LIBRO: La Amiga Estupenda

lib_9788426421449LA AMIGA ESTUPENDA
Elena Ferrante

La acción tiene lugar en la ciudad de Nápoles en los años 40’s del siglo pasado en un barrio de la gente de pocos recursos, donde viven las familias de Elena y Lila. En el barrio donde viven, las familias tienen diferentes oficios: pasteleros, vendedor de abarrotes, cargador en el mercado, zapatero (el padre de Lila), alguno trabaja en el tren, en el ayuntamiento (el padre de Elena), otro tiene un bar. Sólo uno del barrio tiene carro. Casi todas las madres se dedican al hogar, o ayudan al trabajo del marido (trabajando en la tienda). Las niñas comienzan su relación en la escuela. Lila es muy inteligente, absorbe todo. Elena no es mala estudiante, pero es de las que tienen que repasar mucho. A Lila los demás niños le temen, no solo es inteligente, es astuta y no se deja intimidar por nadie, pareciera que no tiene miedo. Ella es la amiga estupenda a la que alude el título de este libro. Se harán amigas, pero será una amistad donde sentirán envidia: se alegran más cuando una vive una tragedia que cuando las cosas le salen bien. Esto hará que cada una de ellas de su máximo esfuerzo para no dejarse superar por la otra.

Para ver dónde está Nápoles ;)
Para ver dónde está Nápoles 😉

Se conoce a los niños que van a la escuela y a través de sus interacciones, muestran un reflejo de lo que sucede entre los adultos. Es un retrato del mundo de la época: el estudio se consideraba una inutilidad si el niño no demostraba los primeros años que valía la pena el esfuerzo que se tenía que hacer para que asistiera a la escuela (en vez de ganarse unas monedas por el trabajo que podía hacer el niño, había que gastar en libros y ropa para que fuera a la escuela). Aún menos se esperaba que las niñas estudiaran. Casi no salían del barrio donde vivían; más allá de las fronteras conocidas, se sentían inadecuados, no sabían cómo comportarse. Algo que me llama la atención es que en el barrio hablaban un dialecto, que en la escuela aprendían italiano y cuando lo usaban en el barrio, no les entendían.

Oficio de zapatero.
Oficio de zapatero.

Había una maestra que detecta que Lila es inteligente, y se siente orgullosa de ella. Pero Lila debe dejar la escuela por problemas en su casa. Su hermano Rino (que no siguió estudiando porque al parecer era poco aplicado) resiente estar como aprendiz del papá y siente que es poco más que un esclavo, quiere que el papá le pague un sueldo y el papá se escandaliza cuando lo escucha. Elena en cambio tendrá suerte y podrá seguir estudiando. La maestra se encargará de conseguirle los libros que necesita para el nuevo curso. Lila parece no estar afectada por no poder estudiar, pero usará la biblioteca para sacar libros por su cuenta y seguir aprendiendo: latín, griego, inglés y parece que tuviera más agudeza al analizar lo que lee que Elena, y en la manera de plantear sus opiniones. Esto obligará a Elena a mejorar su escritura, su manera de hacer ensayos, de estudiar. Lila le servirá de aguijón para dar su mejor esfuerzo en la escuela.

Costa napolitana, donde algunos podían vacacionar.
Costa napolitana, donde algunos podían vacacionar.

La novela termina (SPOILER) con el matrimonio de una de ellas a los 16 años. Situación que no era inusual.

LIBRO 8 para el reto Viajar Leyendo del blog Readings in the North. Con este libro, incluyo a Italia. El libro se escribió en italiano, pero no se sabe nada de la autora (o si sea mujer). Pueden leer el primer capítulo aquí.

Anuncios

18 comentarios

  1. Lo tengo en la tablet, pero antes quería leer a la musa inspiradora de Ferrante, Elsa Morante. Tus líneas sólo refuerzan las ganas de leerlo, Ale.
    Un besote grande desde el Río de la Plata.

  2. Estoy apunto de acabar el libro, así que te agradezco lo del aviso de Spoiler. No quería venir a leer tu reseña antes de sacar la mía, pero… NO me he podido resistir. El libro me está pareciendo de lo más interesante, por el reflejo de esa sociedad tan singular ¿O no? es posible que esa pequeña sociedad no sea ni más ni menos que la vida misma. Y esa amistad … De ella fundamentalmente tendré que hablar en mi reseña, pero primero tendré que terminar las pocas páginas que me quedan. Mll besicos!

    • Susana:
      😉 y luego dicen que no sirven esos avisos de los spoilers jajaja.
      La verdad es que no es lo que yo entiendo por amistad: estoy pero te hago sombra, estoy pero te molesto. ¿Qué es eso?
      estaré atenta para comentar contigo por allá (Y)
      un beso,
      Ale.

  3. Siento curiosidad por leer algo de Elena Ferrante, pues últimamente hablan en la prensa y en los blogs de sus libros y de de ella (por lo de que no se sabe quién es).
    Un abrazo

  4. Estoy ahora noreseñando este libro, así que no te puedo leerla de momento. Ya ves, no me importan los espóilers cuando leo un libro, pero cuando noreseño no puedo leer lo que ya habéis pensado, eso me despista, y para mi gusto pierde la gracia, aunque luego diga, “hiuuuu, se me escapó ese detalle”. Da igual, jeje.
    Pero volveré, igual que con el segundo libro que he visto que tienes ya por aquí.

  5. Ya puedo vivir volver Ale. ¿Seguro que la amiga estupenda es Lila? Yo creo que era ella misma, Lena, por una alusión que Lila le dedica a Lena. Aunque esto puede ser una trampa inteligente para englobarlas a las dos. Sí, voy a tener que añadir esta coletilla a mi noreseña, jeje.
    Para mí, decir que una de ellas se casa a los 16 años no es ningún espóilers, jajaja. ¡Qué peligro tengo! porque de verdad eso para mí no forma parte de un espóiler. ¡Todo el mundo se casa! ¿No?
    Ahora habrá que seguir con los siguientes, ¿verdad?

    • Icíar:
      me lanzas una pregunta que me hizo releerme 😀 jajaja.
      Ayyy en estos momentos ya no se quien es la amiga estupenda. En el primer libro, Lila me parecía berrinchuda…pero se rebelaba contra un destino al que no sabía como resistirse. Parecía ver en lo que se convertiría su vida, y no le gustaba pero no tenía a nadie que la apoyara. Lenu en cambio, tenía sus estudios y padres que le permitían seguir con ellos. Lila no.
      Una se hizo fama de voluntariosa y la otra de dócil. La voluntariosa no tenía o le preocupaba lo que dijeran de ella. La otra si, escondía lo que le avergonzaba (hasta el novio, que sentía que no lo quería, y tenía razón).
      Si, hay que seguir, para ver si al final de la tetralogía seguimos apostando por la misma que al principio 😀 jajaja
      un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s