LIBRO: El Mundo Según Amaya

EL  MUNDO  SEGÚN  AMAYA

Amaya Marichal

 

Conocía a Amaya a través de una página en internet sobre cuentos, donde recomendaban su blog. Llegué a él y ¡me encantó! Me lo leí de cabo a rabo en una semana, aunque creo que lo leí anónimamente en aquella ocasión.

Me pareció fascinante encontrar a una mujer joven con esa capacidad de escribir y a través de sus letras hacer pensar, cuestionarme mis puntos de vista, sonreir ante sus puntadas (o reir a  carcajadas) , soltar la lágrima ante un post triste. Si hay alguna palabra que pudiera usar para describirla elegiría sin dudarlo: intensa. Se notaba preocupada por lo que sucedía en el país, por cómo actuábamos como sociedad, pero también profundamente enamorada de la vida, su marido (¡tantas anécdotas románticas que escribió! Es una historia de amor hermosa), su familia (sus anécdotas con los Gallardo, las felicitaciones para Pavel, la historia de la compra del pollo que hizo llorar a su mamá, las porras con que alentaba a su cuñis), sus amigos (decía que sería la  cronista de lo que habían vivido juntos), su perrita Chepina y, cuando llegó, su hijo que pasó a ocupar el primer lugar en su corazón.

Con esa intensidad hacía todo: viajar, comprometerse (con alguien o una causa), dar clases, curiosear (temas de la vida, modos de vivir, a dónde viajar, y hasta artículos que comprar), tejer, leer, escribir. Sus lecciones de ortografía para no horrorizarse cuando veía una palabra mal escrita 😉

Cuando yo llegué a su blog, comenzaba a tener problemas con una parálisis facial que aún no tenía diagnóstico, y ella estaba apenas adaptándose a cómo había cambiado esto su manera de verse a sí misma.

Ocasionalmente pasaba por su blog, que en aquel entonces no actualizaba muy seguido; por lo tanto, no pasaba por el con frecuencia; pero me enteré de que era parálisis había resultado ser un cáncer; y se propuso atacarlo con la misma intensidad que ponía a todo lo que hacía. Buscó contar con la mayor cantidad posible de información, cuidarse y tener la mejor actitud frente a lo que le estaba ocurriendo.

Después, me enteré que estaba embarazada y me dio mucho gusto. Es curioso cómo llega uno a encariñarse con las personas que va conociendo por la blogósfera, y en casa estaba en nuestras oraciones para que todo saliera muy bien. Recuerdo cómo me hicieron sonreir las fotos que puso de su baby shower, donde los invitados iban vestidos de rosa o azul, según creyeran que el bebé que esperaba sería niño o niña; y que la respuesta a qué sexo tendría el bebé estaba en el relleno de los cupcakes que se ofrecieron en el evento. Era una persona de lo más creativa.

Una vez que su bebé nació, descubrió que el cáncer había vuelto con pertinaz maldad. Generosa, no se encerró en su dolor. Hizo suya la lucha y buscó ayudar a otros que estaban pasando lo mismo que ella (desde registrar un proyecto en iniciativa México, hasta pasar la receta de un jugo antioxidante, y buscar casa para mascotas). Aunque no escribía mucho de cómo seguía, yo imaginaba que seguramente no iban bien por el espaciamento entre ellas, y que hablaba de todo menos de cómo estaba ella. Su motor para seguir luchando eran su marido, y su hijo. Creo que hizo las entradas más enternecedoras por este tiempo, llevando una crónica de cómo iba creciendo su goldito de puelto lico. Poco a poco, esa chispa brillante iba apagándose.

Su amiga Miriam Juárez le ayudó a hacer una antología de su blog. El 6 de Diciembre del 2011 hizo este anuncio en su blog:

Chavos, la mayoría de ustedes ya se enteró por twitter o facebook, pero tengo que dedicarle un post a esto: Ya tengo en mis manos mi libro publicado. Yay! 

La responsable de todo es la Guayabis. Es una acosadora que no descansa hasta que tu sueño se vea cumplido. Y no saben cuánto le agradezco todo esto. 

 

Lloré de la emoción cuando abrí el paquete y tomé el libro entre mis manos para hojearlo y reconocer en él palabras mías que alguna vez escribí tratando de dejar constancia de mis emociones y de las cosas que vivo. 

 

En fin.

El libro es una recopilación de posts publicados en este blog con algunos textos inéditos que espero que disfruten.

 

Amaya ¡gracias! Lo he disfrutado mucho. Ha sido un placer leerte y conocerte aunque sólo fuera virtualmente. Sólo pude acompañarte con mis oraciones, para ti y tus seres queridos.

Si alguien quiere leer el libro de Amaya, mándeme un correo y le paso el correo de su mamá para que les diga cómo pueden hacerse con su libro.

Si lo quieren virtual, lo pueden comprar aquí.

Anuncios

24 comentarios

  1. Es rara la “conexión” que se establece, a veces, con gente que está a miles de kilómetros y que tal vez nunca conozcas en persona, pero que por intereses en común, experiencias vividas, o por lo que sea, parece que formamos partes de sus vidas.
    Una hermosa entrada, emotiva. Mis felicitaciones por el libro publicado de tu “amiga virtual”.
    Besos.

    • Luciana:
      y si, hay personas que conoces en la blogósfera y con quienes llegas a tener más cercanía que con los que tienes de vecinos…misterios de la vida (o no, me parece que a veces esto se da porque te tomas el tiempo de conocerlos y escucharlos a través de lo que escriben, cosa que con los vecinos no hacemos -o yo no hago-)
      Gracias por las felicitaciones para Amaya.
      Un beso,
      Ale.

  2. Madre mía, entre tú con esta entrada y Amaya con su blog, que ya lo he estado viendo, me habéis dejado sin palabras. Qué duro, qué triste, qué injusto, qué cruel, pero a la vez alegre, esperanzador, hermoso, como muy bien dices, intenso. Un abrazo enorme.

  3. Buenos días Ale,
    Tras leer tu entrada, he pinchado en el enlace que has dejado para ir al blog de Amaya. Cuánta fuerza la de esta chica!
    Me has emocionado y he sentido vergüenza de cada vez que me quejo cuando la vida no me sonríe del todo, y no me doy cuenta de que hay gente que está luchando por quedarse en esa vida que a ti no te gusta.
    Ha sido precioso leerte hoy, Ale, de verdad.
    Un abrazo muy fuerte!

  4. Me parece admirable y la reseña escrita con mucho cariño. A través de la red también suceden cosas como la que nos cuentas, un cariño pese al desconocimiento personal. Precioso. El libro le echaré un ojo, pero me da una penilla terrible. Besos

    • Marilú:
      No siempre se ganan todas las batallas, pero seguro que desde donde está, sus tennis rojos y su chamarra morada le acompañan y sigue haciendo la vida de los demás agradable desde allá.
      Un beso,
      Ale.

  5. Es genial todo lo que cuentas, Ale,o y me alegro de que tengas materializado en formato libro, que tanto nos gusta, porque esto de internet no es lo mismo, jeje. Sí me imagino que se trata de un libro especial, por la persona que lo ha creado, y por lo que compartís. H ido genial conocer a Amaya.

  6. Más que una reseña, me parece una muy digna, emotiva y bella dedicatoria para figurar en la primera pagina de un libro. En todo caso, creo que lo único que se puede hacer es agradecerte por divulgar su historia, su coraje y valentía. Buen fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s