LIBRO: La Historia Secreta del Narco

desdeLA HISTORIA SECRETA DEL NARCO
José Alfredo Andrade Bojorges

El autor está desaparecido desde 1999, después de presentar este libro. ¿Quién es el causante de su desaparición? ¿El narcotráfico, los políticos a quienes implica como guardianes de ellos o está en algún lugar escondido por todo lo que sabe?

El libro hace un gran desglose de lo que ha sido el tráfico de drogas y el poder en México desde hace más de un siglo.

Habla sobre los cárteles de la droga. Dice:

Etimológicamente, el vocablo viene del alemán kartell, “carta o “contrato”, y se ha usado para denotar la organización de empresario de una rama de la producción con el fin de dominar el mercado ejerciendo un monopolio. Nacido como reacción contra la competencia, deja a cada empresa su autonomía interior. Y se limita a agruparlas con miras a la venta de sus productos en las mejores condiciones. Se vale de los siguientes medios:

a. La delimitación de zonas reservadas marcadas a cada socio, con lo que se elimina la mutua concurrencia de la oferta para constituir un cártel de región.

b. La fijación para cada empresa de un máximo de producción que no podrá sobrepasar, creando las bases para influir de un modo monopolizador sobre los precios o cártel de contingencia. Los contingentes se establecen estudiando la capacidad y los resultados de producción de las distintas fábricas o empresas.

c. La implantación de un precio fijo, al que todos deben atenerse, modalidad que no afecta la cuantía de la oferta.

d. Fijación de la totalidad de las condiciones de venta o cártel de condiciones, como descuentos o créditos a los clientes. Con ello se tiende a evitar que se rompa el convenio sobre los precios propuestos mediante la concesión de facilidades en los precios y se asegura la ejecución real de la finalidad del cártel.

e. Supresión de la venta directa al cliente, convirtiendo al cártel en el comprador de los productos, así como el encargado de la venta, lo que constituye una cooperativa de producción.

carteles-mexico

Habla de como  surgió  Amado Fuentes Carrillo, hombre que debió haber sido muy inteligente pues supo aprovechar momentos de crisis para crecer y posicionarse al frente. Y también porque supo buscar protección de los grupos que debían haber estado persiguiéndolo.

Esto es lo más triste en México. No el que haya narcotraficantes, sino la clase de políticos que tenemos que parecen barril sin fondo. Le roban al pueblo, y por otro lado, piden aportación a los narcotraficantes por dejarlos trabajar. Los primeros no habrían prosperado sin el abono que representaron policías, gobernadores, y empresarios listos para hacer negocio con ellos. Les importa un cacahuate dejar sumido el país en la violencia, el vicio, y dejar sin futuro a varias generaciones. Lo único que les importa es hacer dinero. En el fondo, se parecen a los narcotraficantes. Los niños que conviven con los narcos desde pequeños ambicionan llegar a ser jefes de cárteles para tener todos los lujos que se mencionan en los corridos; los políticos quieren llegar al poder no para hacer el bien, buscar el beneficio social sino el suyo propio. Igualito que los narcos.

El libro hace una denuncia fuerte contra varios ex-gobernadores, y en también, contra empresarios. En Jalisco menciona especialmente a Antonio Leaño Álvarez del Castillo.

Una podredumbre que asquea. Y los narcos son los que menos asco me dan. Cuando menos esos son sinceros en cuanto a lo que hacen y buscan. Los otros se ponen una máscara de “gente decente” que los vuelve mucho más siniestros. Necesitamos que haya mexicanos valientes que amen a su país y que quieran dejar un México sano, que no roben, que no busquen enriquecerse con el dolor y las carencias de los más desprotegidos. Que quieran llegar al poder y lograr un cambio para bien. Que hagan lo que deben,  ahí en la esfera donde están. Que sean buenos empleados, si esa es su trinchera. Empleadores justos. Maestros que enseñen. Alumnos que aprendan. Doctores que hagan buenos diagnósticos, y cobren lo justo (y si pueden cobrar mucho ¿por qué no dedicar una tarde a dar consultas gratis, como un servicio?). Burócratas que no ralenticen la atención, ni compliquen los trámites. Que atiendan con una sonrisa, y quieran servir. México sería diferente si cada uno, desde donde está, hiciera más fácil la vida a los demás. No buscara servirse de ellos, sino servir.

Libro 11 para el reto de Leer 25 libros escritos en español.

Anuncios

20 comentarios

  1. Cierto, lo peor no son los narcos, sino los que les permiten actuar a su antojo. Así las cosas solo irán a peor, y claro, no puede salir ahora un solo político para enfrentarse, sino al día siguiente ya no está, hace falta la ayuda de todos, l esfuerzo conjunto. El libro pinta interesante, espero que el autor solo esté escondido y no le haya pasado nada.

    • Bea:
      El esfuerzo debe ser multi disciplinario: desde lo social, lo económico, lo legal…como padres, lo único que se me ocurre es enseñarles a los hijos a sentirse orgullosos de lo que hacen, que estudien, que no busquen el dinero fácil, que no se droguen…que busquen su felicidad en las cosas sencillas de la vida, en el ser y no parecer. Quizás si en cada hogar se enseña esto, habrá menos políticos bribones.
      un beso,
      Ale.

  2. El último párrafo debería leerlo todo el mundo, y aceptarlo y vivirlo y … ¡¡muy bien, muy bien!!!

    Ojalá las cosas vayan cambiando y haya gente tan valiente como el autor de este libro, que no acabe tan mal y pueda seguir luchando.

    Y sí, al final los que menos asco dan son los delincuentes claros y no los que los protegen bajo el manto de la ley y el gobierno.

    • Loque:
      leía este y luego al mismo tiempo leía “Zaragoza” de Galdós y pensaba: esta es la gente que necesitamos ahorita. La que calle por calle defiende lo que es suyo, la que deja todo por no ser sometida a algo que no quiere.
      Un beso,
      Ale.

    • Teresa:
      ahhh estamos metidos en la violencia más terrible y en unas autoridades que dan más miedo que los narcos, los ladrones y sus equipos. Ya no sabe uno ni de qué cuidarse, o cómo.
      Un beso,
      Ale.

    • Susana:
      ahhh, que más quisiera yo que estar platicándoles otras cosas. Pero ¡es lo que hay! parece que estamos como Colombia cuando Pablo Escobar. Aquí no han puesto bombas pero ¡hay tantos desaparecidos!
      un beso,
      Ale.

    • Icíar:
      se quiere acusar a un presidente y otro expresidente con crímenes contra la humanidad por la cantidad de muertos y desaparecidos. En esas estamos. Creo que lo primero que tendríamos que lograr sería quitarles inmunidad a los servidores públicos para que no sean intocables. Y luego poner valientes que no quiten el dedo del renglón y persigan a los criminales, caiga quien caiga.
      Un beso,
      Ale.

  3. Hola,
    Me sospecho que el libro tiene material que incomoda a la Clase Politica Mexicana, pues los narcos ya sabemos quienes son y mas bien ellos quieren darse a conocer pues pagan para que les hagan sus corridos . El libro tengo tiempo buscandolo en la red o de venta y ni sus luces. Es triste por demas la situacion de Mexico, ya casi esta como la Colombia de los 80’s. Y no se ve que vaya a cambiar la situacion pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s