LIBRO: La Estirpe del Silencio

201923_portada_la-estirpe-del-silencio_sandra-lorenzano_201506041738LA ESTIRPE DEL SILENCIO
Sandra Lorenzano

Este libro lo leí gracias a unas amigas con las que comparto la afición lectora, porque la autora vendría a la ciudad y desayunaríamos escuchándola hablar de su libro. Disfruté mucho leyéndolo, y lamentablemente el día del desayuno por cuestiones del destino, no pude asistir a la presentación (¡que no se puede hacer todo lo que uno quiere a veces! ¡ni hablar!).

A la autora, no la conocía de nada. Buscando información, encontré que tiene unos programas en youtube –aquí los pueden ver-  donde entrevista de manera muy original a escritores (tengo que agradecerle a sus programas haberme quedado en la caminadora, donde siempre me aburro, pero su programa hizo que mi ejercicio fuera ameno y conocí otro lado los escritores –que siempre son muy interesantes-). Este es el primer libro que leo de ella y seguro que no será el último.

¿De qué trata? En la portada tiene la foto de Rita Hayworth, de quien sabía (por la revista Vanidades que compraba mi mamá allá en mis juventudes) que había muerto de Alzheimer, después de una vida azarosa. Pero antes de triunfar en Hollywood, Rita era conocida como Carmen Margarita Cansino y cuando tenía 13 años, su padre cruzaba con ella la frontera y la llevaba al casino Agua Caliente en Tijuana como su pareja de baile. Cuando la niña se quejaba, el padre le decía: “¿qué no quieres que tu madre sea feliz? ¿No quieres que le llevamos dinero?”. Esa niña sería después vendida sexualmente por el padre, y esto la llenaría de angustia cuando el Alzheimer comenzaba a nublar su mente. ¡Que padre tan terrible, que daño ocasionó a toda su familia! ¡Que madre la de Rita, que no detuvo el abuso a sus hijos!

La autora.
La autora.

Hay otros dos personajes que serán importantes en la trama: unas hermanas que llegan de Francia después de la muerte de sus padres debido a un accidente, y que llegan a México gracias a un sacerdote que les consigue el pasaje, y un marido para la hermana mayor (de 15 años). Este hombre tan sólo se aprovechará de ellas, vendiendo a la mayor, volviéndola adicta y dejándola por muerta cuando tenga una amenaza de aborto. La más joven puede escapar a ese mismo destino gracias a un matrimonio que la recibe como una más de su familia.

Las dos historias (la de Maggie y la de las francesas) convergerán en un momento de la historia. Me gustó especialmente la voz de Maggie… Ir y venir del pasado, a un presente que se desvanece es espeluznante.

Es muy triste constatar que las situaciones de abuso se dan por un familiar que es quien debiera proteger (en el caso de Margarita) o por personas que abusan de quien no tiene quien las defienda (como Norberto). Pero también en el libro están los que protegen y cuidan a otros, aunque no sean de su familia. Por un lado están los abusos, por otra, los lazos de cariño que pueden formarse cuando hay la decisión de amar al otro.

Ese silencio del que habla el título, puede ser de los secretos familiares de los que no se habla y que tanto daño hacen; esos secretos que podían sanar y que acabamos descubriendo fortuitamente cuando quien los guardaba ya no está; secretos que pueden también guardar alianzas y que buscan proteger. Hay muchos tipos de silencios. Pero callar el abuso, no denunciar, no ayudar a quien lo sufre, es un silencio que no debería existir.

Doceavo libro para el reto Leer 25 libros escritos en español.

Anuncios

8 comentarios

  1. Hola Ale. Me gusta tu reseña. Es un tema muy duro ese del abuso, sobre todo cuando se da en el seno de las familias, porque se forma todo un círculo de silencios y complicidades, de temores, y a la víctima le es más difícil escapar, a veces, que si fuera en el exterior.
    Saludos y gracias por traérnoslo

  2. Vaya, no conocía el libro pero me descubres una autora. Es un tema peliagudo, según como lo enfoquen literariamente puede llevarte a muchas reflexiones como el tema de los silencios familiares en el que te detienes. Le echaré un vistazo, Gracias por la reseña.
    Besos

    • Icíar:
      quizás por eso era más triste su éxito: porque con más oropel, pero no dejó de estar siendo vista como un pedazo de carne. Decía: se acuestan con Gilda, se despiertan conmigo…como si ella no fuera suficiente, y tuviera que esconderse detrás del personaje.
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s