LIBRO: La Perla

la-perla-9788435008440LA  PERLA

John Steinbeck

Con esta novela corta inauguro mi relación con este autor. Tengo muchos libros pendientes de él que quiero leer (De ratones y de hombres y  Las uvas de la Ira) y esta novela estaba en mi lista desde hace mucho (recuerdo que en la serie de televisión  Lost había  una estación que se llamaba  la Perla y que el personaje de Sawyer leía a “De ratones y de hombres” así que me parece que este autor era importante para la serie). Es un autor que vale la pena leer, ganó el Premio Pulitzer en 1939 por las Uvas de la Ira, y Premio Nobel de Literatura en 1962.

Me he encontrado con un autor que describe la triste situación de los más desposeídos en un pueblo dedicado a la búsqueda de perlas. Viven en casuchas cerca del mar, hay una mafia de compradores de perlas, y aunque hay varios, todos responden al mismo comprador mayor, por decirle de alguna manera. Comprador que por supuesto, se los friega cada que tiene oportunidad. Hay médico en el pueblo, y un sacerdote, pero no atienden a quien no tiene dinero para pagarsus servicios.

La historia es la de coyotito, un bebé, y su padre Kino y su madre Juana. Tienen la suerte de encontrar una perla perfecta, justo cuando a coyotito le ha picado un alacrán. Cuando el doctor se entera de esto, quiere tratar a coyotito (cuando antes de encontrar la perla no ha querido molestarse en ver siquiera al bebé).

 pearl_divers

Pero es la historia de los más pobres…aquellos a quienes  los que les son negados los bienes, privilegios y comodidades  que los poderosos poseen;  que no tienen manera de salir de ese modo de vida porque no tienen acceso a la educación, porque están expuestos a los prejuicios y envidia de los suyos si tratan de superarse, y del enojo de los de encima que los quieren subyugados.

Es la historia de cómo a veces los más desposeídos creen que la prosperidad atrae la desgracia, que tratar de avanzar en la vida es atraer sobre sí el mal, de cómo las instituciones que dicen protegerlos son las que más los someten. Es un cuento terriblemente triste, desgarrador.

Pero también es la historia de la música que resuena en cada uno de nosotros. Esa música que nos advierte, que nos alienta, que nos conforta. Como decía Joseph Campbell: no hay nada más heroico que escuchar a tu propia alma y hacer aquello que te trae gozo.

Steinbeck, recibiendo el Nobel de Literatura
Steinbeck, recibiendo el Nobel de Literatura

John Steinbeck en la recepción del premio Nobel, habló de la gran responsabilidad que tienen los escritores de mostrar al mundo lo que ocurre en él. Ese día dijo: “me siento impulsado a no hablar con agradecimiento y disculpas como un ratón, sino con el rugido de un león por el orgullo que siento de mi profesión y de los hombres grandes y buenos que la han practicado a través de las eras. La literatura es tan antigua como el habla. Surgió de la necesidad humana y no ha cambiado, excepto para hacerse más necesaria. Los bardos, los escritores no son un grupo exclusivo ni separado. Desde el principio, sus funciones, deberes y responsabilidades han sido decretadas por nuestra especie […] La encomienda antigua del escritor no ha cambiado. Es el encargado de exponer nuestros defectos y fracasos dolorosos, sacar a la luz los  sueños oscuros y peligrosos en aras del progreso […]delegamos en el escritor el mostrar  la capacidad  que tiene el hombre para la grandeza de corazón y espíritu, para la gallardía en la derrota, para el valor, la compasión y el amor. En la interminable guerra contra la debilidad y la desesperanza, éstas son las banderas brillantes que debemos emular y anhelar. Un autor que no crea apasionadamente en la capacidad de perfeccionamiento del hombre no tiene dedicación ni ningún lugar en la literatura.” Habiendo visto este discurso, ahora entiendo por qué quería describir esta situación tan lamentable. Era una llamada de atención a una sociedad que no sólo no veía por los más necesitados, sino que además, estaba exprimiéndolos hasta matarlos.

Este libro fue llevado a la pantalla grande dirigida por  Emilio el Indio Fernández en 1945, con Pedro Armendáriz y Ma. Elena Márquez en los papeles principales.

33 comments

  1. Justo fue el primero que yo también leíd de John Steinbeck. Es muy triste, como la realidad misma. Coyotito :(
    Espero que leas pronto Las uvas de la ira, que es un libro magnífico, aunque también te deja con el corazón encogido.

