LIBRO: Aura

AuraAURA
Carlos Fuentes

Carlos Fuentes es uno de los autores más destacados de mi país. Nacido en Panamá (su padre era diplomático), vivió muchos años fuera de México (a donde su papá era enviado, allá iba la familia). Recibió muchos premios: el Cervantes en 1987, el Príncipe de Asturias en 1994 –entre otros- y fue miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua. Lo que mejor me hace pensar de él fue que durante los 70’s fue embajador de México en Francia y renunció cuando supo que a Díaz Ordaz (ex presidente responsable de la matanza de Tlatelolco) lo nombraban embajador de México en España.

Sus obras son por eso parte de lo que se lee en el bachillerato. Creo que a me tocó leer “La Muerte de Artemio Cruz” de la que en verdad, no recuerdo nada (poca atención ponía a la escuela en esa etapa de mi vida jijiji).

Esta otra obra, pequeñita (apenas llega a las 60 páginas) se publicó en 1962. La verdad es que no había nada que me hiciera leerla (de Fuentes he escuchado que es muy bueno en sus primeras obras, y terriblemente malo en las últimas), hasta que hace unos días, en un desayuno, una amiga me comentó que en la escuela donde estudian sus hijos se hizo un círculo de lectura para padres para comentar la obra, pues los hijos estaban leyéndola. Y que hubo dos papás (de 6 que llegaron) que estaban francamente escandalizados y uno de ellos sugería un exorcista para explicarles a los chicos algo sobre la obra. Entre los narcotraficantes, el estado fallido y las personas que están pensando que para todo necesitan un exorcista, no se qué me da más miedo en esta ciudad.

Carlos Fuentes, que era muy guapetón.
Carlos Fuentes, que era muy guapetón.

Esto me intrigó. ¿Pues qué dice el libro? ¿habla de algo satánico? No, no es así. El libro tiene varias interpretaciones, y cada lector puede cerrarlo como le plazca (o a su leal saber y entender, diría un maestro de derecho que tuve).

Ya el libro en el 2001 había estado en el candelero gracias a Carlos Abascal, entonces Secretario de Trabajo durante el gobierno de Vicente Fox. En una escuela, este libro era lectura obligatoria. La hija de Abascal puso reparos a la lectura (¿o fue su padre el que puso reparos de que su hija tuviera que leerlo?), manda una nota a la escuela y la maestra termina sin trabajo (en defensa de Abascal, el no pidió la renuncia de la maestra, pidió que su hija no leyera las lecturas que ella proponía). La maestra va a los medios de comunicación y mientras son peras o son manzanas, el libro se volvió un bestseller (que no lo había sido los 39 años anteriores. Carlos Fuentes decía “cada escritor debería tener su Abascal para que lo ayude”). Francamente me parece que cada padre puede educar a su hijo como mejor le plazca y que si hay lecturas que considera inadecuadas, puede pedirle al hijo(a) que se aleje de ellas (falta ver que el hijo haga caso, ya se sabe que nada se vuelve tan apetitoso como lo prohibido).

Mi hijo es un alumno al que se le requiere esta lectura (y tiene 3 años más que los que tenía la hija de Abascal cuando le fue requerida la lectura).  Así que lo leí. Y no encuentro nada en él que sea malévolo y retorcido, y que necesite las instancias de un exorcista. Y a mi hijo, la lectura no le despertó ninguna inquietud malsana.

¿De qué trata el libro? A grandes rasgos: un escritor descubre en el periódico la oportunidad que espera: un muy buen sueldo a cambio de poner editar unas memorias para su publicación, después de lo cual, podrá ponerse a escribir su propia obra. Quien lo contrata es Doña Consuelo, que vive con su sobrina Aura en una casa en el centro de la ciudad de México, que es oscura y llena de ratones, gatos que se incendian y donde parece que se come sólo riñones.

¿Quién es Aura? Los invito a descubrirlo (¡nomás 60 páginas!).

Libro 21 para el reto Leer 25 libros escritos en Español.

Anuncios

10 comentarios

  1. “Aura” no la he leído así que gracias por la recomendación. Lo que sí he leído es “La muerte de Artemio Cruz”, y además la recuerdo bastante bien. Merece la pena releerla, de todas formas. Por supuesto, ¡qué fuerte lo de los exorcismos! Pero no pienses que esto es sólo Méjico- en España murió una chica de 13 años por exorcismos precisamente la semana pasada.

  2. ¡Oye, pues 60 paginas bien valen la pena para salir de dudas! No me extraña que te inquietes. Te oigo y me cuesta creer lo que escribes. ¿Exorcismos a estas alturas? Para que veas lo que cuesta arrancar de una sociedad la superstición. Da igual que se pueda acceder a información fidedigna, siempre existen los perezosos mentales, que prefieren la superstición o como se quiera calificar lo que cuentas.

    • Icíar:
      Y lo peor es que haya quien piense que un libro puede ponerlos en peligro ¿de posesión? en todo caso, los libros siempre son un peligro porque invitan a PENSAR. Pero como dices, siempre habrá perezosos mentales que decidan poner el peligro siempre en causas externas a ellos, sin estudiar jamás su propio corazón.
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s