LIBRO: The Red Queen

1434531305THE RED QUEEN / LA REINA ROJA
Philippa Gregory

Inglaterra está gobernada por Enrique VI, rey inglés que también fue coronado como rey de Francia en París en 1431. Para Inglaterra, la guerra de los 100 años estaba dejándolos sin fondos, era difícil pagar a los solados que estaban en Francia, y Francia tenía a Juana de Arco luchando e inspirando a su bando. En 1445 en un intento para que Inglaterra no fuera desposeído de territorio francés, Enrique VI se casa con Margarita de Anjou (francesa) medida sumamente impopular ante los súbditos de él. Después de varios años de matrimonio la reina se embaraza y da a luz a un hijo varón.

Pero el rey Enrique VI no está completamente sano, tiene episodios de locura, donde parecía no darse cuenta de nada. Cuando eso sucedía, los nobles resentían que la regente fuera la esposa francesa, a quien consideraban extranjera.

Margarita Beaufort.
Margarita Beaufort.

Margarita fue casada a los 12 años con Edmundo Tudor y 14 meses después daría a luz a un varón, llamado Enrique. Segundo en la línea de sucesión del trono (pues era Lancaster, como su tío). Edmundo Tudor era medio hermano del rey, y Margarita Beaufort, una mujer rica. El rey la casó con ella precisamente para ayudar a que el medio hermano tuviera riquezas propias.

Margarita Beaufort, era una niña enamorada de lo que había escuchado hablar sobre Juana de Arco y quería ser monja y dedicarse a los rezos y la grandeza de la santidad. Había convencido a su madre de que le buscara tutores (lo que no era común en esa época), soportó el matrimonio con Edmundo Tudor y enviudó al poco tiempo. Cuando vió que no podía accesar a ella a través de la piedad, supuso que sería a través de asegurar el trono e Inglaterra para su hijo y toda la vida trabajó y maquinó para conseguir el trono para su hijo.

Tuvo otro marido: Enrique Staford. A él no lo respetó mucho pues era un hombre que huía de la guerra (en un momento en que el país estaba en medio de ella). Margarita quería que fuera osado y apoyara su causa, el hacía lo posible por no ser llamado a filas. En una batalla lo hieren y Margarita sale de su casa con un carro para recogerlo y es entonces cuando se da cuenta de que en la guerra no hay vencedores. Por el camino ve hombres que piden ayuda y que están muriendo a lo largo del camino, por heridas que no podía haber imaginado ni en sueños. Se porta bastante cruel con un marido que no fue malo con ella.

Viuda de nuevo, se casa con Thomas Stanley, un hombre cercano a los York. Margarita fue la que movió los hilos para que este matrimonio se diera. Gracias a él, pudo regresar a la corte y servir al nuevo rey (Enrique VI ya había muerto, su hijo también y gobernaban Eduardo IV e Isabel (la reina blanca).

Enrique, hijo de Margarita Beaufort.
Enrique, hijo de Margarita Beaufort.

Fue a la corte buscando estar al tanto de lo que sucedía en ella, para ver que podía hacer para favorecer a su hijo (que estaba en el extranjero, pues podía reclamar el trono por su linaje Lancaster). Margarita fingía ser dócil y estar al servicio de los poderosos, pero era una mujer calculadora. Cuando muere Eduardo y sus hijos varones son aún muy jóvenes para ser reyes, está el problema de quien será nombrado regente del reino. Ricardo York se apresura para nombrarse Regente, quitando del camino a la Reina Blanca y su familia. Y este libro dice que la culpable de la muerte de los príncipes de la torre de Londres fue Margarita Beaufort. Esto deja el camino para que Ricardo ascienda al trono. Una vez más, Margarita estuvo al servicio de la reina Anna (esposa de Ricardo III), pero por una traición, la exiliaron a sus tierras, y le quitaron todas sus propiedades (que pasaron a manos del marido, que podría entonces manejarlas a su antojo).

Lejos de la corte, se puso a seguir intrigando y convenció a la Isabel Woodville (la exreina blanca, ahora viuda de Eduardo IV) de que casaran a a su hijo, Enrique Tudor con la hija mayor de la Isabel, llamada también Isabel. De esta manera, la casa de York –Isabel- y la casa de Lancaster –Margarita- quedarían unidas por matrimonio, y si Ricardo moría sin descendencia, podrían reclamar el trono para sí.

El matrimonio de Enrique Tudor e Isabel de York, terminaría con las riñas de las casas de la rosa roja y la rosa blanca.
El matrimonio de Enrique Tudor e Isabel de York, terminaría con las riñas de las casas de la rosa roja y la rosa blanca.

En 1485 tiene lugar la batalla de Bosworth, donde Ricardo III perdió la vida y Enrique Tudor reclamaría para sí la corona de Inglaterra.

Margarita fue una mujer calculadora, que se enorgullecía de tener “rodillas de santa”  porque rezaba mucho, pero fue una mujer fría, que usó a muchas personas para lograr sus intereses. Debe haber sido una suegra espantosa (ya me quiero leer el siguiente libro para saber cómo le fue a la pobre Isabel con esta mujer de suegra).

Décimo libro  para el reto de Isi, leer 20 libros escritos en inglés.

Séptimo libro  para el reto: leer novela histórica.

Anuncios

10 comentarios

    • Carmen:
      ¡claro que te permito! ¡y muchas gracias por hacérmelo notar! tengo dificultades con los números y siempre anoto fechas, direcciones y cuentas de banco con un secretario que me dicta, y otro que revisa lo que voy anotando pues sola siempre tengo algún error 😛 y para el blog me las arreglo como puedo jajaja. (Ya se ven los resultados…ayy que yo).
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s