LIBRO: El Diario Completamente Verídico de un Indio a Tiempo Parcial

EL   DIARIO  COMPLETAMENTE  VERÍDICO  DE  UN  INDIO  A  TIEMPO   PARCIAL

Sherman Alexie

Editorial Siruela

Hace un año mi segundo hijo pasó de tener calificaciones de 9 y 10 en septiembre  a tener 4 materias reprobadas en diciembre. Siendo muy inteligente (¿qué otra cosa puedo pensar si soy su madre? Téngame un poco de paciencia…) no estaba muy preocupada. No era tanto un problema de aptitud como de actitud. Y ¿qué adolescente no comienza a rebelarse a los 13 años? Suponía que era su manera de hacernos  saber a su padre y a mí que ya no era más nuestro  niño bueno 😉

El charro negro y yo le preguntamos lo que siempre preguntamos cada que hay entrega de calificaciones: “¿Este es tu mejor esfuerzo?” Si la respuesta es un sí, nos deshacemos en felicitaciones. Pero si es no, preguntamos “¿y por qué no? ¿te hace falta algo, te pasa algo, qué es lo que sucede?”

Esa ocasión no fue diferente y el muchacho quedó de ponerse las pilas y enfrentar la vida de estudiante con más seriedad. Promesas vanas, todo el año anduvo arrastrando la cobija.

A mediados del año pasado, cuando los hijos de varias amigas estaban por terminar su carrera universitaria me pidieron que les diera un curso para ponerse  metas profesionales. Así que estuve armando un curso donde tuvieran que plantearse qué querían lograr a corto y mediano plazo, ver si realmente esas metas eran algo que ellos querían (y encontrar el para qué querían lograr esas metas) , y qué necesitarían para llegar ahí.

Ese me sirvió para, en Octubre, comenzar a dárselo a mi propio hijo. Muy a su pesar, hemos tenido largas charlas y ha tenido que hacer lecturas para entender que la educación es un privilegio que no debe desperdiciarse.

Esta es una de las lecturas elegidas por mí para él.

SPOILER Arnold Spirit Junior es un joven de 14 años que ha batallado desde que nació. Y esto no es figurativo: nació a los 6 meses de gestación, con hidrocefalia, tuvo que someterse a una operación muy riesgosa siendo bebé y sobrevivió a ella. Quedó con secuelas: tiene crisis epilépticas, usa lentes porque es miope y cuando está muy nervioso no deja de tartamudear lo que lo hace el blanco perfecto de burlas no solo en su escuela sino en toda la reservación india en donde vive. Porque Arnold es descendiente de indios americanos, vive en una reservación donde los libros que usan para estudiar son los mismos que usaban sus padres; ve como el alcohol es un vicio que derrota a los adultos que conoce; y que  se ven  (como grupo social) siempre sometidos a muchos prejuicios  por parte de la población blanca que rodea a la reservación.

Arnold tiene algo que juega a su favor: es muy inteligente; y su mejor amigo es el más alto, fuerte e irascible joven de la reservación. Rowdy lo admira por inteligente, lo defiende porque sabe que Arnold es débil y le cuenta todas sus cosas. Rowdy es violento porque en su casa, su papá se emborracha y le pega.

Un día, por frustración, tira un libro cuando se da cuenta de que ese mismo volumen fue utilizado por su madre cuando iba a la escuela y con tan mala suerte que le rompe la nariz al maestro y lo expulsan un día de la escuela. Ese día que no va a ella, el maestro lo visita en casa y le dice que es muy inteligente, que sería una pena que se quedara en la reservación….que él se siente culpable porque durante años, ha quitado el ansia de progreso de otros niños y ahora son adultos que nunca encontraron su camino. Que él tiene potencial, que persiga sus sueños y no se deje atrapar por la indolencia que abunda en la reservación.

Así, Arnold Spirit se propone ir a una escuela fuera de la reservación a estudiar. Irá a una escuela de blancos. Está lejos, y hay días en que llega pero al padre se le olvida recogerlo; o que no hay dinero para la gasolina y no lo pueden llevar y tiene que caminar varias millas de ida y de regreso; o el carro se descompone a medio camino. Arnold nunca sabía si podía ir o no a la escuela. No tenía dinero para los refrigerios. Ni para salir a divertirse con sus compañeros. Y ganarse un lugar dentro del grupo le costó mucho más que en casa.

