LIBRO: Algún día nos lo contaremos todo

algun-dia-nos-lo-contaremos-todo-9788498385328ALGÚN   DÍA   NOS   LO   CONTAREMOS   TODO
Daniela Krien
Editorial Salamandra

Esta es otra selección del club de lectura. (¡Gracias al Círculo de Lectura Azul!).

El libro fue ganador del Junger Literaturpreis. Es una obra que transcurre en el momento en que caerá el muro de Berlín, y la acción tiene lugar en la Alemania Democrática, en un pueblo rural. El título viene de una frase que lee en el libro de Dostoievsky.

Habla de una joven de 16 años, María, que en 1990 está viviendo en la Alemania Socialista, que pronto dejará de estar aislada porque Alemania se reunificará. Sus padres están divorciados, la madre vive con los suegros y ella se ha ido a vivir a casa del novio. Y mientras el novio estudia, ella ha decidido dejar de ir al instituto para ponerse a leer lo que le gusta (“Los Hermanos Karamazov”).

Esto lo ven como lo más normal los padres del novio, que la reciben como si nada; y su madre, quien está de acuerdo con que esté allá (o no puede hacer nada por evitarlo). Allá en la casa del novio ayuda un poco en la granja, pero más que otra cosa, se escabulle para estar leyendo.

El muro de Berlín cayó el 9 de Noviembre, de 1989.
El muro de Berlín cayó el 9 de Noviembre, de 1989.

Algunos de los temas que toca el libro es la manera en que se educaba a la juventud en la Alemania Socialista. En 1986, cuando María tenía 12 años, fue elegida para ir al Pionierrepublik Wilheim Pieck durante 6 semanas. Era un campo de reeducación. Cuenta como las primeras cartas que escribió a su madre, eran para pedirle que le permitiera regresar a casa, que allá no era feliz. Pero estas cartas eran leídas por los dirigentes y le fueron a hablar para preguntarle por qué estaba escribiendo esas cosas. Tenían que escribir un diario, y unos días después de estar escribiendo en ellos, se los recogieron para ponerlos en mesas, donde cualquiera podía tomar un diario y leerlo (para acrecentar la sensación de que todo era de todos). Les quitaban todas sus pertenencias que pudieran ser imperialistas. María cuenta como a la tercera semana de su reclusión, ya no ansiaba volver a casa. La despersonalización había surtido efecto. Dice: “Me sentí unida al resto, fuerte e invencible”. En todas las sectas (y dictaduras) se busca poner como valor más alto la seguridad del grupo. Y esto significa alejar a las personas de sí mismas, quebrar su identidad individual para que dependa del grupo, y sean parte de la masa. Les meten el miedo de ser rechazados por el grupo. Hay que aceptar lo diga la autoridad que hay que pensar, sentir, hacer. María a pesar de todo, es muy inteligente y se niega a ser parte del rebaño.

La reunificación alemana, como todos los cambios, provocó ansiedad y miedo en unos y esperanza y alegría en otros.
La reunificación alemana, como todos los cambios, provocó ansiedad y miedo en unos y esperanza y alegría en otros.

Viene un tío del novio de María desde la Alemania Occidental, donde se ha casado y tiene un negocio. La esposa, que no había venido, ve con horror como viven, y las cosas a las que estuvieron sometidos. Occidente comienza a meterse primero a través de los ojos (programas de televisión, revistas femeninas). Comienzan a desear lo que no conocían. Y tener el poder de elegir los trastorna (y además, de poder poseer).

María tiene una relación de mucha pasión con el vecino, que tiene la edad de su padre. ¿Busca en él una figura paterna? ¿María es la nueva libertad que tienta a la vieja manera de vivir de Alemania Democrática –Henner-? ¿Es Henner un símbolo de la vieja Alemania, que siente que no podrá encajar con el muro destruido, que está demasiado viejo, demasiado hecho a un molde y le será imposible cambiar? Me parece que si. Lo disfruté mucho.

Anuncios

16 comentarios

  1. Si no es porque te he leído probablemente me hubiera pasado desapercibido por culpa de la portada. No he leído un sólo libro ambientado en esta etapa, y sí me interesa conocer algo cómo tuvo que ser vivir en esta parte de Alemania.
    ¿Sabes que Los hermanos Karamazov fue uno de mis libros favoritos de la adoslescencia? me gustarìa leerlo ahora otra vez para ver qué me parece o que veo que no vi o a la inversa.

    • Icíar:
      Los hermanos Karamazov también me acompañaron en mi adolescencia…e igual que tú quiero leerlos a ver a estas alturas de la vida qué mas me dicen. Me imagino que será un libro completamente diferente 😉
      un beso,
      Ale.

  2. QUé bien que lo hayas disfrutado. El libro lo tengo, porque me gusta leer sobre un país como Alemania, y también en la época de la reunificación, historia reciente en realidad…

    Besos

  3. Me pasa como a Icíar, que tampoco he leído ningún libro ambientado en esta época y tengo que remediarlo. Me lo llevo apuntado, que creo que me va a gustar.

  4. Ale me parece super interesante la historia y la ambientación de esta novela. No he podido evitar pensar en la película Good bye Lenin que tanto me gusta. Ya te contaré si lo leo que tal resulta la lectura.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s