LIBRO: Bailén

bailen-episodios-nacionales-i---04-ebook-9788415028253BAILÉN

Benito Pérez Galdós

 

Debo decir que de la independencia de España no sabía nada (jamás se me habría ocurrido que tuviera que independizarse de algo ¿no eran acaso los que nos tenían subyugados y contra los que luchamos en 1810, cuando comienza la Guerra de Independencia en  México?). Supongo que algo me enseñaron en la escuela, como antecedentes de nuestra independencia, pero o no puse atención, o estaba haciendo novillos. Ahora veo que hay una razón de que la Independencia de nuestra patria comenzara entonces, los criollos estaban aprovechado el desgarriate que sucedía en el viejo mundo, y que sabían que era poco probable que pudieran estar mande y mande refuerzos a estas tierras.

Este libro narra un suceso que ocurrió 2 años antes, en 1808. Napoleón estaba invadiendo España; había conseguido que Carlos IV y Fernando VII renunciaran a su corona (de este último me acuerdo porque dicen que Miguel Hidalgo gritaba, cuando convocó al pueblo en Dolores: “¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII y muera el mal gobierno!”, o sea que no estaba convocando a Independizarnos de España, como nos lo han hecho creer).

Total, que al parecer, Napoleón podría haberse servido con la cuchara grande y anexar a España a sus demás conquistas. Los que mandaban lo dejaron entrar como a su casa, pero no contaban con que el pueblo no quería tener un emperador, y lucharía y mostraría una valentía que no corría en las venas de la realeza; y así, derrotarían al ejército más grande de su tiempo: sin tener entrenamiento militar, armas suficientes, ni uniformes, ni los medios para mantenerse en la lucha (¿qué van a comer, en dónde van a descansar? Y un largo etcétera). Sin embargo, el corazón y el sentido común, fueron importantes  para guiarlos a defender y atacar ¡y vencer!

La Rendición de Bailén. José Casado del Alisal. Museo del Prado.
La Rendición de Bailén. José Casado del Alisal. Museo del Prado.

En episodio anterior terminé con taquicardia y quería saber qué había sido de Don Celestino y Gabrielillo. Al comienzo de este episodio sabemos que, aunque fusilado, Gabriel sobrevivió. Marcha a Córdoba en busca de Inés (que ahora ha sido recuperada por sus parientes y se le quiere usar como moneda de cambio para seguir subiendo en el escalafón la nobleza). Irá acompañado de Santocaz, pasan por la tierra del Quijote (me encantó esta parte), y después Gabriel encuentra a Inés recluida en un convento, queriendo escapar del pretendiente que le ha encontrado su familia. Ahí le piden a Gabriel que acompañe a Don Diego, como parte de su séquito, a presentarse ante el General Castaños para ir a la guerra.

En este episodio hay de todo: Gabrielillo intenta buscar un mejor futuro para sí mismo y tener algo que ofrecerle a Inés; vemos la institución de los mayorazgos; la rancia nobleza que sólo piensa en sí misma; la indefensión de las mujeres; como siempre es el pueblo quien sufre más mientras que quienes gobiernan están alejados y sin involucrarse (y así seguimos…). Nada, que Galdós es un experto narrador y observador de lo que ocurre en ese tiempo. Se dice que su padre le contaba las batallas en las que se había visto involucrado personalmente, y seguro que esto influyó en después querer contar con mucho detalle este periodo de la historia de su país.

Si aún no han leído ningún episodio, les animo a leerlo. Se divierten, aprenden, sufren (si, se sufre pero ¡con lo que pasa! Que la prosa es una delicia).

Muchas gracias a Isi, Loque y Mónica por organizar estas lecturas conjuntas.

Anuncios

8 comentarios

  1. A mi me gusta mucho esta parte de nuestra historia. Esa en la que los españoles todavía tenían “…” para luchar por su tierra. Galdós no me ha descubierto como a ti esa parte de la historia pero si me la ha hecho ver de otra forma y me ha encantado la referencia a las “guerrillas” gracias al Molino.
    Esta solo fue una de las veces en que “los bárbaros” intentaron quedarse con nuestra tierra, aunque ni la primera ni la última, porque sinceramente ¿Quién no ha intentado hacerse con España?
    Un saludo.

  2. ¿Hasta en México se gritaba “Viva Fernando VII”? ¿Qué clase de relaciones públicas tenía ese hombre para que nadie se diera cuenta de que era más malo que un dolor?

    La verdad, Ale, la mayoría de los españoles tampoco sabemos mucho-muchísimo sobre nuestra Guerra de la Independencia, y estoy segura de que un montón de gente no sabe lo heroicos que fueron nuestros antepasados y en qué circunstancias vencieron en Bailén, y merece la pena que no se olvide.

    Qué bien que tengamos estos textos al alcance de la mano para enterarnos de eso y de las cuitas de la pobre Inés y de lo tontorrón que es el Mayorazguito, y te tengamos a ti para darnos cuenta de que lo que sucedía en España afectaba, y mucho, a lo que sucedía a buena parte de Hispanoamérica.

    Gracias a ti por participar y por hacer una reseña tan salada!!

    • Loque:
      es que a nosotros nos tocaba tener a los Virreyes, y que los de acá no podían creer que sucediera lo que sucedía, y que el rey lo permitiera. Se pensaba que en cuanto se enterara, iba a meter orden (supongo que aún hay muchos mexicanos que piensan que el presidente del país no sabe de las barbaridades que comenten sus subalternos y que, si se enterara, no lo permitiría). Nada, que éramos -somos- inocentones.

      Si que fueron heróicos y ¡es digno de conocerlo y comentarlo con quien no lo sabe! ¿Y que mejor que llevarse un libro de Don Benito a un café y ahí hacer como que charla uno con él en ese tiempo?.

      Ya quiero yo que un mexicano haga lo mismo con la historia de mi país.
      Un beso,
      Ale.

  3. ¿A qué los Episodios Nacionales son las mejores novelas históricas que has leído en años? Yo es que emociono leyendo a este hombre, me lo imagino como profe de Historia en la facultad, ahí subyugando al alumnado…
    Oye, me encanta tu visión desde otro continente, no me había parado a pensar que la infamia de Fernando VII surcase los mares.
    Gracias por participar, Ale, y por aportar un punto de vista distinto. Bss

    • Mónica:
      la verdad que si…con un profe de historia como este, todos serían expertos historiadores. Tengo un hijo que es muy bueno en esta materia y la maestra me dice: “Ayyy, es que está tan interesado en el devenir del país” y yo, que conozco al fruto de mis entrañas, se que lo que le gusta es el chisme. Porque la historia bien contada apasiona más que cualquier documental y novela.
      Bueno, estamos grandemente influidos por las políticas de los reyes españoles…éramos su colonia 😉
      Un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s