LIBRO: The Postmistress (La Carta)

the postmistress

THE  POSTMISTRESS / LA  CARTA

Sarah Blake

 

La acción tiene lugar durante la segunda guerra mundial y conecta a tres mujeres. Dos que viven en Franklin, Massachusets (Estados Unidos) Iris James (que es la que atiende la oficina postal) y Emma, la esposa del médico local,  y Frankie, que  estará en Europa la mayor parte del libro, transmitiendo a través del radio para la BBC de Londres las historias de la guerra.

 Franklin en el mapa

En algún momento, Iris y Frankie trabajan usando el mismo código: llega, da la historia, retírate. Para transmitir las noticias Frankie debe ser testigo y después, se espera de ella no se enganche con lo que ha visto. Y esto comienza a desgastarla. Está en Londres durante los bombardeos por parte de Alemania y lo que tiene que reportar son tragedias. Personas que corrían al refugio y las alcanzaba un  escombro, la bomba…hoy están vivos, mañana no se sabe. Todos los días ve tragedias que se espera transmita de manera ecuánime; Iris trabaja dando las noticias a través de las cartas, sin involucrarse (esto es fácil, no sabe que es lo que transmite). A través de las caras de quienes leen su correo, puede suponer qué era lo que decían. Emma es la receptora de las noticias. Escucha a Frankie a través del radio, y a través de Iris recibe las cartas de su marido que está en Europa.

El presidente Roosevelt ha prometido que no mandará ningún americano a luchar esa guerra. En Europa los judíos comienzan a ser desplazados, y no entienden por qué el resto del mundo no les ayuda, no aboga por ellos. En América la guerra parece lejana. Y Frankie quisiera que los demás vean a través de su voz lo que se está viviendo en Europa, que quieran ir en su ayuda.

Aunque no quería leer más novelas sobre este período, no pude resistirme y una vez comenzada la lectura no pude dejarla. Me hizo pensar mucho en lo que han cambiado las vías de comunicación en estos tiempos. Antes, que una carta no llegara era una tragedia y esta tenía que pasar por tantas manos que no era infrecuente que se perdieran. Hoy en día, el correo electrónico hace que pueda uno enterarse de las cosas casi de manera inmediata, y sería raro que una noticia que debe llegar no llegara; no solo eso, con las redes sociales a veces te enteras de lo que los demás preferirían que no se supiera.

La  distancia a la que otros viven sus tragedias evitan que podamos empatizar con ellas. Sólo se vuelven cercanas cuando un reportero pone nombre a quienes están sufriendo, y a través del nombre, vemos a la persona sufriente. Durante la segunda guerra mundial los reporteros que arriesgaban sus vidas para transmitir desde el radio, en vivo y directo, transmitían no solo la noticia sino que además su voz llevaba la emoción que sentían en ese momento (rabia, desdicha, sorpresa, miedo).

Este libro lo leí en inglés, pero se que está publicado en español con el nombre de “La Carta”.

 la carta sarah blake

Tercer libro del reto “Keep calm and read 20 books in english”.

Anuncios

38 comentarios

  1. Otra reseña con la que me atrapas, Ale.
    Es cierto que algo tiene la II GM que ha hecho tan atractivamente literaria para todos. Europeos, americanos en nuestro caso.
    Veré si lo encuentro.

    Y es cierto que todo ha cambiado mucho en la forma de comunicarnos, hace tan solo unas décadas esta conversación entre tu y yo sería imposible.

    Un fuerte abrazo

    • Susana:
      Espero que lo encuentres fácilmente 😉
      y tienes toda la razón; de habernos conocido a lo mejor nos comunicaríamos a través del correo normal que ya se sabe también tenía sus dificultades.
      Un beso,
      Ale.

  2. Ohhh qué buena pinta tiene, Ale.
    Me has convencido.
    Qué horror, ser reportero de guerra, ya sea por radio, por televisión, o da igual, pero se tiene que pasar mucho miedo.

    • Isi:
      está bonito…de repente como que sentí que le daba más importancia a unas historias que a otras, pero finalmente me gustó 😉 y opino como tú: ser reportero de guerra debe dar miedo.
      un beso,
      Ale.

  3. ¿No te dio la impresión de que el argumento se perdía un poco? Porque al principio parece que la reportera investiga a la cartera por retener cartas, pero en realidad nunca se explica cómo sabía que las cartas no habían llegado a su destino. Ni tampoco parece que causara ningún perjuicio a nadie, ya fuera entregando las cartas o guardándoselas.

    La verdad es que a mí no me gustó nada este libro, me pareció inconexo y deslabazado.