  2. Y yo que pensaba que me había leído La perla por ti, para que veas las jugarretas que te hace la memoria. Lo asocié a ti, por lo de Méjico, con taaanto escorpión como tenéis por ahí. Me has recordado lo de la música, la verdad es que es un recurso que utiliza el escritor y muy real, ese murga que nos damos a nosotros mismos, cómo cambia cuando nos decimos cosas positivas o negativas, cómo cambia la melodía y el efecto. Me alegro de que te hayas decidido. Nosotros ahora en el Café Literario de Facebook, ¿estás ahí? Porque si no te mando una invitación, bueno, pues lo que te decía, allí estamos haciendo ahora na lectura conjunta de Las uvas de la ira, te digo que es mil veces mejor que La perla, profundiza en el sistema capitalista, co la crisis tras el 29. Aún no opouedo hablar mucho, porque tengo que rumiarlo bastante. Pero me alegra tu estreno :D

    • Icíar:
      pues ya ves que no fue por mí :D jajaja no se lo que es el café literario del facebook…estaba apuntada para leer Gomorra (creo que ese era) en otro grupo y de un día para otro desapareció ¿¿¿¿??? no supe que pasó (o yo le borraría con un click distraído, no lo se). Mándame una invitación que yo presta acepto ;) que quiero ponerme a leer las uvas de la ira.
      A mi también me alegra estrenarme con este autor.
      Un beso,
      Ale.

  3. Lo tengo en la estantería desde la Feria del Libro, pero aún no lo he leído. Mientras tanto he descubierto otro título del autor que me llamó mucho más la atención, pero que todavía no he podido encontrar: “Los vagabundos de la cosecha”; y, por ese mismo motivo, todavía no me he estrenado. Supongo que será una asignatura que dejaré para el año entrante. Muchas gracias por compartir sus palabras en el discurso de recepción de Nobel; no tienen desperdicio. Buen fin de semana!

  4. Me encanta el autor. La perla lo leí en el instituto y me cautivó el reflejo de las relaciones y reacciones, el simbolismo y la lucha… me pareció una joya.
    Guardo un recuerdo buenísimo de él.
    Besos

  5. Aún no me he estrenado con este autor, pero tengo que hacerlo. Y tu entrada me lo recuerda. Se va a convertir en uno de mis propósitos para el nuevo año que va a entrar.
    Besotes!!!

  6. Me encanta ese fragmento de su discurso, es precioso y un reflejo del compromiso del autor por mostrar las injusticias del mundo para corregirlas.
    Me gustó mucho “La perla” cuando lo leí, pero más aún “Las uvas de la ira” y sobre todo “Al este del Edén”.

  7. A mi La perla me pareció demasiado triste en cambio Las Uvas de la Ira aunque también me pareció duro me atrapó tanto que no dejé su lectura desde el momento en que abrí el libro y es de las obras que tengo intención de releer.
    Un saludo.

  8. Steinbeck es uno de mis autores favoritos y este relato es absolutamente genial, te animo a que leas los que dices que son buenísimos, y también Al Este del Edén, o más en la línea de relatos Tortilla Flat o El pony rojo que yo leí de pequeña y me encantaron. Bsos

  9. También, como para ti y otro muchos, fue mi primer libro de Steinbeck, pero lo leí hace más de 30 años. Me gustó muchísimo y quizá debería releerla, no es demasiado larga.

  10. Leí “las uvas de la ira” cuando estaba en el instituto, hace muchossssss años. Después por propia voluntad leí este de “la perla”. Me gustó más el primero.
    Un abrazo

    • Kitty:
      a veces es necesario que se nos muestre la realidad pelona, para que querramos cambiar lo que está sucediendo. Acabo de terminar otro libro donde una activista dice que muchas veces las personas no actúan en su esfera de influencia porque les parece que lo que ellas pueden hacer es demasiado poco. Pero demasiado poco es mejor que nada ;)
      Saludos,
      Ale.

  11. Qué bien Ale,hace mucho que no te visito y te encuentro en compañía de unos conocidos, la familia de esta historia. Una manera perfecta de abrir boca con el autor. Volví a leerlo hace un par de años, y me sorprendió lo presente que estaba en mi memoria. A partir de este tu relación con Steinbeck sólo puede ir a mejor, jejeje ;-)
    Un abrazo
    El Guisante Verde Project

  12. Yo leí ‘Las uvas de la ira’ y llegué a la conclusión de que era demasiado joven para apreciar en todas sus dimensiones la prosa de este autor, así que lo iré dejando para más adelante.

    Un beso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s