LIBRO: Waslala

WASLALA

Gioconda Belli

 

Ya he leído varios libros de esta autora, pues la disfruto mucho. Gioconda además, nos visita con cada FIL y uno los eventos que más disfruto es la mesa redonda  donde platican “las Juanas”, que son escritoras que han  ganado el premio Sor Juana Inés de la Cruz (un premio que reconoce a las escritoras que escriben en español, y que  premia una novela publicada el año anterior en español. El premio tiene una dotación de 10 mil dólares. Gioconda lo ganó por “El Infinito en la palma de la mano”).

 

Este libro está ubicado en la región ficticia de Faguas, donde vive Melisandra con su abuelo. Su abuela ha muerto hace poco y Melisandra quiere ir a buscar la ciudad utópica de Waslala, lugar del que muchos hablan y de donde otros no han regresado, pero la edad del abuelo la detiene. ¿Y si muriera antes de que ella regrese?

Paisaje de Nicaragua.
Fotografía tomada de esta página: https://osirismelisafotos.blogspot.mx/2011/03/reserva-biosfera-de-bosawas-nicaragua.html?m=0

Pero como todo viaje iniciático, cuando por fin se decide a comenzar su recorrido, encontrará aliados y enemigos, hasta por fin llegar a confrontarse consigo misma y regresar cambiada a donde comenzó su periplo.

 

Como instructora de yoga, muchas veces llegan alumnos que creen que el yoga (u lo que sea que hayan buscado antes, o busquen después) les va a sacar de la depresión, de la angustia, la crisis existencial…y quieren una varita mágica que les “desaparezca” eso que molesta. No existe esa varita mágica. Nada de afuera puede arreglar lo que tiene que arreglarse desde adentro. Hay herramientas que ayudan a que me investigue, me de cuenta de lo que siento/pienso, y entonces decida hacer algo en consecuencia. Pero ningún cambio viene sin dolor o incomodidad, y trabajo personal (y esto si que lo enseña la yoga, a través de las posturas 😀 jajaja).

Otro bellísimo paisaje de Nicaragua.
Tomada de : https://sozadesigns.wordpress.com/2009/06/

No hay lugar en el mundo que vaya a ser paradisíaco si hay humanos en él, porque cada uno llegará con lo que lleva en su corazón; y no va a cambiar por mucha belleza externa que haya. Por eso ya me temía que Waslala no fuera lo que pregonaban.

 

Les dejo una cita que me encantó, porque justo habla de que no por no estar ahora donde quiero estar, debo perder la esperanza. Más bien, no debo perder de vista lo que quiero lograr, y los pasos que debo dar para llegar ahí 😉

 

“Waslala fue  lo más hermoso que me sucedió en la vida. No puedo imaginar que hubiera sido de mí sin esa experiencia. Por Waslala conocí lo inefable que es tener fe, creer en las inmensas posibilidades del ser humano y participar en la realización de sueños impracticables, tiernos y descomunales. Quizás Waslala nunca llegue a ser el ideal que nos propusimos, es lo más probable, pero la vida me ha convencido de que la razón de ser de los ideales es mantener viva la aspiración, darle al ser humano el desafío, la esperanza que sólo puede existir si pensamos que somos capaces de cambiar nuestra realidad alcanzar un mundo bienaventurado en donde ni Morris ni mis muchachos, ni yo ni tantos y tantos, tengan que morir y vivir entre los desechos y los despojos. ¿Por qué no nos vamos a permitir la libertad de soñar esto, Melisandra? Aceptar que lo ideal es alcanzable y no amerita nuestros esfuerzos quizás nos permita la cómoda impotencia de aceptar que no podemos cambiar las tristezas e injusticias de la vida, pero esto nos conducirá también a negar nuestra responsabilidad y a resignarnos a no poseer nunca la euforia de haber creído en nuestras aspiraciones más profundas y haberlas realizado, por muy efímero, limitado y falible que el esfuerzo haya sido. Más que nunca estoy convencida que en la capacidad de imaginar lo imposible estriba la grandeza, la única salvación de nuestra especie. Mi única advertencia es la siguiente: no permitas que la idea, el sueño, se vuelva más importante que el bienestar del más humilde de los seres humanos”.

Otros libros de Gioconda en este blog:

El Infinito en la Palma de la Mano

El Pergamino de la Seducción

Anuncios

2 comentarios

  1. De esta autora he leído muchos de sus poemas, pero con su narrativa aún no me he animado. Y veo que tengo que hacerlo.
    Besotes!!!

    • Margari: ahhhh, sus poemas son maravillosos 😀 yo te recomendaría los otros dos libros que he leído de ella, me han gustado más que este. Waslala no es malo, pero si creo que los otros dos son mucho mejores.
      un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s