LIBRO: El Lobo Estepario

image_1165_1_99391

EL LOBO ESTEPARIO
Herman Hesse

Mi relación con Hesse comenzó con el pie izquierdo. Cuando tenía 9 años, alguien me regaló un libro de él –que porque me gustaba leer ayyyy- y pues nada: no me gustó. No entendí nada y me parecía muy pesado. El libro era Sidharta.

Pero esta fue una lectura propuesta en un círculo de lectura, así que me dispuse a encontrarme de nuevo con Mr. Hesse.

¿Pero de qué trata el Lobo Estepario? Harry Haller, señor de mediana edad, llega a rentar una habitación en una pensión. Busca un lugar limpio, meticuloso. Es un inquilino que no da molestias, y que de vez en cuando se sienta en los escalones de la casa gozando del ambiente que le rodea. Sin embargo, detesta profundamente la vida burguesa y se autodenomina a sí mismo un lobo estepario: “Su mirada atravesaba el mundo de nuestro tiempo, toda la fiebre de actividad y el afán de sobresalir, la vanidad entera y todo ese juego superficial de un espiritualismo fingido y sin fondo”.

1286114269400_f

¿Cómo se forma un lobo estepario? “Su educación fue hecha por padres y maestros amantes, pero muy severos y muy religiosos, en aquel sentido que hace del “quebranto de la voluntad” la base de la educación […] consiguieron enseñarlo y odiarse a sí mismo […] todo odio, malicia y crítica que era capaz de sentir, los desataba siempre, ante todo, y en primer lugar, contra su propio yo […] su vida toda fue una prueba de que: sin amor de la propia persona, es también imposible el amor al prójimo; de que el odio de uno mismo, es exactamente igual, y al final de cuentas produce el mismo terrible aislamiento, y el mismo desaliento que el egoísmo más reconcentrado.” Y dice más adelante: “La enfermedad psíquica de Haller es –hoy estoy seguro- no el desvarío de un solo individuo, sino la enfermedad del siglo mismo, la neurosis de esa generación a la que Haller pertenece, enfermedad que no ataca solamente a los débiles e inferiores, sino precisamente a las almas fuertes, las espirituales, las más talentosas.

El descontrol interno de Harry se refleja en el desorden de su cuarto, y por eso busca habitar un lugar donde haya lo contrario. Vive dentro del mundo burgués, sin sentirse parte de él, aunque le gustan sus comodidades y considera que los avances de la sociedad son debido a los lobos esteparios a lo largo de las épocas. Habla del hastío, de lo mucho que le disgusta la sociedad, del vacío con que ella busca llenarse a través de actividades que no forman sino que deforman a las personas.

El lobo estepario sería aquel ser humano que se enfrenta a si mismo, se da cuenta de la incongruencia en la que vive y sufre por ello. Harry Haller de hecho, está pensando en el suicidio.

Harry conocerá a Amanda (en mi traducción, hecha por Petra González, pero en inglés, su nombre será Hermine) mujer que lo introducirá a la vida de placeres. Ella le presentará a Pablo, un músico que será muy importante en la historia, pues lo llevará al teatro mágico.

Steppenwolf_by_RedOX3000

¡Que alma tan atormentada! Creo que hay mucho de Herman Hesse en el libro. Para empezar, el personaje principal tiene sus mismas iniciales (Harry Haller). La mujer que hace que se encuentre con el lado hedonista y sensual de la vida se llama Hermine, la versión femenina de Herman. La formación del lobo estepario es la que él recibió de niño, y al final, Harry y Hermine.  SPOILER me parece que son partes de una misma persona (¿anima y animus?) FIN DEL SPOILER.

Sin embargo, ofrece una luz: todas las máscaras con que usamos para vivir, pueden caerse a través de la risa. Ella es un refugio contra las incongruencias en las que vivimos, personal y socialmente.

En este segundo encuentro con don Hesse siento que ya le entendí mejor, pero sigo con la misma sensación que cuando lo leí hace tantos años: me parece que no me entero de todo lo que quiere contarme.

Tercer libro para el reto: Viajar Leyendo (Alemania).