    • Barbara:
      si, creo que la historia de Frankie se le fue de las manos. La autora ha dicho que comenzó a escribir el libro y terminó con 3 novelas diferentes, cada una de un personaje principal (la viuda, la cartera y la reportera) y luego trató de meterlas todas en una. Creo que no tenía claro lo que quería escribir…pero me gustó mucho porque me hizo pensar en eso de que lo que me es lejano, no me involucra; como en la guerra en esos tiempos las personas podían impactarse más a través del radio que lo que nos involucramos hoy con la televisión. De alguna manera las noticias terribles -aún por tele- pueden mantener a las personas en el anonimato.
      Ciertamente tratan de vender el libro con lo de la carta y es un detalle que podria pasar sin mencionarse SPOILER: (porque hasta donde recuerdo, si la entregó cuando Emma tuvo a su bebé).
      Un beso,
      Ale.

  4. A mí me siguen gustando e interesando las novelas sobre este periodo histórico. En todo caso, en algunas de tus frases, das la impresión de que no has terminado de conectar con la historia que tenías entre manos. ¿Me equivoco? Me dejas en la duda. Por ahora se lleva un signo de interrogación. Gracias,

    • Offuscatio:
      me gustó el libro, pero si creo que no trata a todos los personajes de la misma manera y que el final es un poco precipitado (vamos, no es una obra maestra). Creo que no tenía claro qué era lo que quería contar y al final, metió todo. El periódo histórico creo que está muy bien contado, investigado…son los personajes. Crees que unos serán importantes y resulta que sólo están ahí como decorando. Me gustó mucho por la ventana que me muestra de lo ocurrido y las reflexiones a las que me llevó.
      Un beso,
      Ale.

  5. Es verdad que leer sobre el mismo periodo llega a ser un poco cansino, pero no deja de sorprender a veces. Esta novela no pinta mal pero tampoco tengo claro sí me animo a leerla, de todas formas el título me lo llevo que nunca se sabe. Besos

    • Marilú:
      😉 ahhh con los libros nunca se sabe…yo puedo tener un plan de qué leer y luego resulta que otros más tentadores se atraviesan en mi camino y ¡zas! ese plan no se parece nada a lo inicial.
      Un beso,
      Ale.

  6. Es tan cierto lo que decís! Vivimos bombardeados por noticias de tragedias con las que, a veces, ni nos conmovemos! Y muchas veces, recién cuando los protagonistas tienen una cara o un nombre, nos sentimos cercanos y sufrimos con ellos.
    Me gustó lo que contás de la novela, la voy a buscar.
    Besos
    M
    (Cómo me gustaría poder mandarte unos grados de calor!!! Tenemos 37 … son como para repartir, no?)

    • Marcela:
      esos grados si son para repartir. Quiero que sepas que nadie aquí se queja del frío como yo (y eso que aquí no hay nevadas ni nada por el estilo). Solo eso: frío, y mucho viento. Ya me mandaron con el endocrinólogo 😉
      Espero que esa temperatura no tarde en comenzar a descender para que estés más fresquita.
      un beso,
      Ale.

  7. Tiene muy buena pinta…Me gustaría leerlo. Por lo que veo lo has leído en inglés. Creo que tendré que animarme…la portada es preciosa.
    Un abrazo grande!!

  8. Perdona…he visto que se ha publicado en español…me he quedado con la idea del principio…Me encantan la época de las guerras y postguerras. Lo cogeré con ganas. Este año, parece que la cosa va de cartas…Besines!!

  9. Me cabo de pegar in atracón con la época de la IIGM, Ken Follet me ha empachado; y no sabes cómo. Necesito descansar del tema, ahora mismo sólo podría hacer excepciones con libros autobiográficos, pero no enfocados en el tema, pero que de fondo se viviera en la época.
    Lo de las comunicaciones es asombroso cómo ha evolucionado, y no han pasado tantos años, ¡es increíble! ¿Qué estará por venir en otros 60 años más? Esto lo han inventado los humanos, pero “otros” humano, porque yo que soy de la especie, me lo explican, y no lo entiendo, ¡qué mérito el que lo inventara!

    • Icíar:
      pues a ir por otros períodos para no tener indigestión 😀
      Dicen que es excelente la autobiografía de Churchill 😉

      Estoy como tú: yo solo uso el teléfono movil para llamar y no creas que mucho. Lo uso como brazo a distancia para saber de mis hijos. Pero no me pidan la agenda, o hacer algo más sofisticado porque no se (es el teléfono más subutilizado del planeta). Con decirte que no me se ni mi propio número jajaja
      Un beso,
      Ale.

  10. Aunque haya mil novelas sobre la misma época…no sé que tiene que me encanta.
    Y sobre el tema de los medios de comunicación no he leído mucho, así que me la anoto.
    Un beso!

  11. Siempre digo que no me gustan los libros sobre guerra, en especial de la segunda. Pero este año llevo leído dos que tienen como trasfondo la II Guerra Mundial y aún me falta la tercera parte…creo que tengo mi cuota por todo el 2013.
    Besos.

  12. Hace un par de meses me he comprado este libro y no había visto ninguna reseña pero por lo que cuentas creo que me va a gustar un montón, qué buena pinta
    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s