LIBRO: El Murmullo de las Abejas

EL  MURMULLO  DE  LAS  ABEJAS

Sofía Segovia.

Reto: Libros escritos en español

Reto: Tsundoku

 

En una FIL, estuve en la presentación de este libro que ya había comprado por la portada –así es, lo compré porque me gustó la portada-. Y lo que ahí contaron es una historia que podría inspirar a todos esos lectores-escritores que quieren ser publicados.

Sofía contactó con la editora a través de Linkedin. Se presentó, le dijo que tenía una novela, y que le gustaría enviarle unas páginas para que las leyera. La editora le dijo –porque Sofía había sido muy educada en su correo- que las enviara, pensando que luego le diría por qué no podía publicarse. Que le diera un mes para leerla. La editora (que estaba ahí en la presentación) platicó que les llegan infinidad de textos no solicitados, y que es imposible que todos lleguen al escritorio del editor, antes de eso muchos son desechados, algunos sin ser leídos.

Cuando pasó el mes, Sofía volvió a contactarla para preguntarle si había tenido tiempo de leer lo que le había mandado, y la editora entonces reparó en que no había  abierto el correo anterior, donde le mandaba algo, y por no contar eso, buscó el correo y  se puso a leer esas páginas. Y lo que leyó le encantó. Le pidió que le mandara el resto. Y lo devoró. Con entusiasmo, platicó en la editorial de este libro y accedieron a publicarlo, sin ningún bombo y platillo especial. Pero la editora sabía que este libro merecía más. Le pedía a su jefe que lo leyera sin éxito, y en un viaje que el jefe tenía que hacer, le pidió ese texto que tanto le pedía que leyera. Trataría de leerlo en el avión. Y cuando regresó, al entrar a la editorial su entusiasmo era tal que les dijo que no se publicaría en x fecha (que era pronto), sino que lo publicarían en tal otra, en un tiraje mucho más grande, y bueno…el resto es historia. Tuvo mucho éxito, y en el momento en que se presentaba en la FIL el libro ya llevaba vendido más de 400, 000 copias.

 

Casino de Linares

 

SPOILER: Es la historia de la familia Morales Cortés, narrada por un anciano que va a Linares desde Monterrey, al taxista que lo lleva hacia allá (130 kilómetros, según la web). Este anciano es el hijo de Francisco Morales, que nació cuando su madre era mayor (dio en Santa Anazo, dirían en mi casa). Tenía dos   dos hermanas mayores que ya estaban en edad casadera cuando él nació. Ahí en su casa también vivía Simonopio, un niño que había descubierto la nana Reja, abandonado en el campo recién nacido, con una malformación en la cara y cubierto de abejas, que toda la vida lo acompañaron sin atacarlo, como si fueran sus guardianas.

Linares en ese tiempo era una ciudad muy importante, que estaba creciendo debido a la agricultura. En ese momento la revolución mexicana, los salteadores de caminos, los restos de la lucha armada que secuestraban mujeres, harían que Don Francisco Morales enviara a sus hijas a vivir a Monterrey, que comenzaba a despuntar como ciudad industrial. Hubo también una epidemia de influenza española, que se dice mató a más personas que las que habían muerto por  balas durante la Revolución. Después de que los Morales sobrevivieran la epidemia, y las luchas armadas, se enfrentarían al reparto agrario. Francisco Morales, siempre pendiente de proteger lo suyo, para proveer para su familia, tendría que sembrar las tierras para no perderlas y Simonopio salvará la hacienda al convertir los cañaverales en naranjales (o será el encargado de hacer llegar el tip que a él le dieron las abejas). FIN DEL SPOILER.

Palacio Municipal de Linares

Antes del libro, lo único que conocía de  Linares, Nuevo León, era a los cadetes de Linares (jojojo). Ahora se que es un pueblo mágico desde 2015. Y ni idea tenía de esa epidemia que causó tanto daño.

Simonopio me pareció un personaje mágico. Quizás vivir metido en el silencio (hablaba, pero por su defecto no le entendían, o nadie se tomaba el tiempo para poner atención, salvo el hijo de Francisco Morales), era más sensible al medio ambiente. Sabía leer las señales de las abejas, la intención de las personas, a ratos esto le daba la posibilidad de ver el futuro. Me quedo con que el silencio es importante, que la vida a veces hace que olvide que es necesario detenerse a mirar lo que tengo alrededor, de no correr y pasar de largo ante las señales y maravillas de la naturaleza. Me encantó el libro, lo disfruté mucho.

Aquí pueden leer las primeras páginas de la novela.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s