LIBRO: Crimen y Castigo

9788074841460CRIMEN Y CASTIGO
Fiodor Dostoievski

Entra dentro del género del realismo: mostrar el mundo y la vida tal como es, sin maquillarla, con toda su tragedia. Para conocer más de Dostoievski pueden ver este video, o leer este libro.

¿De qué trata? Rasloknikov, estudiante que vive en San Petesburgo, odia a una usurera a la que ha tenido que recurrir en ocasiones, piensa que por personas como ella, que abusan de la necesidad ajena, el mundo es más difícil. Cree que no merece vivir (y lo ha discutido así con otros).

Mi libro estaba dividido en 7 partes. En la primera, Raskolnikov comete un crimen (no digo cual por si no lo han leído). Y las otras 6 partes, tienen que ver con el castigo a ese crimen. Castigo que viene más desde dentro (la culpa), que desde fuera. Al final, Raskolnikov se da cuenta de que la única posibilidad que tiene de seguir viviendo, es expiar su culpa (como uno expiaría un pecado) y busca la manera de que esto ocurra (nuevamente soy vaga por quien no lo ha leído).

El atormentado Raskolnikov de la BBC
El atormentado Raskolnikov de la BBC

Raskolnikov es un personaje que a pesar de que puede matar (y dos veces, por diferentes circunstancias), es capaz de sentir mucha compasión y dar todo lo que tiene a otros. ¿Cómo puede existir esa dualidad dentro del ser humano? Y existe. No somos blancos o negros, como bien debe haberlo descubierto Dostoievski cuando estuvo con asesinos en la cárcel. Sin importar el crimen, en todo ser humano queda algo que pueda conmoverlos.

Raskolnikov fue capaz de mucha crueldad cuando no vió en el otro a un ser humano sino una conducta reprobable (según él). Cuando calificó su ocupación, y se olvidó de que era una persona. Y entonces, sintió que podía disponer de ella. Es lo que pasa con los políticos: a veces ven en vez de personas problemas, y solucionan sin tomar en cuenta que a quienes afectan son seres humanos, no sólo números y estadísticas.

Barrio de San Petesburgo.
Barrio de San Petesburgo.

Sin embargo, este mismo personaje siente compasión cuando se permite ser tocado por el otro, por su historia, y así le sucede con una mujer de la calle, o el padre de ella, o una viuda con hijos hambientos.Quizás en su interior era más bueno que malo, porque cuando no razona, su corazón le lleva a hacer actos de bondad: ayuda a Marméladov, ayuda a Sonya, a la viuda de Marméladov. Es cuando piensa que se le calienta la cabeza y sus actos parecen fríos, automatizados, ajenos de humanidad.

Sonya, la prostituta que le ayuda a redimirse, no vio en él a un asesino, sino a un joven perturbado, consumido por la culpa, y también tuvo compasión de él.

La novela puede llevar a que me autoexplore ¿cómo puedo actuar ante la muerte, el crimen, la pobreza? ¿Qué postura ética quiero tomar ante ello? ¿Seré utilitario, seré humanista?

Esta novela ha sido llevada al cine muchas veces. Aquí pueden ver una de las versiones.

Anuncios

13 comentarios

  1. Tengo la versión de Cátedra para leerla. Me han encantado tus reflexiones, Ale; las que inspiraron tu lectura. Lo apunto para leer dentro de poco.
    Gracias por tus líneas que me recordaron que aún lo tengo pendiente.
    Un beso.

  2. ¿Serás utilitaria o humanitaria? Serás cristiana, jajaja, (no te metas conmigo por decir esto). Nadie tiene ese derecho de matar. Él la podría ver despreciable, y no tolerar que se aproveche de la debilidad de la gente, pero a su vez, no conocemos nada de esa persona. Basta saber que siempre habrá gente esperando las debilidades de otro, y no sólo materiales, también las hay emocionales. Así que uno es responsable de lo que hace, y no debiera culpar a otros por caer en una debilidad que les hace que otros se aprovechen.
    Uffff, jajaja, eso te pasa por dejar la preguntita.
    Me ha gustado la trama. Leeré seguro Crimen y Castigo, aunque antes Los demonios, para poder continuar con el de Coetzee.
    Veo que te has puesto súper al día con Dostoievski, seguro que ahora eres toda una autoridad.

    • Icíar:
      naaahhhh, que autoridad ni qué nada. Ya ves que les quedé mal con la lectura del jugador, y ahora quiero leer Los Demonios y a los hermanos Karamazov.
      Trato de comportame como me gustaría a mi que se comportaran conmigo 😛 Coincido: nadie tiene derecho a matar, ni a utilizar a otro. Olvidar que son
      personas. Son personas los migrantes, por ejemplo, que en esta ciudad muchos quisieran no ver. Los que no tienen un techo, los que vagan perdidos en una
      enfermedad mental, los enfermos abandonados por sus familias en el hospital civil.
      Y así como hay almas caritativas como Sonya, hay buitres esperando obtener ganancias de los más desprotegidos.
      Cada uno es responsable de lo que hace, ciertamente que si. Pero darse cuenta y asumirlo, necesita de cierta autoconciencia de las personas. Y la vida a veces
      camina tan deprisa que pocos se detienen a reflexionar sobre su actuar. Es más fácil echarle la culpa a los demás, o al medio ambiente. Ese Dostoievski se ve
      que tenía tiempo para que el hámster de la cabeza caminara y para observarlo desde diferentes ángulos.
      Un beso,
      Ale.

  3. Vuelvo, jajaja. Y no sólo no sabes nada de la vida y razones de tu víctima, sino que supuestamente, quitando de en medio un ser indigno en la sociedad, suponiendo que es un mal “bueno” que haces, no sabes el mal “malo” que estás haciendo. Igual ese ser es maravilloso con otras personas que están dependiendo de él, o lo que sea.

    • Icíar:
      interesante lo que mencionas. Nadie es malo siempre, ni bueno en todo momento…cierto es.
      Por eso volvemos a que somos responsables solo de nosotros. Calificar a otro como “bueno” o “malo”, “valioso”, “desechable” es alienarlo. Al calificarlo lo ponemos en un lugar donde ya no lo vemos como persona sino utilitariamente. Y el juicio puede equivocarse, porque a lo mejor lo que yo veo no es real (o no es toda la realidad).
      Cuando califico y juzgo, veo partes de la persona, y la disecciono. Lo que es peor: la pongo en una caja y después no puedo/quiero sacarla de ahí. La he definido y con eso la limito.
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s