LIBRO: El caso de Charles Dexter Ward

EL  CASO  DE  CHARLES  DEXTER  WARD

H. P.  Lovecraft

 

Howard Phillips Lovecraft es un escritor americano nacido en 1890 en Providence, Rhode Island y que se conoce por sus cuentos de horror. Vivió casi toda su vida en Providence y murió ahí en 1937 (vivió solo 47 años, falleció de cáncer intestinal)

Este libro es un cuento largo, o novela corta 😉 y trata sobre Charles Ward, un anticuario que vive en Providence y a quien le gusta aislarse investigando sobre lo oculto, que tiene interés en las antigüedades, y el pasado. Se da cuenta de que tiene un antepasado, Joseph Curwen, a quien se le ha tratado de borrar de la historia y su obsesión por saber qué pasó con él consumirá muchas horas de investigación. Joseph salió huyendo de Salem 200 años antes, en 1692. Se estableció en Providence y ahí llamó la atención por las largas caminatas que daba  en el cementerio, su eterna juventud y los experimentos que parecía hacer en su casa. Es más lo que deja a la imaginación el autor, que lo que de hecho dice. Es como si al leer el libro, uno fuera haciendo eco también de todos los rumores que van saliendo sobre este personaje, y comienza uno a tener el mismo prejuicio hacia él, que si hubiera vivido en Providence.

El autor, H. P. Lovecraft

Lovecraft era el único hijo de un matrimonio entre un vendedor y una mujer cuyo árbol genealógico llegaba hasta los primeros colonos del país. Sus padres se habían casado ya mayores (pasados los 30´s) lo que para la época, era inusual. El padre falleció habiendo estado internado en un hospital por demencia asociada a la sífilis. Vivía en una casa con su madre, dos tías y su abuelo. La madre tenía terror por salir, Lovecraft de niño constantemente estaba enfermo y lo educaban en casa. En su niñez leyó muchísimo y su abuelo quiso curar su temor a la oscuridad acompañándolo por la casa a oscuras y contándole cuentos de terror al lado de la chimenea.

En 1903 regresó a la escuela, pero nunca pudo recoger su diploma porque tuvo un colapso nervioso. Hubo años que estuvo en casa y no salía más que para dar paseos ocasionales por el jardín. Su madre, cuando era pequeño, le decía que el exterior era peligroso y, como le parecía feo después de un corte de pelo, le pedía que no saliera (¿de ahí vendrán todos los horrores que imaginaba? Es que tener una madre así es para enloquecer a cualquiera….)

Su madre es hospitalizada en  1919, por depresión e histeria, y fallece en 1921. Después de esto, Lovecraft conoce a Sonia Green y se casa con ella y se van a vivir a Nueva York.  Ella era 7 años mayor que él, con una hija y era dueña de una tienda. Él trató de conseguir trabajo pero no pudo mantener ninguno. Ella enfermó, perdió su tienda y fue a Cleveland donde le ofrecieron un empleo y cada 15 días iba a Nueva York a darle dinero para su manutención. Lovecraft decidió regresar a Providence a vivir con sus tías. A pesar de que Sonia pidió el divorcio, Lovecraft nunca lo firmó.

Ahí, una de sus tías le  cuenta una historia que corre sobre la casa en Prospect Street, en el número 140 de Providence, que al parecer, estaba embrujada. Esa casa, pero con el número 100, sería la casa Ward en el cuento de Charlie Ward (mientras que la dirección del doctor: Barnes Street 10 era dónde él vivía con sus tías, y sería la dirección del personaje del doctor Willet).

La casa, supuestamente embrujada en Providence.
Se llama Halsey House

En el caso de Charlie Ward, al encontrar Chalie un retrato de su tío y darse cuenta de que el parecido es asombroso, comienza a darse una transformación en el carácter del joven. No cuento más porque ¿qué chiste tendría entonces? Pero el final es de poner los pelos de punta. Aunque lo pude leer sin problemas (esto es, taquicardias y sudoraciones frías jajaja) la verdad es que no es el tipo de lecturas que prefiero. Y me quedó mucha curiosidad por saber más de este autor. Este libro no lo publicó en vida…

Anuncios

24 comentarios

  1. Nunca lo leí!!!! Confieso este pecado!
    Siempre me reto a mi misma por no haber leído nada de este autor, pero es que tengo tanto para leer!
    Lo anoto, juro que lo anoto.
    Besos.

  2. Tampoco he leído nada de este autor. Y me pasa como a Lesincele, que sé que debería, pero siempre hay tanta lectura pendiente que siempre hay algún o mejor dicho algunos autores perjudicados. A ver si consigo leer este libro, que me dejas con curiosidad. Y con ganas de sentir miedo…
    Besotes!!!

  3. Hace poquito que he visto una reseña de este esritor. De vez en cuando me apetece algo de cosas así, y cuando me llega prefiero coger una clàsico, como este esritor que traes, de vida tan triste y apagada, increíble que diera esos frutos. En fin, me lo llevo Ale, creo que al decirme que es un cuento largo o novela corta, es una buena idea para probarlo.

    • Icíar:
      lo que a mi me encantó descubrir en el fue que no dice mucho, y te deja más a tí ir imaginando la historia de lo ocurrido en tu cabeza. El sugiere…y deja caer la bola de nieve en lo alto de la montaña, como quien dice.
      Un beso,
      Ale.

  4. La vida de este autor me recuerda a la situación económica de Europa TRISTISIMA!!!!

    En serio, muchos de los más grandes escritores han tenido terribles infancias…

    Bueno, me quedo con mis reflexiones… 😀

    Un besico!

    • Susana:
      ahora mismo estoy leyendo un libro que se llama Quiet: the power of introverts in a world that can’t stop talking y debo decir que lo compré porque me dije “así me siento yo…callada en un mundo que no para de hablar” y dice que muchos escritores (una gran mayoría) son introvertidos (lo que no deja de ser una paradoja…pues publican sus pensamientos…pero es que creen que escriben para ellos ¿o qué será?). Este era introvertidísimo 😉
      un beso,
      Ale.

  5. No has leído a Poe¡ pues deberías hacerle un hueco. En cuanto a lovecraf, hace no se cuanto que quiero leer algo más de él pero… como bien dices en otra entrada, una cosa son nuestros propósitos y otro lo que terminamos leyendo. Aún así, terminará cayendo.

    p.D. no sé que le pasa a mi teclado que no funciona correctamente. Aquí debería ir un emoticono de extrañeza.

    • Lammermoor:
      no lo he leído fijate…voy a tratar de hacerle un hueco este verano
      Mis hijos trataron de leer el Necromicron de Lovecraft, pero les pareció chino y lo dejaron. Yo ni lo tomé porque soy muy miedosa jajaja…a lo mejor después de haber leído este le doy una oportunidad.
      Espero que el teclado también descanse con las vacaciones 😉
      un beso,
      Ale.

  6. Me sorprende que no hayas leído a Edgar Allan Poe, uno de los mayores poetas y padre de la novela policiaca y uno de los mejores cuentistas de la literatura universal. Antes de leer a Lovecraft te sugiero empieces con Poe ya que Lovecraft tiene mucha influencia de este autor, te recomiendo el poema El cuervo y que sigas con Los crímenes de la calle morgue y La caída de la casa Usher, todo ellos los encuentras en la recopilación llamada Narraciones Extraordinarias, si Lovecraft te inquieto, Poe no te dejara dormir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s