imagen LIBRO: Cinco Días que Estremecieron el Mundo

9788494212949CINCO  DIAS  QUE  ESTREMECIERON  AL  MUNDO

Nicholas Best

Este libro narra sobre los hechos que ocurrieron los últimos días del conflicto: el asesinato en Italia de Mussolinni, la venganza que tuvo que sufrir su cuerpo, la persecución que sufrieron  su esposa e hijos; como este hecho le fue contado a Hitler y se dispuso a encargarse de que no quedara nada de su cuerpo para no sufrir las mismas indignidades; el asesinato de los 6 hijos de Gobbels a manos de su madre, antes de suicidarse ella junto con su marido al saber que la guerra estaba perdida para Alemania en el bunquer. La gran furia con que los soviéticos entraban a Alemania violando mujeres (iban tras las esposas de los nazis, que estaban más rellenitas porque ellas si habían tenido que comer).

Para algunos, la liberación del campo llegó demasiado tarde.
Para algunos, la liberación del campo llegó demasiado tarde.

Habla de la llegada de los aliados a los campos de concentración, que horrorizó a los soldados, que ya venían de ver lo suyo en cuanto a atrocidades. La cantidad de cuerpos de los que no se alcanzaron a deshacer, y que se contaban por cientos, las figuras cadavéricas que los vieron llegar, la venganza de los presos contra los judíos que ayudaban a los alemanes a vigilar a los presos y los asesinatos que hubo de los encargados de los campos, a veces a manos de los presos (con la actitud de los aliados de no ver lo que ocurría) y otras veces a manos de los aliados que no podían creer tanta maldad y el horror  y enloquecían queriendo dar su merecido a los que habían hecho tanto mal.

La ciudad de Dresden después del bombardeo.
La ciudad de Dresden después del bombardeo.

De repente, hay viñetas de personas que están viviendo la guerra, y que después de ella serán conocidas a nivel mundial: Sophia Loren (que en aquel entonces, no llamaba la atención de los varones porque era una niña escuálida y largilucha), Audrey Hepburn (que había escapado con su madre de Armherm a los Países Bajos para escapar a un país donde creían que estarían más seguras y que el día que los aliados llegaron al campo de Dachau, ella escapaba de un burdel nazi. Kurt Vonnegut era un prisionero de guerra en Dresde, Alemania. Antes del fin de la guerra, los soviéticos habían pedido que se bombardeara esa ciudad aunque sólo había en ella civiles. Vonnegut sobreviviría porque se refugió en un matadero subterráneo que los nazis llamaban Matadero Cinco. En Mayo sería liberado y regresaría a EUA, habiendo sentido mucha pena por lo que vivió en Desdre, pues le tocó ayudar a recoger los cuerpos de los heridos y vertería todo ello en la novela “Matadero Cinco”, donde denuncia la tontería que es la guerra.

Joseph Ratzinger, con su uniforme de soldado, y ya ordenado sacerdote.
Joseph Ratzinger, con su uniforme de soldado, y ya ordenado sacerdote.

Joseph Ratzinger, alemán, había estado en contra de la guerra desde un principio. Cuando comenzó la guerra él  estaba en el  seminario. Después tuvo que dejarlo pues le llamaron del ejército para que se presentara a servir como soldado.  Estuvo cuidando fábricas alemanas, y no permitió que la SS lo reclutara (alegó que quería ser sacerdote católico al terminar la guerra). Ya casi estaba terminando la guerra y decidió desertar. “Yo sabía que la ciudad estaba rodeada de soldados con órdenes de fusilar a los desertores en el acto. Por esta razón, salí de la ciudad por una carretera secundaria y poco conocida, con la esperanza de pasar sin estorbo. Pero cuando salí de un paso subterráneo del tren, hallé a dos soldados en sus puestos y, por un momento, mi situación fue bastante crítica. Gracias a Dios, ellos también habían tenido suficiente de la guerra y no querían convertirse en asesinos.”. Ratizinger sería capturado por los aliados y estaría poco más de un mes en un campo de prisioneros. En Junio, cuando lo liberaron, inmediatamente se ordenó sacerdote. Y con el tiempo sería el Papa Benedicto XVI. En el campo de prisioneros conoció a quien después ganaría el Premio Nobel de literatura: Gunther Grass. Grass había sido reclutado a los 17 años, y fue parte de la SS, y de esta atroz experiencia escibiría “El tambor de hojalata”.

images

La operación maná: en algunas zonas de europa ocupada, se estaban muriendo de hambre. Soldados alemanes racionaban los víveres en las zonas ocupadas y en Holanda, habían reducido las raciones de 400 calorías a 230 diarias. Los habitantes de las zonas ocupadas estaban famélicos. Entonces, se organizó esta expedición: en aviones que antes lanzaban bombas ahora se mandarían provisiones para que los habitantes no fallecieran de hambre antes del fin de la guerra. Los pilotos estaban felices de ahora poder servir de esta manera y llevar vida ahí donde antes habían llevado muerte. Se enviaban en avión porque las carreteras estaban cerradas o bloqueadas.

Un libro que va platicando, como en un café, como fueron los cinco días anteriores al final formal de la guerra. Muy interesante.

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s