LIBRO: La Librería Ambulante

 libreria-ambulante1

LA  LIBRERÍA  AMBULANTE

Christopher Morley

“Cuando le vendes un libro a un hombre no sólo le vendes once onzas de papel, pegamento y tinta – le vendes una vida nueva”

 

Christopher Morley nació en Pensilvania, EUA en 1890, hijo de un profesor de matemáticas y una poetisa y música (que sería quien le contagiaría el amor por la lectura). Estudió historia moderna se graduó en 1913. Desde que era estudiante, le gustaba escribir y en la universidad editaba “The Havefordian” y escribía artículos para publicarlos ahí. Después haría carrera literaria en la editorial Doubleday, trabajando como publicista y editor. En 1917 publica este libro (su protagonista, Roger Mifflin, aparecerá en su segunda novela “The Haunted Bookshop”, en 1919). Funda y escribe en  el Saturday Review of Literature. Y, por el entusiasmo que sentía por las historias de Sherlok Holmes,  funda el club “Baker Street Irregulars” en 1934. Esta organización se junta para una comida anual en Enero en Nueva York, y durante un fin de semana tienen un congreso. Este club ha contado con la inclusión de los presidentes Franklin D. Roosevelt y Harry Truman y algunos escritores famosos (Isaac Asimov, Neil Gaiman por nombrar a dos). Era un hombre al parecer muy inquieto y sociable. Hacia el final de su vida tuvo varias embolias, y murió en 1957. Después de su muerte, dos periódicos publicaron el último mensaje que había mandado a sus amigos: “Lee cada día, algo que nadie más esté leyendo. Piensa, cada día, algo que nadie más esté pensando. Haz, cada día, algo que nadie más estuviera lo bastante loco para hacer. Es malo para la mente continuamente ser parte de la unanimidad”.

Vista interna de una biblioteca  ambulante moderna.
Vista interna de una biblioteca ambulante moderna.

Así que este señor era un enamorado de los libros, y su primera obra habla sobre ellos, con el trasfondo de una historia romántica. Es un libro  divertido y creo que durante toda su lectura tuve todo el tiempo una sonrisa en la cara. Creí, cuando lo leí, que el escritor la había escrito hacía poco. Pero ahora entiendo que lo que está describiendo de la carreta lectora, que va por ahí vendiendo libros si tenía lugar en la época en que fue escrito. Los granjeros poco se podían despegar de sus trabajos para ir a la ciudad a comprar cosas, y había muchos vendedores que iban de puerta en puerta ofreciendo sus mercancías. La historia es muy sencilla: un hombre que se dedica a vender libros llega a la granja de un escritor porque sabe que podría venderle su carromato-librería (nadie como un escritor para apreciar un negocio con los libros) pero la hermana del escritor, que está bastante cansada que el hermano descuide su granja para escribir, salir a investigar para el siguiente libro o las giras promocionales, no piensa dejar que contacte al escritor. Y así comienza esta historia que, si bien es sencilla, no por ello deja de ser muy amena.

Sigue habiendo Mifflins modernos.
Sigue habiendo Mifflins modernos.

No les cuento más. Es un cuento brevísimo (apenas 187 páginas) y se lee en un suspiro. Me gustó mucho. Para más información sobre el biblioburro, aquí.

Anuncios

43 comentarios

  1. La historia del biblioburro la leí hace poco y me emocioné muchísimo, por fin tengo un heroe. No, tengo dos: Alfa y Beto.

    De este libro me han hablado muy bien, pero lo que tiene el protagonista es una librería, no una biblioteca ¿no?

    Besos, guapa

    • Loque:
      Yo tengo 3: Alfa, Beto y el burrero 😀 juas, juas, juas
      El protagonista tiene una librería ambulante, si. No conozco librerías ambulantes, pero si bibliotecas 😉 que son maravillosas porque también animan a leer. Mira, te pongo aquí una imagen (¿se podrá? ¿podré?) de una que tiene un señor en Kansas, usando su buzón.
      Librería usando un buzón
      Un beso,
      Ale.

  2. Joè!!! Gracias por la reseña, pero sobre todo por la historia del biblioburro… Había visto muchas veces esta foto, incluso yo la había puesto en el fb de librosyliteratura.es pero no conocía esta historia, y te aseguro que estas son las cosas que me conmueven 🙂 (Y tu reseñas también jajja)

  3. Me gustó mucho la historia de la Librería ambulante por sus dos protagonistas principales. La mujer valiente y emprendedora y el hombre que siempre había vivido en el camino. Entraban ganas de ponerse con ellos manos a la obra con la librería o con otro negocio. Es el espíritu lo que importa.
    Me gustó mucho la historia del biblioburro. Me lo envió una amiga hace un año y aproveché para colgar un post en Eventos porque me pareció una historia estupenda.
    Un saludo.

  4. A mí me pareció una lectura muy amena, con unos personajes entrañables que te dejan en el cajón de la memoria un tierno recuerdo. Recientemente, Periférica ha publicado la continuación de las aventuras de esta singular pareja. A ver si consigo acercarme a sus páginas. Un beso,

  5. Pues es otro de los libros que tengo apuntado y que estoy deseando leer. Lo del biblioburro ya lo conocía, y la foto que has puesto del buzón me ha encantado, jeje.

  6. He leído hace poco “Una biblioteca de verano”, de esta misma editorial. No creo que tarde de leer este (y menos después de leer tu reseña) porque aunque la temática es parecida, son libros cortos que se leen practicamente en una sentada y que disfrutas durante largo tiempo. Gracias por la reseña. Un saludo.

  7. Hola Ale!!
    Ay qué bueno es regresar de viajes y encontrarme con entradas como ésta! Qué historia más bonita, ésta de las sencillas que tanto me gustan! Y encima con tantos libros de por medio!
    Me parece tan tierna la profesión de aquéllos que tenían que ir de pueblo en pueblo vendiendo los libros…
    Ya la estoy buscando para el ebook y para este verano cae fijo. Te contaré cuando la lea, aunque sé que me va a gustar seguro!
    Un abrazo enorme!!

  8. La verdad es que por la portada y lo que cuentas me atrae la historia pero leí una reseña anterior que no le daba tanto crédito a la obra. Me han encantado las fotografías. La obra es muy breve así que puede que me anime. Besitos!

  9. Este libro lo he tenido en la lista y lo he quitado. Había oído que era sencillo pero entrañable, y para otros es más bien cursi y simplón.
    Aun así no lo descarto, estas novelitas son para mi, pues eso, como un cuento, aunque el fondo del biblioburro sea real, jajaja, qué coad.
    Hace muy poco vi en una librería, la segunda parte de este libro, y por la portada dan ganas de llevarselo, aparecen los dos muertos de una risa alegrre en una bilbioteca.

  10. Ale vengo de la reseña de María sobre este libro y he visto que tu también lo habías comentado…Con tu entrada he terminado de enamorarme de esta historia! Bueno y del biblioburro y del buzón de Kansas. Que maravilla!
    Que nunca desaparezca la gente que ama los libros, el mundo sería simplemente un lugar inhabitable 🙂
    Un beso!

    • Marie.
      ahhh, es un libro que deja un excelente sabor de boca (¿o en los ojos? ¡en el corazón sin duda que deja huella!) ¡salud por eso! (que nunca desparezca la gente que ama los libros!)
      un beso,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s