LIBRO: Into Thin Air

book-cover-finalINTO THIN AIR
Jon Krakauker

Ahora que mis hijos están de vacaciones, tratamos de hacer actividades que normalmente no podemos hacer porque nuestros horarios lo impiden. Y algo que disfrutamos mucho es sentarnos a ver la televisión 😀 . Tratamos de que sean cosas del interés de todos (ayyyyyy ¡es tan difícil ponernos de acuerdo!).

Dimos en Netflix con una película sobre los primeros canadienses en llegar a la cima del Everest (se llama Everest, la película se puede ver en youtube aquí). Después de ver esa película, al otro día seguimos buscando cosas sobre el Everest en Netflix y dimos con otra película, sobre una expedición en 1996 que salió mal, y donde hubo muchos muertos (En Neflix la encuentran como Camino a la Cima, en inglés, esta es la ficha). La película dice  que está basada en el libro de Jon Krakauker. Yo decía “mhhh, conozco al escritor pero ¿de qué?” y mi hijo Fernando me dijo “es del autor que te he pedido que leas su libro y veas la película “Hacia las rutas salvajes” (y que con pena tengo que confesar que aún no leo/veo).  😦

El Autor.
El Autor.

Jon Krakauker se define a sí mismo como un escalador, que durante años vivió para escalar. Trabajaba como carpintero y pescador de salmón y cuando tenía suficiente dinero, salía a escalar alguna montaña. Durante un tiempo, anheló conquistar el Everest, pero abandonó esta fantasía considerándola un sueño infantil. Entre  alpinistas, se denigraba la ascensión al Everest porque en los años 80’s la ruta sureste y sur (las más fáciles para llegar a la cima del Everest) habían sido conquistadas ya más de mil veces. En 1985 Dick Bass (un texano de 55 años de edad, rico y con poca experiencia alpinista) pudo escalar el Everest llevando como guía a David Brashears (que estaría presente en los eventos de 1996, y que estaba en el Everest para filmar un documental IMAX. Brashears es alpinista y ha hecho –entre otras- las películas “Siete años en el Tíbet” y “Riesgo Total”). Con esa hazaña, Bass fue el primero en conquistar las siete Cumbres, y la atención mediática que se le dió  fue asombrosa. Eso causó que de 1985 a 1995, el tráfico en todas las siete cumbres, y en el Everest, se multiplicara; y se convirtiera en negocio organizar expediciones para llevar a toda clase de alpinistas, siempre y cuando tuvieran dinero para pagar su inclusión en ellas –a consecuencia de esto, ahora el Everest es un lugar con mucha basura y cadáveres en ella-.

Michael Kennedy, el editor de la revista Climbing expresaba esto: “Ser invitado a una expedición al Everest era un honor que se ganaba solamente después de haber trabajado como aprendiz en los picos más bajos, y el que llegaba a la cima entraba en el firmamento selecto de las estrellas del alpinismo”. Por eso, la revista quería que Krakauker asistiera como reportero con alguna de estas empresas que eran manejadas por antiguos alpinistas solitarios, que habían cambiado el buscar patrocinio por clientes que llevar a las cumbres.

En un principio, se pensó que asistiera con un equipo y que se quedara a reportar desde el campamento base. Pero Krakauker pidió un año para prepararse físicamente e intentar llegar a la cima del Everest.

Inicialmente iría como cliente de la empresa Mountain Madness dirigida por Scott Fischer, pero Rob Hall, dueño de Adventure Consultants le propuso un mejor trato a la revista Climbing (Sólo pagarían 10 mil dólares, en vez de la tarifa de 65 mil que cobraba Rob, y a cambio le darían espacio de publicidad).

Equipo de Adventure Consultants, donde iba Krakauker.
Equipo de Adventure Consultants, donde iba Krakauker.

