LIBRO: Yo Soy Malala

image_1165_1_58104YO SOY MALALA
Malala Yousafzai

Este es otro regalo de mi cumpleaños (¡yei! ¡gracias Dalia! Aclaro que leo todo lo que me regalan, aunque a veces no lo ponga por aquí 😛 depende del tiempo que tenga, de que no se me pase mucho tiempo antes de escribir de él, en fin ¡muchas cosas!).

El 9 de Octubre, de 2012 cuando Malala volvía de la escuela, la camioneta donde viajaba fue detenida. Un joven barbudo preguntó al conductor si era el autobús del Colegio Khushal y le respondieron que si. Después dijo que quería información sobre algunas de las niñas y el conductor dijo que para eso tendrían que ir a la secretaría. Mientras, otro hombre se acercó a la parte trasera de la camioneta, se subió a la plataforma y preguntó quién era Malala. Le disparó en la cabeza (la bala entró por la parte posterior del ojo, saliendo por debajo del hombro derecho) e hizo disparo que no le dio a Malala, pero si a Shazia en la mano izquierda, y otro más, que le traspasó el hombro izquierdo a Shazia y se metió en el brazo derecho de Kainat Riaz.

Desde hacía un año, la familia de Malala había estado recibiendo amenazas. El motivo por el que se había vuelto un blanco de los talibanes era porque abogaba por el derecho a la educación de las niñas. El libro trata de responder a la pregunta que hicieron los talibanes ¿quién es Malala?

700x3006

Malala es una joven de hoy 17 años, que acaba de ganar el premio Nobel de la Paz (junto a Kailash Satyathi, un hindú que también aboga por el derecho a la educación de los niños y que se dice a liberado a más de 80 mil niños a salir de la esclavitud en la que vivían para rehabilitarse y educarse). Nació en el valle de Swat, en Pakistán, país de muy reciente formación (se forma en 1947). Su familia es pashtun (grupo etnolingüistico, que se caracterizan por hablar pashto y seguir un código de conducta ética para el individuo y su comunidad llamado pastunwali. Su religión es islámica).

Tiene la gran fortuna de llegar a un hogar en donde el padre celebra su nacimiento, en vez de lamentar que no fuera varón; y además que es un hombre que considera que la educación es un bien que no se le debe negar a nadie. Su padre funda un colegio y le pone el nombre de Khushal en honor al poeta guerrero de Akora y Malala vive ahí sus primeros años. Siempre en problemas económicos porque sostiene más becas de las que se puede permitir, es incapaz de negarle a un niño la formación.

¿Dónde está Pakistán? Comencemos por ahí
¿Dónde está Pakistán? Comencemos por ahí

Pakistán es un país joven, y además, en una zona conflictiva. Un terremoto en el año de 2005, dejó 11 mil huérfanos en el país dejándolos sin familia que se ocupara de ellos. Muchos de estos niños fueron llevados a madrasas (escuelas islámicas) donde se les enseña el Corán, pero nada de ciencia ni literatura. El caldo perfecto para tener después personas dispuestas a ser mártires de la fe, y fanáticos religiosos. Malala cuenta que tenía 10 años cuando llegaron los talibanes al valle de Swat y la vida de todos comenzaron a cambiar. Primero fueron cambios pequeños: programas de radio donde se criticaba al gobierno (con lo que se ganaron al pueblo) y después, se criticaba la forma de vivir de otros ciudadanos porque “no era lo que el Corán predica”. Esto molestaba al papá de Malala. Decía “Es ridículo que este presunto sabio esté sembrando ignorancia” (opinión que comparto por las tonterías que a veces escucho en el radio). Después, comenzaron a amenazar al papá de Malala. Le djeraban cartas pegadas en la puerta de la escuela que decía: “Señor, la escuela que dirige es occidental e infiel. Entre sus alumnos hay niñas y su uniforme es antiislámico. Ponga fin a esto o tendrá problemas y sus hijos llorarán y se lamentarán por usted” y la firmaban “Fedayines del Islam”. Después, de la amenaza pasaron a las acciones. Los talibanes destruyeron las estatuas de Buda en 2007, que eran reliquias del siglo V o VI, que eran bienes protegidos por la Unesco. Son enemigos de la cultura y la educación (claro, todo esto libera del fanatismo religioso). Malala tenía que estudiar el islam, y le enseñaban el Corán. Cuando uno de sus maestros trató de justificar el asesinato de Benazir Bhutto porque no observaba correctamente el islam, su padre le dijo a Malala: “Limítate a aprender el sentido literal de las palabras, no sigas su interpretación ni su explicación. Aprende sólo lo que dice Dios. Sus palabras son mensajes divinos que tú eres libre de interpretar con independencia.”

Niños talibanes.
Niños talibanes.