Anuncios

24 comentarios

  1. Hola Ale…..¿jandra, gria, xandra, na, alexia?
    Como sea ; Hola
    Leí tu comentario, todo bien, cada uno lo comenta como lo sintió o le llegó.
    Lo que no tengo claro, es porque se define como lobo estepario.
    Un lobo es un lobo, estepario o no, y tienen ciertas costumbres que no se parecen en nada a las del personaje, ni se parecen al autor.
    Son filosofías de vida bien diferentes.
    No se como lo considerás, o tal vez ni siquiera lo tomaste en cuenta, o no lo consideraste relevante.
    Si él, lo hubiera titulado Buitre africano, y te encontrabas con ese desarrollo, ¿te hubiera dado lo mismo?
    ¿Porque te cuento esto?
    Es por una manía mía ; Si no pongo primero el título no puedo arrancar.
    El título gobierno mi vida, aunque después el, o los personajes, o las circunstancias, me llevan como los vientos alisios al principio y después como tormentas tropicales.
    No planeo lo que escribo, lo hago de corrido y de un tirón, salga pato a gallareta.
    Cariños
    Rubén Ardosain

    • Ruben:
      saber por qué Hesse eligió el lobo estepario, requeriría que le preguntaramos directamente a él para salir de dudas. Los lectores podemos imaginarnos y contestarnos según lo que nos haya dicho el libro, y eso siempre será subjetivo.
      Saludos,
      Alejandra (es Alejandra 😉 )

  2. Leí ya hace bastante ‘Siddartha’, algo completamente distinto a lo que solía leer. Muchos de mis amigos lectores dicen que debiera leer éste que tú reseñas. Se que en todos los casos hay mucho de búsqueda espiritual. No por nada Hesse es considerado el introductor del orientalismo en la vida occidental.
    Gracias por recordárnoslo.
    Un beso, Ale.

    • Marcelo:
      Ahhh ese Siddartha me trae malos recuerdos 😛 pero a lo mejor uno de estos días me animo a leerlo. Mi hijo me lo recomienda también 😀 Hesse tuvo la suerte de tener un abuelo con una vasta cultura, que vivió en la India e incluso tradujo al malayo varias obras. Creo que él debe haberle abierto la ventana a la cultura oriental. Tmabién para mí ha sido algo distinto a lo que suelo leer 😉
      Un beso,
      Ale.

  3. No sé si en algún momento me atreveré con este autor. Y es que tengo miedo precisamente de no enterarme de nada… Veo que tu segundo intento ha sido mucho mejor. Aunque no creo que sea un autor para leer con nueve años… Pero si algún día me animo con Hesse, creo que será con este libro. Me llama más que Siddartha.
    Besotes!!!

    • Susana:
      no estoy segura de que entienda a cabalidad todo lo que quiere decirme a estas alturas 😛
      el título que sugieres es bueno ehhh ¡muy bueno! ahí hay tela de dónde cortar 😀 jajaja
      Un beso,
      Ale.

  4. Tuve la suerte de que Hesse llegó a mí, como lectora, en un momento que sí supe apreciar lo que tenía entre manos. Leí muchos de sus libros y casi seguidos. El lobo estepario… sí, es posible que haya mucho de Hesse en el protagonista del libro, como lo hay de muchos autores en sus obras, sobre todo de ciertos autores… atormentados.

    Un abrazo

    • Ana:
      es verdad, los escritores que tienen vidas tormentosas usan la escritura para encontrar un poco de orden en su caos. ¡Que bien que llegó a tí en un momento en que lo disfrutaste y apreciaste! yo quiero seguirlo leyendo, pero luego se me cuelan tantas cosas por delante. En fin, espero poder leer otro de él antes de que termine en año.
      Un beso,
      Ale.

  5. Hola Ale

    Das muy bien en el clavo, yo también lo tengo reseñado a falta de publicarlo, la frasecita del spoiler es acertadísima. Hesse siempre se quejó de que este libro se hubiera entendido mal, consideraba que habían hecho una lectura que no cabía… ya ves… no va tanto por el lado depresivo o agustiado como por el camino de la búsqueda existencial y espiritual.

    P.S: A mí Siddartha no me gustó 😉

    Besos.

    • Yossi:
      ¡exacto! y como el lector debe indagar junto con él, por eso es que hay edades en que no es adecuado 😉
      Te cuento que mi hijo de 17 es super fan de Siddharta, y es quien me está enchinchando para que vuelva a hacer el intento. Ya les contaré…
      un beso,
      Ale.

  6. Creo que te pilló un poco joven la primera lectura de Hesse 🙂
    Los dos libros que comentas los leí más menos con 18 años, y en su momento me marcaron bastante, lecturas profundas en una edad complicada. Supongo que ahora si las releyera serían otras mis sensaciones.
    Un abrazo

    • Blanca:
      jovencísima jajaja.
      A mi hijo y varios de sus amigos les ha gustado mucho, supongo porque tiene mucho que ver con la crítica a la sociedad a la que pertenecen, el buscar su propio camino, ir encontrando las incongruencias entre lo que se desea y el “deber hacer”. Seguro que si, que hoy encontrarías otros matices y sensaciones 😉
      un beso,
      Ale.