En la reservación no tuvo las cosas más fáciles. Le decían “traidor”, “amante de los blancos”, “mascotita de los blancos”. Se sentían traicionados, decían que Arnold los veía como inferiores. Y Rowdy le dejó de hablar. Pero Arnold perseveró porque tenía claro que no quería terminar como su papá. Los quiere y ellos a el pero no por eso deja de ver sus fallas. Su padre y madre le amaban y se lo demostraban a su manera, y esa era una de los factores que contribuían a su perseverancia, le decían que podía lograr lo que se propusiera. FIN DEL SPOILER

Si bien el cuento no es totalmente autobiográfico, su autor dice que muchas cosas vividas por Arnold él las vivió cuando crecía, y gracias a este libro ganó en 2007 el prestigioso premio National Book Award.

¿Por qué lo elegí para mi hijo? Porque habla de un adolescente que entendió que para tener un mejor futuro tenía que contar con una mejor educación;  que a veces para poder estudiar hay personas que tienen que hacer muchos sacrificios (caminar grandes distancias, sacar los libros de las bibliotecas –y cuando no hay, esperar a que los regresen para que les toque su turno-, superar prejuicios en su contra, luchar contra enfermedades). Y a veces elegir un camino para encontrar mejores futuros implica dejar atrás amigos. Y ellos pueden sentirse heridos, traicionados, abandonados. Pero si en realidad son amigos, si quieren tu bienestar, finalmente te apoyarán y ayudarán a realizar tu sueño.

Anuncios

22 comentarios

  1. Aprovechando que parece que he hecho las paces con wordpress, comento y puede que incluso sea prime.
    Me ha gustado mucho tu entrada y además coincide con algo que estaba pensando estos días -lo afortunada que fuí por haber recibido la educación que tengo. Sin esfuerzo no hay resultados, por mucho que el sistema educativo actual -al menos el español- pretenda hacernos creer. Y tu entrada sirve también para reafirmar la importancia de las bibliotecas públicas justamente en un momento en que con la excusa de la crisis, les recortan presupuesto, personal e incluso muchas están abocadas al cierre.

    P.D: me encantan las imágenes que incluyes. 🙂

    • Lammermoor:
      ¡que alegría que al fin han hecho las paces! me da un enorme gusto 😀 y efectivamente ¡fuiste primera! jajaja
      Coincido contigo: sin esfuerzo no hay resultados. Un maestro bueno es un lujo (que esté enamorado de su profesión, de su materia, que le guste la enseñanza…y son muchos, yo conozco varios); pero el alumno tiene que querer aprender…y esto lo entienden cuando ya han pasado varios años de estudios. Quien tiene el deseo de aprender lo hace incluso a pesar del maestro (si fuera malo), la deficiencia de la escuela, o las limitaciones de su propio medio ambiente. Las bibliotecas no deben cerrar porque son un lugar a donde muchos van a alimentarse. Así, a bote pronto, recuerdo que Bradbury decía que él iba con su hermano todos los sábados a la biblioteca a ver que había de nuevo para leer. Quitarlas, es impedirle a muchos que se alimenten de lo que ahí encuentran, de poner color a su vida, viajar como la economía no lo permite…en fin, es mas el daño que el impacto económico de mantenerlas abiertas, me parece a mí. Espero que puedan evitar que cierren.
      Las imágenes son de internet, encontradas así también a bote pronto jajaja…algún día espero aprender a hacerlas (huyyyyy…cuando regresen mis computadoras a casa, si es que tuvieron remedio 😦 ) ¡me alegra que te gusten! ¡gracias!
      un beso,
      Ale.

  2. Ale…como siempre que entro por aquí, me quito el sombrero…Sé que los libros son compañeros imprescindibles en nuestra vida por lo mucho que nos aportan,…pero estoy convencida, que también lo son esas charlas con tu hijo, y vuestros gestos con él. Me encanta eso de recomendar (o que te recomienden) un libro para un momento determinado de la vida.
    Este libro tiene muy buena pinta…y a mí…a esa edad en la que decidí estudiar menos…y luego más…pasó algo sorprendente…me encontré con Anne of Greengables…que fue mi figura resiliente…y a través de ella, comencé a encontrarar el interés por el estudio.
    Un abrazo grande!! Me ha encantado el libro que nombras…tengo una niña donde trabajo que también nació con seis meses y bueno…su pronostico todavía no es muy bueno, pero ya ha cumplido un año y sigue acompañandonos por el mundo.
    Bss!!

