LIBRO: Nujeen

NUJEEN

Nujeen Mustafa y Christina Lamb

 

 

En este libro, la periodista Christina Lamb nos muestra todo el antecedente histórico y político que tienen a Siria sumida en la guerra civil desde el 2011, y le ayuda a Nujeen, que nació en ese país,   a contar su historia. Nujeen es una joven de 17 años, la menor de 9 hijos. Tiene parálisis cerebral y usa una silla de ruedas. Cuando creció, ella no pudo ir a la escuela, vivía en un quinto piso desde donde observaba el mundo. Es muy curiosa y cuando el papá puso una tele con cable, a través de lo que veía fue educándose. Fanática de la telenovela “Day of our lives”, aprendió inglés viéndola. Su familia la atiende muy bien, unos hermanos ya habían emigrado a Alemania, son muy unidos a pesar de la distancia.

 

Nujeen proviene de una familia kurda. El pueblo kurdo es una minoría étnica en medio oriente…minoría de 30 millones de personas. Tienen su propia lengua, cocina, cultura, y no poseen una tierra ni estado propios.  Nujeen puede hablar kurmanji con su familia, pero quienes asisten a la  escuela no pueden hablar ese idioma, tienen que hablar árabe (y es el que les enseñan). Dice que los kurdos sueñan con tener un pedazo de tierra propio. Que si el mundo ayudó a que Israel tenga el suyo, ellos merecen lo mismo.

Alepo, antes y ahora.

Va contando como fue deteriorándose su vida, hasta que se vió obligada a huir de Siria cuando las luchas entre el Daesh (se niega a decirles “Isis”) y los rebeldes, y el gobierno, ponían en peligro su vida. Ella es parte del mayor éxodo en la historia reciente. Dice: “2015 fue el año en que me convertí en un dato, en una estadística, en un número y , aunque a mí me gusten mucho los datos, no somos números: somos seres humanos y todos tenemos nuestra historia.” Tuvo que viajar 3,500 millas desde Alepo a Colonia (Alemania), y su hermana Nasrine la encargada de cuidarla durante el viaje, que duró 16 meses.

Ruta migrante que se hacía en el 2015

Lo que está sufriendo el pueblo sirio es terrible, un crimen contra la humanidad. Quienes  se han quedado lo han hecho porque no contaban con los medios para huir. No pueden conseguirlos porque no hay trabajos, no hay manera de obtener víveres porque las tiendas hace mucho que están cerradas. Quienes están ahí, dependen de la ayuda humanitaria de otras naciones para sobrevivir. No quedan hospitales, ni escuelas. Viven en medio de grupos rebeldes y por ello peligran a diario. Los niños menores de 4 años de Siria no conocen otra cosa más que la guerra. Las mujeres jóvenes se arañan la cara, se arreglan para verse feas, pues si se las llevan los rebeldes lo que les espera es terrible.

Nujeen durante su viaje.

Quienes migran, lo hacen porque alguien les puede ayudar a costear la travesía: se necesitan dinero para comprar su lugar con los traficantes de personas, que muchas veces los estafan y los roban; para tener un teléfono inteligente que les permita ir viendo por donde es que los están llevando (para estar un poco más seguros). Con el teléfono van poniéndose en contacto con sus familiares, avisando dónde están, pidiendo consejos a otros que han hecho las travesías en grupos de Facebook, viendo videos en youtube de como manejar una lancha (justo como hace el tío de Nujeen que los cruza por mar un pedazo de la travesía). Encuentran ángeles en el camino, que les acercan comida y agua cuando ya están desfallecidos, en algunos países, ciudadanos les dan raid en sus propios vehículos para ayudarles; en otros, son vistos con miedo, como una amenaza y en vez de recibir ayuda, se les dificulta todo lo posible. Y no es barato. Nujeen tenía en Alemania ya un hermano establecido, no iban totalmente a ciegas o sin tener a alguien al final del camino que les esperara. Otros se van sin tener idea de lo que van a encontrar. A Nujeen le fue muy útil el inglés que ya había aprendido, y en varias etapas del viaje, fue quien tuvo que preguntar e investigar porque nadie más podía darse a entender. Esto le permitió ser entrevistada por un periodista y convertirse en una especie de celebridad y seguro permitió que la periodista se comunicara con ella y pudieran escribir este libro. Esta es la historia de un viaje que fue exitoso, pero a lo largo del libro va narrando muchos que no. O de las condiciones de los campos donde quedan los migrantes detenidos (a los sirios, se les ayuda a continuar su viaje). Pero esos campos son lugares espantosos, donde van perdiendo su dignidad.

Nasrine (la hermana que la acompañó) y Nujeen.

Un libro con un final esperanzador. Para Nujeen. Pero ¿qué sigue? ¿qué va a pasar con todos los que no llegan, con los que Europa decida no recibir? ¿Qué pasará en Siria, y con los que quedaron atrapados ahí? ¿Qué nos pasa como seres humanos que vemos a otros sufrir esto y no hacemos nada? Aquí en la ciudad donde vivo, también pasan migrantes. En mi país, sufren a causa de los narcotraficantes que se dice los secuestran para pedir rescate por ellos a sus familiares, o los ponen a trabajar como esclavos, y después los matan impunemente (tanta y tanta fosa que se descubre con cuerpos…y no hay nadie que pare esto, nuestro presidente no ha dicho una sola palabra al respecto). Sufren el acoso de la policía migratoria. Y de personas que les temen y no quieren verlos por aquí. Pero ¿qué no piensan que quien deja todo lo que ama, y conoce, lo hace porque no le queda esperanza si se queda? ¿Por qué no hay otra manera de sobrevivir? Como mundo, hay mucho que hacer. Hay políticas que cambiar. Y como personas, creo que nos toca atender lo que tenemos en frente: mejorar el mundo alrededor de mí.

Anuncios

2 comentarios

  1. Esta lectura es de las que duelen… Y sí, hay mucho que hacer para mejorar este mundo en que nos ha tocado vivir.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s