LIBRO: Philomena

portada-philomenaPHILOMENA
Martín Sixsmith

Fui a la librería y me encontré con este libro. Sabía que la película había estado nominada para los Oscares (o alguien que actúo en ella, así de vagos son mis conocimientos del mundo cinematográfico). Y como me gustan más los libros que las películas, pues me lo compré 😀

¿De qué trata el libro? (si no han visto la película, o quieren leer el libro no lean lo que sigue). Philomena es una mujer que se embaraza siendo soltera y esto era un pecado monumental en Irlanda. Las mujeres eran recluídas en un convento, donde trabajaban como esclavas hasta que daban a luz; daban a luz sin recibir ningún tipo de analgésico (las monjas creían que se lo merecían dado que habían pecado) y cuando el bebé nacía, la madre seguía trabajando en el convento (salvo que su familia pagara 100 libras, que era muchísimo dinero) y el bebé era cuidado ahí mismo. Las madres disponían de una hora al día para ver a sus bebés, lo que creaba un lazo entre la madre y el niño. Las monjas tenían lavanderías, donde gente del pueblo llevaba a lavar su ropa y era donde estas madres trabajaban horas sin recibir sueldo, mal comidas y donde las despojaban de su identidad. Tenían prohibido hacer amistad con otras madres, no podían revelar su nombre ni el lugar de dónde venían. Las familias de ellas, ya fuera porque estaban avergonzadas, porque preferían pretender que habían muerto, porque pensaran que habían deshonrado a las familias, no las visitaban. Al cabo de 3 años, los bebés eran vendidos (aunque ahí manejan que “adoptados”) y los separaban de sus madres de una manera muy cruel. No les importaba que las madres quisieran quedárselos. Las monjas las consideraban perdidas e indignas y lograban transmitirles esto a las jóvenes madres, que sentían que no tenían derecho a quedarse con su bebé. Firmaban un papel donde lo cedían, y se comprometían a no tratar de entrar en contacto con ellos.

Philomena con Judy Dench, la actriz que la encarna en la película.
Philomena con Judy Dench, la actriz que la encarna en la película.

La mayoría de los bebés eran llevados a los Estados Unidos, y hubo alguien en el gobierno de Irlanda que trató de detener esto, pero era un tiempo donde la Iglesia Católica tenía mucho poder e impidió que se aceptaran leyes que hubieran sido beneficiosas para que los adoptados después pudieran buscar a sus padres, o simplemente buscar que fueran adoptados por personas que les dieran un buen hogar (no sabían que sucedía con los niños y este funcionario decía que igual y les estaban sacando los órganos, nadie preguntaba jamás que sucedía con los niños una vez que salían de Irlanda).

Así el libro, a diferencia de la película, habla de uno de estos niños que llegó a Estados Unidos. Adoptado por una familia que ya tenía 3 varones, llega de Irlanda con otra niña que sería su hermana. Una familia que no estaba preparada para recibirlos, y que la llegada de estos dos nuevos integrantes desestabilizó a los tres hijos que ya tenían. Michael, que así se llamaba el irlandés, se portaría muy bien mientras que Mary la niña, sería terrible. Michael lo hacía por el miedo de que por mal comportamiento, los abandonaran. Creció hasta ser alguien muy exitoso y buscaría a su mamá, pero las monjas irlandesas jamás le darían información sobre ella. Al mismo tiempo, su madre buscaría saber del hijo para toparse cada vez con una pared de indiferencia por parte de las monjas. Sabían que madre e hijo deseaban reencontrarse y no lo permitieron.

Anthony / MIchael, el hijo de Philomena.
Anthony / MIchael, el hijo de Philomena.

Esta es la parte más triste del libro. Quizás por temor a que se les vinieran encima demandas donde perderían mucho dinero, las monjas destruyeron los documentos que conectarían a madres e hijos. Tan solo se quedaron con los papeles donde estas madres cedían a sus bebés y se comprometían a no buscarlos.

Se necesita tener un corazón muy duro, y creerse que son las justicieras de Dios en la tierra para hacer lo que hicieron esas monjas.

Después vi la película y me gustó mucho la manera en que Philomena las perdona. Dice que no quiere vivir con su corazón lleno de ira y amargura. Ella después pudo trabajar como enfermera psiquiátrica y dice que vio como estas dos emociones destrozaban a las personas. Sigue siendo católica practicante, y no dejó que este evento de su vida la amargara. Por supuesto, como me sucede a menudo, me gustó más el libro que la película :D.

Anuncios

6 comentarios

  1. No me he atrevido a leer mucho por tu advertencia, ya que todavía no he visto la película ni leído el libro, me atrae, pero un día que me propusieron verla en el cine, estaba un poco desanimada, y no me pareció lo más ad-hoc.

    • Loque:
      después de estar varios días sin internet, siento que regreso desde la prehistoria 😛
      Creo que hiciste bien en no aceptar la invitación. No es una película para ver si uno ya trae cierta carga melancólica encima ;).
      Un beso,
      Ale.

    • Icíar:
      es impresionante su resilencia ¿verdad? porque mira que podría haber estado amargada, pero decidió que ya no le harían daño las monjas, pudo dejarlas ahí en su pasado y seguir adelante. No se si yo habría podido hacer lo mismo, la verdad 😦
      un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s