    • María:
      la mitad de la lectura de un libro, me parece que es platicar qué te ha dejado, en qué ha cambiado tu visión de la vida, qué te ha aportado. ¿Se rompió un paradigma? ¿cayó un prejuicio? ¿descubriste una nueva visión del mundo?. Mi querubín todavía no termina de leerlo…está leyendo uno de Nail Gaiman que donde no termine pronto, se va a terminar el libro (me encontré el libro y casi se me rompe el corazón: está doblando las hojas ahí donde se va quedando…)
      ¡que maravilla haberte encontrado a Anna y que te sirviera de ejemplo! 😉 quizás yo habría decidido ser mejor estudiante de haberla conocido cuando aún estaba en la escuela.
      Espero que el pronóstico de esa chiquita mejore. Yo conozco varios casos de mujeres que tuvieron bebés así de prematuros y son hoy jóvenes muy sanos e inteligentes. Ciertamente hubo sus momentos muy oscuros, pero cada crisis era superada. Es muy importante que sean abrazados, acogidos, y muy acariciados. Eso les ayuda mucho 😉
      un beso,
      Ale.

  3. Me ha encantado tu entrada de hoy y tu recomendación. Desde luego me lo apunto, aunque aún me quedan unos años para enfrentarme a esta pregunta por parte de mi peque. Y desde luego es un acierto siempre leer junto a nuestros hijos libros que le puedan ayudar. Y conversar sobre lo que se ha leído, opinar… Y teneer muy en cuenta su opinión, que nos va a ayudar mucho para enfrentarnos a los problemas que vendrán.
    Besotes!!!

  4. Una entrada extraordinaria, tanto por la lección que guarda en su seno, como por el significado personal que tiene para ti esta historia. Además, y aún que se lo hayas recomendado a tu hijo, parece un libro también recomendable para adultos, una fábula moderna para cualquier público. ¡Muchas gracias por compartirlo!

  5. Los adolescentes!!!! Qué tema…a mi me está pasando algo parecido. Uno siempre espera más de aquellos que tienen las facilidades para estudiar y que no les hace falta nada para poder hacerlo.
    Lástima que a la adolescente que me gustaría que lea el libro, sólo está por las sagas sobrenaturales.
    Besos.

    • Luciana:
      aquí de repente les decimos “aborrescentes” a los adolescentes jejeje…
      ¡Que difícil es que entiendan a esta edad que deben tratar de ser lo mejor que puedan ser! están ocupados siendo parte del grupo, y ser inteligente, con buenas calificaciones no es lo que da popularidad. Esta viene de ser el payaso del grupo, el que tiene la respuesta que mete el dedo en la llaga con el maestro (padre o cualquier otra autoridad), el que rompe las reglas.
      Espero que para este adolescente que le chiflan las llagas sobrenaturales encuentres algún libro que le sirva de inspiración (yo no conozco ninguno, pero prometo preguntar ente mis amistades y si alguien sabe algo te lo hago llegar).
      Un beso,
      Ale.

  6. A priori no me interesaba, pero lo cuentas con un ímpetu, con unas ganas, que me dan ganas de leerlo.

    Te alegrará saber que hace poco oí que este libro está en plena expansión entre los adolescentes (o preadolescentes) españoles.

    Qué triste paradoja la de las minorías, los que luchan por salir adelante, son considerados (solo por algunos, claro) traidores, por querer salir del gueto.

    • Loque:
      no sabía que este libro era tan popular por allá…yo lo conseguí en la librería del areopuerto en mis últimas vacaciones (o sea, cayó del cielo justo en el momento preciso…sincronicidades de la vida)
      Nada hay más difícil que ser minoría porque sucede justo lo que dices: los de afuera no los aceptan del todo; y los de adentro los ven mal. Y terminan como la canción de Julio Iglesias, que decía “ni soy de aquí, ni soy de allá”.
      un beso,
      Ale.

  7. No conocía este libro, pero me lo apunto porque igual a algún sobrino no le vendría mal leerlo… Así de paso aprovecho y yo también lo leo 😉
    Un beso.

  8. Pues con todos los antecedentes que te han hecho escoger este libro para tu hijo, no puedo más que anotarlo para cuando seguro me vendrá bien echar mano, jajaja. Los episodios de tu vida siempre me resultan de lo más amenos 😀

    • Icíar:
      ayyy esos hijos, espero que no tengas que echar mano de él porque tu hijo comience con el mío en el declive de las calificaciones (así hemos nombrado a este episodio jajaja).
      Un beso,
      Ale.

  9. Ya no hay ningún adolescente cerca (qué tranquila me he quedado) así que lo único que podría hacer es leerlo yo. O apuntarlo por si se presenta el caso 😉
    Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s