  7. Tengo una deuda muy grande con Hesse que tú me acaba de recordar. Quizá en verano, aunque con calor no sé yo si me apetecerá este tipo de lecturas. Ya veremos…
    Besos, Ale!!

  8. Ale, qué de cosas te dice este lobo estepario…parece que leí hace más de veinte años, un libro completamente distinto. Eso que dices al principio…cuando te regalaron el libro de Herman Hesse, es cierto…aunque llevara otro título…el momento no era el apropiado. Lo mismo me pasó a mí, aunque ya era más mayorcita. Creo que Herman Hesse, gusta tanto de mayor, que se recomienda sin tener en cuenta el momento de la persona.

    Poder resolver problemas a través del sentido del humor, me parece imprescindible.

    Gracias por recordarme este libro. Quizá merezca la pena una relectura.

    Un abrazo grande..¡¡qué agustito se está por aquí contigo!!

    • María:
      es una lectura que merece que te tomes un tiempo para darte cuenta de lo que te va diciendo. Dejas el libro a un lado y dices “¡que verdad tan grande! y pensar que no me había percatado que pienso lo mismo” o “esto no lo había pensado nunca”. Hesse es profundo, muy profundo.
      Me dejas pensando ¿cuál sería ese título que te dieron en un momento no apropiado?
      Sólo la risa nos hace resistir en los momentos más difíciles 😀 resilencia al 100 😀
      Me alegra que estés a gusto, si lo consigo ¡es un placer para mí!
      un beso,
      Ale.

  9. Este lo tengo para leer. A mí tabién me rgalaron Sidharta de jovencita, y me costó como a ti, oero hace unos alos lo leí y en realidad es sencilito, no sé si es algo que hay que agradecer a los avances de las pseudo espiritualidades, jeje.
    Tengo este libro esperándome, porque tambén intuía que iba ser un hueso duro de roer, ¿ese párrafo que has puesto de la formación del lobo estpario es de esta novela o de otra persona? Es que me parece muy bueno, un buen análisis, eso que cuenta de que en el fondo de un lobo lo que hay es un no amor a si mimo, la enfermedad de un siglo, se ve también en Mann, hay algo de lo que por fortuna nos hemos librado, y la sociedad actual viene con mucho más oxígeno que la de estos grandes escritores. Esta es la parte positiva de nuestro tiempo.
    Lo leeré, desde luego.

    • Icíar:
      creo que la vida tiene que ver con que ya entendamos mejor a este autor 😀 jajaja
      Es de esta novela el párrafo.
      Es que les tocó vivir una época muy dura. Ya vez que Sweig dijo “ahí se ven” y se suicidó. No fueron años fáciles. Se que Jung también tuvo momentos de crisis y por poco y no sale.
      Un beso,
      Ale.

  10. Este es uno de sus novelas, leí esta y luego leí Siddartha. Siddartha me gusto mucho.

    EL lobo estepario es una novela densa. como dices, Harry vive atormentado porque odia el mundo burgués, le parece lo más artificial y poco honesto que existe, pero no puede dejar de sumergirse y de disfrutar de los placeres que este mundo le ofrece, es un burgués que odia su naturaleza y su mundo.

    Creo que las sensaciones del protagonista hasta aquí no distan mucho de la sensaciones de muchas personas hoy en día, todos nos habremos sentido así en algún momento, con ese sin sabor de que el mundo es artificioso e irreal y que las cosas que realmente importan han perdido su valor y se menosprecian.

    El encuentro con la mujer de la cual se enamora será fundamental, porque al estar con ella, él sentirá una vía de escape, una válvula por la cual saldrá toda la presión que acumula.

    El final es confuso e impresionante; y lo que dices es cierto, el final te deja a medio camino entre la certeza y la duda, puedes interpretarlo de muchas maneras, pero parece que él te ha dejado de contar algo, o espera que lo encuentres buscando con una relectura del libro.

    Yo sigo leyendo a Charles Bukowski, se lee muy rápido es muy divertido y lleno de ocurrencias, tal vez grosero o burdo, pero honesto; y al señor Antonio Tabucchi, escritor Portugués con gran calidad, ya he leído dos libros: Sostiene Pereira y Nocturno Hindu, el segundo te deja pequeñas grandes lecciones a cada instante, a pesar de ser corto

    Ale, gracias por escribir, un abrazo y seguiré pasando de vez en cuando.

    • Manuel:
      a Siddharta aún lo tengo pendiente.
      Das en el meollo de la novela con pocas palabras: “es un burgués que odia su naturaleza y su mundo”.
      Charles Bukowski también es un autor que tengo pendiente, buscaré algo de él, y a Tabucchi que mucho me han recomendado.
      ¡Nos seguimos leyendo!
      Un abrazo,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s