Cada vez era más difícil ir a la escuela. Los talibanes mataban personas en la calle porque lo que hacían, en su opinión, era contrario al Islam. Los niños iban a la escuela mientras en las calles se azotaba a otros, se les decapitaba y todos vivían con miedo. Un periodista de la BBC le propuso a Malala ser una corresponsal y contar lo que ella vivía en un blog escrito en urdu, donde ella tomó el nombre de Gul Makai (para mantenerla segura haciendo que se ignorara su verdadera identidad). La facilidad de Malala para narrar sus vivencias la lleva a después ser la protagonista de un documental estadounidense. Llegó un momento (cuando Malala tenía 11 años) en que cerraron las escuelas para niñas. Cuando abrieron de nuevo, sólo se daría oportunidad a las niñas hasta el cuarto año de primaria (los 10 años). En Mayo de 2009 (cuando tenía 12 años) se convirtieron en personas desplazadas, teniendo que salir del valle de Swat. En Julio de ese año 900 mil personas habían sido desplazadas del Valle (la mitad de la población). Malala y su familia regresaron al valle y ella siguió acudiendo a la escuela. En 2011 (con 14 años) recibe el Premio Nacional de la Paz de Pakistán, y fue nominada para el Premio Infantil Internacional de la Paz (premio que se le dio después).

Malala con su familia.
Malala con su familia.

Cuando comenzaron las amenazas, llegó un momento en que el padre de Malala pensó en detener su activismo y Malala le dijo “Tú me has dicho que si creemos en algo más grande que nuestras vidas nuestras voces se multiplicarán incluso si estamos muertos. ¡No podemos traicionar nuestra campaña!”. El empujón más grande para esa campaña sería su atentado. Organizaciones internacionales ofrecieron su ayuda y pudo ser trasladada a Inglaterra para ser atendida después de este, se rehabilitó y ahí vive actualmente.

6d12d0b283138b63d29410428fba64e4

¿Quién es Malala? Es una niña que tuvo la suerte de llegar a un hogar donde su padre era un enamorado de la erudición, y que estuvo contento de tener una hija. En un hogar donde el padre y madre son fuentes de ejemplo, cariño y comprensión para ella; un hogar donde los padres se sostienen mutuamente y se quieren. Malala habla a lo largo del libro de que la relación de sus padres es atípica para Pakistán porque su padre le consulta cosas a su mamá y le pide su opinión. Es la hermana mayor de dos varones. Es pakistaní, país apresado entre la ambición norteamericana (que sostuvieron a los talibanes, que irrumpieron sin permiso en él para matar a Osama Bin Laden) y la corrupción interna de sus líderes.

Sólo la educación puede hacer que un país deje de lado las prácticas de corrupción. Necesitamos la formación humana en las escuelas, para que los jóvenes aprendan que es más importante SER que TENER.

malala3

Un país que no apuesta a la educación, difícilmente tendrá un futuro, o será muy negro. Será presa de la ambición descontrolada de sus gobernantes, de adicciones en los gobernados al no ver un futuro claro, de la necesidad de actividades ilícitas de los más desprotegidos con todo lo que conlleva (violencia, corrupción, impunidad).

Anuncios

22 comentarios

  1. Me alegra que haya recibido el premio Nobel de la Paz, se lo merece muchísimo más que Obama. Lo triste es que tiene que predicar fuera de su país.
    Mucho ánimo para sobrellevar lo que está ocurriendo en tu país.

    • Isa:
      y si, en eso tienes razón. Ojalá algún día pueda regresar a su país, porque ya ves que “nadie es profeta en su tierra” y parece que no sería bien recibida.
      Gracias por los ánimos.
      De momento el presidente anda viajando (no tiene vergüenza) pero espero que allá donde vaya, haya personas que le sigan recordando que lo que se vive aquí es terrorismo del estado contra el ciudadano.
      Un beso,
      Ale.

  2. Generalmente no estoy de acuerdo con los premios Nobel, en especial el de la Paz, suelen ser sumamente mediáticos. No digo que esta joven no se lo merezca, pero también hay muchos que vienen peleando por diferentes motivos desde hace año y sin tener reconocimiento.
    Besos

    • Luciana: seguro que si influye no sólo los medios sino también los intereses del nobel (ya ves que Obama fue premio de la paz ¡increíble!). Se que el Nobel este año fue para personas dedicadas a que la educación sea un derecho para todos, y ciertamente, creo que esta acerca a los pueblos a la paz 😀
      un beso,
      Ale.

  3. Ale que hermosa entrada has hecho. Sin duda todo lo que merece alguien tan valeroso como Malala. Espero poder hacerme con este libro este 2015 porque cada frase que has seleccionado son verdaderas joyas.
    Gracias por compartirlo. Un beso!

  4. El otro día escuche una entrevista en youtube. Como dices, viniendo de donde viene, es admirable su lucha. El padre me parece también maravilloso, por la parte que le corresponde. Hay que ver lo bien que hablaba la niña de su padre.

    • Icíar:
      y es que su padre también ha ido en contra de todo lo que su cultura dice que debe ser la educación para las niñas; y como se les recibe en un hogar. La lucha es ardua, pues ya ves lo que pasó en diciembre, que asaltaron una escuela y hubo 140 muertos…terrible en verdad.
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s