LIBRO: Instrumental

INSTRUMENTAL

James Rhodes

 

La música es la respuesta a aquello que no la tiene”.

Supe de este libro por un amigo que es músico. Resulta que  él ya conocía a  Rhodes pero como pianista y lo admira porque sus recitales rompe con los esquemas de lo que debía ser un concierto (les explicaré por qué más adelante), y ha hecho que muchos que antes jamás se hubieran acercado a la música clásica cuando menos la conozcan y disfruten si llegan a su concierto. En ellos   trata de acercar  la música dejando de lado la rigidez y aclarando que  para disfrutarlos no es necesario que conozcas la pieza de música o quien la escribió, o que tienes que ir elegantísimo (y así estará el músico) y habrá un silencio sepulcral y pobre de ti que aplaudas, hables o estornudes cuando no debes.  Cuando él  se presenta,  en jeans y camiseta y  un poco –o mucho- despeinado, la formalidad solo existe cuando toca. Porque además de tocar, platica la historia de la pieza, o la vida del compositor, o lo que ha significado para él. Lee las partituras desde su Ipad. Mi amigo estaba ansioso por leer su libro, tanto que cuando por fin estuvo en español, hasta su amiga que ni lo conocía, ni lo había escuchado tocar, ni era fan ni nada,  quería leer el libro (esa soy yo jijiji). Y después de leerlo ahora soy su fan. Y ya he escuchado su música, y visto videos, y nomás me falta ir a un concierto (¡que venga, que venga! Porque como pintan las  las cosas no voy a poder –de momento- cruzar el océano…). Hasta lo sigo en twitter.

La música para él fue un regalo que encontró después de pasar por momentos muy amargos en su vida. Siendo niño (de los 5 a los 9 años), fue víctima de violación por parte de un maestro de boxeo, y sufrió en silencio durante años. A nadie se lo había contado. Y ese hecho dejó secuelas en su cuerpo, y en su personalidad. Tenía fuertes dolores en la columna (las violaciones le dejaron lesiones que requirieron que lo operaran más de un par de veces), síndrome de estrés post-traumático, su autoestima estaba en los suelos, tenía conductas autodestructivas (alcohol, drogas, se lesionaba con cuchillas) estuvo internado en un psiquiátrico, intentó suicidarse, no podía mantener relaciones estables. Se imaginaba que había sido víctima por algo imputable a él (y además, como bien lo describe en el libro, quien es violado no entiende lo que le ha sucedido hasta años después). Durante la adolescencia  prostituía por un helado, una camisa, etc. Y sin embargo, él quería tener una relación estable. Pero era celoso y pasaba de la paranoia a la dependencia lo que dificultaba mucho que lo aguantaran.

 

Después fue un exitoso hombre de negocios, llegando a ganar muchísimo dinero. Se casó,  y tuvo un hijo.  Pero ni su esposa sabía de las violaciones que había sufrido de niño y tan solo pudo ser testigo de la lenta caída en espiral de su salud mental. Y la manera en que narra esto te deja con el alma helada. Es posible sentir su dolor y su angustia.

 

Lo que lo salvó, y es lo que ha tratado de comunicarle desde entonces a todo aquel que se cruza en su camino, fue la música. Aunque aclara que no es esa la palabra adecuada, porque todos los días tiene que luchar contra sus demonios. Pero la música es una vía con la que los enfrenta. La música, al permitirnos responder emocionalmente a ella, lo conectó con algo profundo. Y volvió a ella con pasión (había estudiado música y era lo suficientemente talentoso para haber recibido una beca a los 18 que desdeñó). Y quiere compartir su experiencia porque dice que la música es un ejemplo de las grandes cosas que puede hacer la humanidad y que iluminan la experiencia de vida.

 

La música sana.

Siendo fan del pianista ruso Grigory Sokolov, le escribió Franco Panozzo,  su agente, a ver si querría representarlo a él. Panozzo lo escuchó tocar el piano, le consiguió tutorías en Italia y poco a poco iba mejorando, pero tuvo una recaída y lo ingresaron en un manicomio. Después, siguió practicando y el resto es, hasta  ahora, muy bueno para él y para sus seguidores.

 

Ha trabajado mucho para visibilizar y ayudar a que no queden en silencio las violaciones a los niños, que reciban ayuda, quiere concientizar la batalla que es tener una enfermedad mental quitando el estigma que provoca. Que se sepa que los daños posteriores para quien ha sido violado, es algo con lo que se vive toda la vida. Y que el encontró algo en la música, que quizás pueda ser útil a otros.

 

En el año 2009 la BBC lo usó como presentador de un documental de música para celebrar los 200 años del nacimiento de Chopin. Filmó un programa que tuvo mucho éxito (Piano Man). Después grabó otro programa “Notes from the Inside” donde narró su experiencia  en un hospital psiquiátrico, donde tocaba para los pacientes, y como seleccionaba lo que les tocaba de acuerdo a sus personalidades y particularidades, y la mejoría que tuvieron.

