LIBRO: Carne de Ataúd

CARNE  DE  ATAÚD

Bernardo Esquinca

 

De este autor leí un libro el año pasado y me gustó; y en la FIL de este año en el stand de Almadía, Yolanda (una de las personas de la editorial) amabilísima,  nos recibió en el stand de la editorial para hablarnos de las novedades de este sello y lo que dijo de este libro  fue un anzuelo para que lo comprara. Fue simple: “el chalequero tuvo un encuentro con la mulata de Córdoba” 😀 soy clienta fácil de los libreros jijiji. ¿Por qué ya con esto caí? Ahhh, porque la familia de mi mamá es de Córdoba, y mis pesadillas juveniles tenían a la mulata como protagonista. Todavía me acuerdo de un día que estábamos en casa de mi nonna, Gaby mi hermana, Nancy mi prima y yo en una de las recámaras y ahí estábamos tonteando y alguna dijo: “ese es el zapato de la mulata” y salimos corriendo despavoridas. Que zapato de la mulata ni qué nada, era un zapato de algún adulto por ahí olvidado…pero como nos la pasábamos escuchando historias de espanto, nos asustábamos hasta de nuestra sombra. Mi nonna era una extraordinaria cuenta-cuentos y había unas leyendas que contaba que nos hacían temblar. De la mulata nos decía que había estado presa en San Juan de Ulúa (fuerte en el estado de Veracruz, que sirvió para proteger la colonia, pero después fue usada como prisión) y antes de que la mataran (porque la habían condenado a muerte), le preguntaron si quería algo como última voluntad, y pidió  acuarelas. Con ellas, dibujó un mar en la pared, una barca…y el soldado que estaba fuera de la celda vio como subió en la barca y escapó por el mar. Eso alcanzaba a balbucear cuando lo encontraron gritando y con los ojos desorbitados, pues perdió la razón. Desde entonces, no puedo ver cuadros de marinas ni barcas en las casas porque ¿qué tal que se aparezca la mulata? Ahí me verán embobada observando si no se ve un puntito en el horizonte que se vaya haciendo más grande conforme se acerca…(estoy pal psiquiátrico, lo se).

Interior de San Juan de Ulúa

Es una novela muy buena: mezcla lo histórico, con la fantasía y entreteje leyendas conocidas de la ciudad de México (por ahí hacen su aparición la sebera, la alfajorera, un cochero de un carro que se convierte en tumba). Y todo eso lleva como hilo argumental unos asesinatos que el reportero Eugenio Casasola está investigando. (Si quieren leer un muy buen libro sobre investigación sobre leyendas, dar click aquí)

El autor ha dicho en entrevistas que su intención era describir la situación de México a principios del siglo pasado, y el nacimiento de la prensa como la conocemos. Lo logra muy bien.

Ilustración de José Guadalupe Posadas sobre los crímenes del Chalequero.

¿Qué es real? A finales del siglo XIX en la ciudad de México comenzaron a aparecer mujeres asesinadas. El autor de los crímenes fue  Francisco Gutiérrez alias “El Chalequero” joven nacido en Guadalajara, que trabajó en el rastro (donde adquirió el gusto por ver y sentir sangre) y posteriormente se mudó  a la ciudad de México, donde se convirtió en asesino.  Fue detenido, juzgado y encontrado culpable y sentenciado a muerte. Aquí encuentran un artículo muy interesante sobre él.

Carlos Rougmanac, a quien ya conocía gracias a mi maestro Alberto, de psicología forense, es otro personaje real. Rougmanac si  fue un pionero de la criminología en México (escribió “Los criminales en México: ensayo de psicología criminal) y era policía durante el gobierno de Porfirio Díaz. Usaba el perfil antropométrico (se creía que los criminales tenían ciertos rasgos físicos) e introdujo después la toma de huellas digitales.

Entre los personajes ficticios está Eugenio Casasola, periodista que trabaja para el periódico “El Imparcial” que era de Rafael Reyes Spíndola (personaje real, fundador del diario de ese nombre que jamás criticó el gobierno de Porfirio Díaz), y que a través de la nota roja, cambiaría la manera de contar las noticias. Se dio cuenta de que el crimen vende, y mientras más sensacionalista, se aseguraban de que quien quedaba interesado hoy, comprara el diario de mañana. Eugenio y Rougmanac estarán investigando, 20 años después de que encerraron al Chalequero, otro asesino que parece estar usando sus métodos. Eugenio tendrá encuentros con la sebera, la alfajorera, y un cochero del inframundo. Porfirio Díaz, no se sabe cómo o por qué, había perdonado la vida del Chalequero y cambiado la condena por 20 años de prisión en San Juan de Ulúa. Así que se vuelve el principal sospechoso este nuevo crímen.

Pulquería antigua de la ciudad de México

Y mientras van y vienen, vemos la ciudad de México como otro personaje: las calles cerca del río consulado se inundaban y había porteadores: personas que cobraban por llevar en andas a quienes no se querían ensuciar; el éxito de las pulquerías, la discriminación ante los indígenas, la tensa situación social que haría estallar una revolución en 1910 –en el libro se lee de una manifestación de los panaderos que fue salvajemente reprimida-

Una lectura que disfruté mucho. Si no han leído a este autor, se los recomiendo. Este libro me ayuda con mis retos “Leer en Español” y “Reto Tsundoku“.

Anuncios

2 comentarios

  1. Leer en español y leer sobre lo que hay de tu propia historia, la de tu país, la de los recuerdos de tus mayores, redescubrir tus temores, aquellos que siguen y los que fueron quedando dormidos… Me alegro que te dejases convencer tan fácilmente solo para poder haberte leído hoy.

    Un besico hispanomexicano!!

  2. Susana:
    es que mira que tenemos leyendas de espantos en casi cada cuadra de la ciudad de México. Había unas que no conocía (la sebera, y la alfajorera). Ayyy pero la mulata, esa si que me asustaba cuando niña 😛
    un beso,
    Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s