LIBRO: Letters From Father Christmas

Letters_Father_Christmas2LETTERS FROM FATHER CHRISTMAS
J.R.R. Tolkien

Algunos de los libros más bonitos que existen, vieron la luz porque un padre enamorado de sus hijos, quiso darles algo especial. Y así es como nace este libro: Tolkien comienza a escribirle cartas a su hijo de tres años, como si fuera Papá Noel, y continuó con esta tradición durante más de 20 años, hasta el año en que su hija más pequeña cumplió 14 años.

Ejemplo de uno de los sobres donde llegaban las cartas.
Ejemplo de uno de los sobres donde llegaban las cartas.

En Diciembre, un sobre que tendría una estampilla del Polo Norte llegaba a la casa de los Tolkien. Algunas veces tendría un poco de nieve, y llegaría de la mano del cartero. Otras veces, la carta aparecería después de que Papá Noel hubiera llevado los regalos a los niños Tolkien. En cada una de ellas, Papá Noel ilustraba lo que les contaba y con letra temblorosa (por el frío y su avanzada edad) les hablaba de su vida en el Polo Norte, donde su ayudante principal, el oso polar, solía descomponer más de lo que ayudaba. Por supuesto, el Oso Polar se sentía poco favorecido en las ilustraciones así que aprendió a escribir y les ponía notas a los niños con su versión de la historia.

El oso trató de recuperar el gorro de Papá Noel, que el viento le había arrebatado y aunque Papá Noel le pidió que no se subiera a el obelisco de hielo, hizo caso omiso y terminó dañando la casa, y con el gorro en la nariz.
El oso trató de recuperar el gorro de Papá Noel, que el viento le había arrebatado y aunque Papá Noel le pidió que no se subiera a el obelisco de hielo, hizo caso omiso y terminó dañando la casa, y con el gorro en la nariz.

En una ocasión, Papá Noel tuvo de visita al hombre que vive en la luna, y como consecuencia de esto, el invierno fue muy frío. Otro año hubo mucha oscuridad porque por una travesura del oso, las estrellas se cayeron del cielo. Un año por poco no hubo regalos porque el oso descuidado inundó el sótano donde se guardaban los juguetes; en otra ocasión el oso se fue de aprendiz de un carpintero, para regresar con la pata derecha muy lastimada. En el polo norte vivían también los hombres de nieve, los duendes, elfos, goblins. En 1937, Papá Noel les cuenta que ha enviado un mensajero y que este le dijo que la casa de los Tolkien estaba cerrada y parecía que se habían mudado, así que les escribe para preguntar como están, pues supo que se habían mudado de casa, y no había ocurrido una desgracia como temía en un primer momento. Les dice que como se ha lastimado la mano movimiento unas cajas en Noviembre, ha tenido que tomar a su servicio un elfo llamado Ilbereth para que sea su secretario y le ayude a tener al día su correo. Los hijos de Tolkien también le escribían a Papá Noel y le hacían preguntas sobre su vida, y le contaban de la suya. Papá Noel les dice que ha guardado las cartas que ellos le envían, aunque no tiene todas.

Esta es la letra del Oso Polar.
Esta es la letra del Oso Polar.

En 1943 le dice a Priscilla que esa será la última carta que reciba, aunque “guardamos las direcciones de todos nuestros amigos para siempre”. Le dice que siente que no recibirá todo lo que ha pedido, pero si todos los libros que quería (ahhh, ese papá amante de los libros 😉 ).

Es un libro muy bonito, las ilustraciones son asombrosas, llenas de detalles y seguro los hijos se mantenían entretenidos estudiándolas cuando las recibían, casi tanto como las cartas –donde cada uno de los personajes usaba un alfabeto especial-. Un testimonio del amor de un padre, que siempre quiso acrecentar la imaginación de sus hijos.

Otra de las travesuras del oso, que no termina bien ;)
Otra de las travesuras del oso, que no termina bien 😉

La primera edición de este libro se publicó en 1976, 3 años después de la muerte de Tolkien.

Libro 19 para el reto Leer 20 libros en inglés.

Anuncios

10 comentarios

  1. Hola Ale!
    Yo también he estado estas Navidades leyendo Cartas de Papá Noel de Tolkien, pero en español. Si consigo ir a Inglaterra, me lo traeré en inglés, porque la verdad es que es una verdadera obra de arte. Me encanta la paciencia de Tolkien, su esmero en hacerles dibujos para que todo fuera más creíble… En casa no han sido nunca de detalles así, es más, creo que soy la única niña que jamás creyó en los Reyes Magos o Papá Noel jajaja mis padres no se molestaban en esconder regalos ni leches, directamente me llevaban a que escogiese lo que quisiera y me decían: “ea, el día 5 de enero lo vuelves a ver” y san se acabó jajajaja qué poca mano con los niños por dios!
    Así que la primera vez que tuve en mis manos Cartas de Papá Noel, casi lloro de emoción. El día de mañana querré hacerle a mis hijos algo parecido, que siempre tengan la ilusión (aunque mis dibujos sean para llorar de pena).
    Me ha encantado la entrada. Ojalá hayas tenido una feliz navidad y una gran entrada de año! No pude venir antes porque desde Nochevieja estuve enferma con un virus que cogí y en urgencias me dijeron que tenía que guardar cama, pero ya estoy recuperada y de vuelta al blog, donde por fin he podido comentar un libro que leí gracias a ti 🙂 Me lo he pasado en grande leyéndolo!
    A ti te ha cundido mucho el tiempo por lo que veo! Te has apuntado a todos los retos jajaja qué valiente!!
    Un besazo fuerte y gracias por tus posts!

    • Ma. José:
      ¡que gusto recibirte en mi casa virtual! 😉 espero que ya esa necia enfermedad haya sido vencida y te encuentres como nueva. ¡Yo no lo he conseguido en español, pero lo quiero también en este idioma! la verdad es que cada carta es una obra de arte, y pensar que también hacía el sobre y se las ingeniaba para que les llegara con el cartero…
      A mi nunca se me ocurrió hacerle esto a mis hijos, y muy jóvenes reconocían mi letra (por más que yo trataba de disfrazarla) en las notitas con el nombre de cada uno.
      Me apunté a muchos retos, pero la verdad es que este año estaré trabajando en un proyecto personal que me tomará mucho tiempo, así que no se si termine los retos. Pero lo paso genial tratando de…que es de lo que se trata 😉
      Un beso y un abrazo virtual (es más, virtual hasta mando te y manta jejeje).
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s