 

Este fue su primer libro, y me ha gustado mucho. En cada capítulo al comenzar, narra la historia de una pieza de música, o algo sobre el compositor. En spotify comparte la música de la que habla en cada capítulo (les pondría el enlace, pero iban a ayudarme mis hijos, y bueno, ya se sabe que los adolescentes lo dejan a uno como el son de la negra: dicen que si, pero no me dicen cuando). Este libro  estuvo de no ser publicado, porque cuando su exesposa (si, aquel matrimonio no acabó bien) leyó el libro, le pareció que lo que contaba en él podía dañar a su hijo después, y demandó para que no pudiera publicarlo. James sufrió mucho pues dice que durante mucho tiempo tuvo que callar lo de su abuso y cuando por fin tuvo la valentía de enfrentarse a ello y lo que dejó en su vida, ahora querían que callara de nuevo. Celebridades que ahora son sus amigos movilizaron las redes para solicitar apoyo (entre ellos Stephen Fry y Benedict Cumberbatch),y finalmente, obtuvo permiso legal para que viera la luz.

Pueden comprar sus discos en itunes, aquí está el documental Pianoman en youtube, el enlace a una plática  TED donde habla de la música y la introspección que nos brinda. Y otra plática TED sobre pianos, tiburones, nazis.

 

Si tienen cuenta de twitter les invito a que lo sigan;  a mi siempre me deja con  una sonrisa cuando lo leo. Es muy positivo, agradecido y ocurrente. Ya está publicado su segundo libro en español, donde te va a enseñar a tocar una pieza en 6 semanas. Dice que no hay nada que no podamos hacer si le dedicamos el suficiente tiempo. Que lo hagamos bien o como un prodigio es otra cosa 😛 pero si practicas, al menos sacarás habilidades que no tenías (o las vas a decubrir), te vas a entretener y harás algo nuevo. Y eso es algo que, en lo personal, creo que no hacemos lo suficiente. Como decía  Amaya: ¿cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?

Anuncios

10 comentarios

  1. Hola Ale :wooowooowooww que historia y que combinación tan fenomenal aterradora e increíble como logro superar todas esas etapas. un libro que hay que leer .musica y escritura. Gracias por estar y seguir. Saludos

    • Ana:
      cierto es que no es un escritor dotado 😉 pero coincido contigo: lo importante aquí es su historia, el valor de presentarla y dar a conocer el gran daño que hace a quien padeció esta violencia. No desaparece con los años, realmente cambia la vida de la víctima.
      Un abrazo,
      Ale.

  2. Querida Ale, estas navidades sus Majestades los Reyes Magos le trajeron a mi marido y compañero de viajes, “Toca el piano”. Un poco motivada porque tenemos un piano en casa que no termina de coger todo el polvo del mundo, pero que si pudiera…lo conseguiría…y sus Majestades debieron de ver el libro con ese título…y en fin…ahí está.
    Porque él toca el piano de maravilla, aunque si practicase todos los días, sería aún más maravilloso…la verdad es que a veces te dejas llevar por el día a día y hay momentos especiales que también tienes que vivir. El caso, es que el libro aún no lo ha leído ni practicado.
    Del libro que nombras, sabía algo, y…me parece maravilloso que un hombre sea valiente y cuente de qué herramientas se sirve para salir adelante. Todas las personas tenemos nuestros fantasmas. Quizá hay que compartir más qué es lo que nos hace ser resilientes de una experiencia traumática y quizá…este mundo, vería la luz de otro modo…sin miedo a que un menor se entere de que su padre ha sido víctima…porque no hay que tener miedo a eso, sino a cómo superar dificultades. La vida es movimiento.

    Un abrazo gigante. (perdona por el rollete que te he metido).

    • María:
      en casa de mis padres hay un piano que está acumulando polvo, así que yo también me compraré el libro de “Toca el piano” para darme vuelo…que a mi me gustaba tocarlo y me ayudaba a sacar mis frustraciones (decía mi mamá: “mala cosa es que ya estés aporreando el piano de nuevo”).

      Y tienes razon: a veces el día a día nos complica vivir los momentos especiales…esos que lamentamos tanto habernos perdido cuando volteamos hacia atrás.

      Y coincido contigo: hay que compartir más lo que nos permite salir de los momentos difíciles, con frecuencia lo que nos ha servido a nosotros puede serle útil a alguien más. Y si no, hay más herramientas y caminos, la cosa es dar con ellos. Y hablar de ello ayuda a eso: dar a conocer caminos, y volver la propia lucha menos solitaria.

      Espero que el libro no acabe nada más acumulando polvo 😀
      un beso,
      Ale.

  3. Hola, Ale!
    Yo leí el libro hace unos meses, y es una de las lecturas más impactantes con las que me he topado hasta ahora. Me parece que este tipo de testimonios son muy necesarios para luchar contra esa lacra que es la pederastia. Como bien dices, las violación de un niño tiene secuelas para toda la vida, y leer las penurias por las que pasó James te deja con el corazón hecho trizas.
    En marzo fui a un concierto suyo en Santiago de Compostela (España) y fue genial. Fresco, cercano, simpático… Cuando me firmó el libro tuve que contenerme para no darle un abrazo 😀
    Muy interesante la entrada y el diseño del blog me encanta.
    Un saludo,
    Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s