Su aventura comenzó el 31 de Marzo de 1996 cuando un helicóptero los deja en la montaña y el día 10 de Mayo harían la ascensión a la cima (el tiempo entre una fecha y otra es para la aclimatación de los alpinistas a la altura y van de un campamento a otro, para evitar el mal de altura). De los cinco compañeros del equipo de Krakauker que llegaron a la cima, 5 murieron en una tormenta que comenzó por la tarde. 4 personas más habrían muerto para el 11 de Mayo; y 3 más morirían después de esta fecha. Hasta esa fecha, era el mayor desastre en el Everest.

Krakauer dice que por siempre lo torturará la posibilidad de que su estancia como reportero condicionara la actuación de los dos guías de las expediciones; y menciona desde su punto de vista varios errores que pudieron evitar la tragedia (cuando menos, hacer que los alpinistas llegaran antes al campamento 4): el hecho de que estaban compitiendo entre sí para ver quien tenía más éxito llevando clientes a la cima evitó que los hicieran regresarse a la 1pm, hora considerada segura para hacerlo; uno de los guías, considerado el mejor alpinista de alturas elevadas Anatoly Boukreev, decidió ascender a la cima sin oxígeno y esto lo hizo bajar rápidamente al campamento 4 porque tenía frío y sabía que no podía estar mucho tiempo en la zona de la muerte sin él y por ende, no ayudó a supervisar el descenso de sus clientes; las compañías de expediciones no pusieron requisitos a los clientes que decidieron llevar a la montaña y esto hizo que variara en mucho la condición física, conocimiento e incluso habilidades para escalar de cada uno; que el hecho de que cada vez fuera un destino más popular hacía que en muchos lugares se presentaran cuellos de botellas donde tenían que esperar hasta 45 minutos para poder pasar, y con esto, el tiempo en que estaban expuestos a esta altitud mortal aumentara no solo añadiendo desgaste físico, sino además, que sus reservas de oxígeno embotellado se les acabara, y con esto se vieran expuestos a la desorientación mental.

Anatoli Boukreev
Anatoli Boukreev

A mi modo de ver, Krakauer si menciona la actividad heróica de Bukreev, que cuando ya descansado supo que faltaban aún muchos por llegar salió solo a tratar de rescatarlos y con ello salvó 3 vidas. Sin embargo, mucho de lo contado en el libro hirió profundamente a Bukreev, que escribió un libro contando su versión de los hechos.

La película presenta a Bukreev como un cretino que solo piensa en sí mismo. Y a uno de los clientes de Scott como una niña rica que no tiene ni idea de la hazaña que está intentando alcanzar y que más que ayudar a la expedición, la estaba retrasando con todas sus peticiones; que eran soportadas por la cantidad de dinero que estaba pagando. Habla del carácter de los dos guías y los demás clientes que perecieron en esta expedición. Muy triste. Muchas vidas perdidas.

El libro, por el contrario, está muy bien escrito, es emocionante y hay partes en donde no quería que me llamaran para no distraerme. El recuento del día 10 de Mayo es desgarrador.

Como lo leí en inglés, llego a 10 en el reto de Leer 20 libros en inglés.

En español, el libro lo publicó la editorial Desnivel con el nombre “Mal de Altura”.

Mal de Altura

Están por llevarlo al cine de nuevo, la película se estrena en el 2015.

Anuncios

6 comentarios

  1. Qué buenos libros…mmmm…espero tener tiempo para al menos deleitarme con alguna peliculilla que me transporte a las montañas. Me ha gustado mucho seguir este camino en la montaña…y ver a Anatoli…muchas veces, quienes aman las montañas…acaban pereciendo en ellas…Supongo que de algún modo, se quedan para formar parte de ellas…
    Un beso grande…preciosos viajes de escalada desde casa…

    • María:
      siiii…muchas veces los pasionados por un lugar, acaban muriendo ahí y que bonito lo dices “se quedan para formar parte” ¡lo he pensado pero no lo había puesto en palabras! ¡gracias por tu visita!
      un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s