LIBRO:Born to Run /Nacidos para Correr

Born-to-run-coverBORN  TO  RUN
Christopher McDougall

Comencé el verano viendo y leyendo películas sobre alpinismo y de ahí me pasé a este libro. Debo confesar que yo no corro ni para salvar la vida, porque la única vez que he estado en verdadero peligro me paralicé como un venado que ve los faros del carro del cazador. Así que fue una elección rara para mí, pero debo decir que lo disfruté y ha hecho que camine a diario (correr aún no).

Comienza con el autor comentando que ha sufrido una lesión más debido a su afición por correr y se pregunta ¿qué es lo que hace que los seres humanos corramos? ¿Por qué se lastiman tanto las personas, y por qué  siguen corriendo a pesar de las lesiones? Los tennis, que se supone ahora son más personalizados –hay para pronador, supinador, pisada neutra- , ¿lastiman más de lo que ayudan? ¿Correr es algo para lo que está preparado el cuerpo humano? ¿O no es así y por eso las lesiones van aumentando con los  años?

Y se lastiman y siguen corriendo
Y se lastiman y siguen corriendo

Y para dar respuesta a estas preguntas, una revista especializada en correr, lo patrocina para que haga una investigación. Christopher está lastimado y parece que su carrera como corredor está acabada, y se interesa en una tribu que vive en México, en las barrancas de cobre, que corren a diario grandes distancias y que parece  no se lesionan nunca. Corren con huaraches, y durante grandes distancias sin problemas ¿cómo es esto posible?

Tarahumaras
Tarahumaras

Lo primero que tiene que hacer Christopher es encontrar a un gringo al que llaman Caballo Loco, a quienes los tarahumaras han aceptado como visitante, casi como a uno de ellos y a quien le apasiona correr. Christopher se pregunta si será una leyenda de tanto trabajo que le da encontrarlo (siempre resulta que “se acaba de ir”, “lo vimos ayer”, etc, etc, etc). Cuando lo encuentra, Caballo loco le habla de los tarahumaras, y su impresionante resistencia física. Y lo mucho que disfrutan de correr (siempre sonriendo, no se les nota el cansancio).

El libro es muy interesante porque va mezclando este reportaje que está haciendo, con estudios de lo que han encontrado los fisiólogos y el punto más emocionante del libro está cuando los tarahumaras van a correr a una de las carreras más exigentes que existen físicamente: las 100 millas de Leadville. Y el contraste de como corren los tarahumaras y otros atletas (y como llegan a la final). La conclusión del autor: el cuerpo humano está hecho para correr y mientras menos parafernalia moderna usemos, mejor.

Barrancas del Cobre
Barrancas del Cobre

En una entrevista el autor dijo: “el secreto me golpeó como un rayo. Era tan simple y tan preciso: todo lo que me han enseñado sobre correr era equivocado. Tratamos correr en el mundo moderno de la misma manera en que tratamos el parto – dolerá, se necesita equipo especial y lo mejor que puedes esperar es que pase pronto con el mínimo daño.

Cuando conocí a los tarahumaras me di cuenta de que se divierten. Ellos aman correr, y eso les permite hacerlo a través de los años como si fueran delfines deslizándose sobre las olas. Para ellos, correr no es un trabajo. No es un castigo por haber comido. Es un arte, como lo era para nuestros ancestros. Antes de que estuviéramos pintando en las cuevas, o tocando con ritmo un tambor, estábamos perfeccionando el arte de combinar nuestra respiración, mente y músculos para movernos a través de terreno salvaje”

Libro 12 para el reto de leer 20 libros  en inglés.

Aquí pueden ver una conferencia del autor para TED.

Anuncios

12 comentarios

  1. Parece muy curioso este libro. Cualquier investigación que vaya un poco más allá de lo habitual, resulta interesante. Pero yo tampoco corro. No creo que todas las personas estén preparadas (física o psicológicamente) para según qué ejercicio físico.
    Aunque como tú, también he empezado a andar; a andar como si fuera a algún sitio, no a pasear (según instrucciones del profesional que me hizo mi tabla de ejercicios -que no hago-) y he conseguido ya 45′ diarios sin morir en el intento, lo que hace unos meses me parecía poco menos que imposible 🙂 Ya veremos cuanto me dura.

    • Ascen:
      no se si yo esté preparada psicológicamente para correr 😛 jajaja.
      ¡Felicidades por esos 45 diarios! yo me aburro una barbaridad cuando tengo que hacerlo en casa, en la caminadora. Me gusta mucho más ir por ahí viendo un paisaje (pero no todos los días puedo hacerlo). Y mira que intento en casa con música, con un programa y no hay manera. Conozco la eternidad cuando no puedo salir de casa y tengo que caminar ahí jajaja.
      Un beso,
      Ale.

  2. Justamente ahora mismo estoy leyendo este libro. Lo estoy intercalando con otras lecturas, así que voy despacio. Estoy en la parte en la que todavía buscan a Caballo loco, pero lo que leí me parece interesante. La historia y cultura de los tarahumaras me parece fascinante, cuesta creer que existan de verdad.

  3. Me has llamado mucho la atención con este libro. Y es que correr si es algo que he hecho, como hobby. Tuve que dejarlo por problemas de espalda y ahora me limito a caminatas de una hora, qué le vamos a hacer… Así que este libro sí que lo busco. Que además voy a aprender mucho.
    Besotes!!!

  4. Con las rodillas que tengo, siempre me han dicho que haga bicicleta pero no corra, porque se resienten. Y en mi caso es cierto.
    Pero andar rápido sí me gusta, jeje.
    Un libro interesante, me quedo con tus impresiones, pero no creo que me anime a leerlo.

    • Teresa:
      hay que cuidar el esqueleto 😀 así que no corras. Lo que si dice este autor es que los tennis especiales, hacen más daño que bien, y ellos pueden lastimar más las rodillas. Así que te paso el tip.
      Un beso,
      Ale.

  5. Ya habia escuchado sobre los tarahumaras, buenas se ve la historia e interesante la reflexión, realmente corres y hacer ejercisios tiene que disfrutarse, es parte de la salud fisica pero tambien mental, no hay que martirizarse por bajar de peso, pero me encanta el libro me gustaria leerlo.

  6. Guauuu qué lugar!!!
    Pues efectivamente, muchos corremos por haber comido demasiado y querer quitar kilos, cuando la motivación debe de ser otra. Tenemos que hacerlo para sentirnos mejor y ser felices, aunque yo creo que se puede empezar motivado por algo y luego cambiar de parecer.
    Yo empecé a correr este año, y os confieso que al principio no me gustaba nada, siempre estaba cansada y solo lo hacía para saber que había quemado alguna caloría. Ahora lo hago porque me gusta ir mejorando y haciendo más tiempo cada vez…
    En fin, me parece que puede ser una lectura interesante.
    Me alegro de que ahora salgas a caminar 🙂

    • Isi:
      pues entrénate para que vengas al maratón que se hace por entre las montañas de cobre en Chihuahua. Dicen que son unos paisajes preciosos 😀 y además, veo que cada día estás más en forma.
      Yo ahí sigo entre que camino y corro, y me quiero morir todavía 😦
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s