LIBRO: The Miracles of Prato / Los Milagros de Prato

510WeDHU00L._SX329_BO1,204,203,200_THE MIRACLES OF PRATO
Laurie Albanese y Laura Morowitz

Filippo di Tommaso di Lippi fue un pintor renacentista, nacido en Florencia en 1406 que al ser huérfano, los carmelitas lo acogieron en su convento y tomó sus votos en 1421. En Florencia, le tocó observer a Masaccio mientras pintaba su trabajo en la Iglesia Carmine y se convirtió en pintor, protegido por Cósimo de Médici. En 1455 fu nombrado capellán en el convento de Santa Margarita, en la ciudad de Prato. Ahí estaba pintando unos frescos en la Catedral de San Estéban y algunas otras obras que ya le habían encargado cuando conoció a Lucrecia Butti, que estaba en el convento como novicia, después de la muerte de su padre, un mercader de sedas.

Fra Filippo Lippi.
Fra Filippo Lippi.

Y con estos dos elementos comienza la novela: tenemos a un pintor fraile, que está buscando un rostro para la Virgen que está pintando, y a la hora de ver a Lucrecia, descubre el rostro que ha estado buscando. Le propone a la madre superiora del convento que le de permiso a Lucrecia de posar para él, y a cambio le ofrece ponerla en alguna pintura que está haciendo (iba a pintar la escena donde la Virgen le da a Santo Tomás su cíngulo). La madre superior accede y Fra Filippo terminará enamorado de Lucrecia, que dejará el convento para vivir con él. Tendrán un hijo, que será pintor también (Filippinno di Lippi).

Fra Filippo buscará que su mecenas, Cósimo Médici, interceda ante el Papa por él para que le conceda una dispensa y pueda casarse con Lucrecia, con quien tendría también una hija. Esto debe haber sido un escandalazo en la época.

Lucrecia sería el modelo que Fray Filippo utilizaría para muchas de sus pinturas. Así que la novella retrata este periodo de la vida del artista.

Lucrecia como su modelo de la  Virgen.
Lucrecia como su modelo de la Virgen.

Al final del libro una nota nos cuenta que Fra Filippo terminó el altar para el rey Alfonso y lo mandó a Nápoles en Mayo de 1458. El Papa Calixto III murió en Agosto de 1458, y el nuevo Papa Pío II, que tenia muy buenas relaciones con los Medici y seguramente porque ellos intercedieron por el fraile, dió la dispensa en 1461 para que Fra Filippo se pudiera casar con Lucrecia.

El cinturón de la Virgen, para los creyentes, es una reliquia que suponen le dió la Virgen a Santo Tomás antes de la asunción. Ha estado en la Catedral de San Esteben en Prato, Italia desde el siglo Xlll. Se muestra al público varias veces el año, siendo la occasion más notable el 8 de Septiembre, fecha que se considera el cumpleaños de la Virgen María. La Iglesia reconoce a la Sacra Cintola como una reliquia y fue venerada por el papa Juan Pablo II en 1986.

Virgen entregando el cíngulo a Santo Tomás, pintura de Lippi.
Virgen entregando el cíngulo a Santo Tomás, pintura de Lippi.

Treceavo libro para el reto Libros escritos en Inglés.
Décimo libro para el reto novela histórica.
Décimo libro para el reto lectura en digital.

Anuncios

6 comentarios

  1. Pues ella era guapísima, él no tanto, no me extraña la fijación de él. Me recuerda su cara a los cuadros de Boticelli, el de la Venus que sale de la Concha del mar y otros parecidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s