobernar (ansiaba que si eran creídos esos rumores, podía volver a aspirar a una regencia). Victoria entendió que tenía que comportarse de manera diferente y el gobierno le aconsejaba que se casara.

Su madre tenía  su candidato  y por lo mismo, Victoria no lo quería. Pero ¡ayyy las vueltas que da la vida! Se casaría con él y serían felices. El libro se acaba justo cuando deciden casarse Alberto y Victoria.

Es un libro que me mantuvo muy entretenida, las intrigas de la corte están muy interesantes y ciertamente, es refrescante ver a una reina Victoria joven, voluntariosa, deseosa del cariño de su madre (que parecía no darse cuenta del daño que su consejero ocasionaba a su hija). Una mujer joven que subió al trono y fue consciente del papel que le tocaba representar, que deseaba bienestar para su pueblo, y se prometió ser la mejor reina que pudiera ser.

Victoria es era la reina que había reinado más años (64 años), pero la actual Isabel II ya lleva 66 años en el trono.

Aquí pueden leer las primeras páginas de la novela.

 

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s