LIBRO: Sadako y las mil grullas de papel

SADAKO  Y  LAS  MIL  GRULLAS   DE  PAPEL

Eleanor Coerr

Editorial Everest

Sadako nació en Hiroshima en 1943…tenía tan sólo dos años cuando los Estados Unidos tiraron la bomba atómica en Hiroshima. Se dice que estaba como a una milla del lugar donde explotó la bomba y salió volando por la ventana de su casa; la madre salió pensando que la encontraría muerta, pero no; estaba viva.

En 1954, cuando tenía 11 años comenzó a darse cuenta de que cuando corría (le gustaba compertir) perdía el aire, se mareaba. Al principio, no le hizo caso pensando que sería que no había desayunado bien, que había tomado demasiado sol…ella sabía que muchas personas en su ciudad estaban desarrollando “la enfermedad de la bomba atómica”. Finalmente, tuvieron que llevarla al hospital donde fue diagnosticada con leucemia.

Tenía una amiga llamada Chizuko. Dice el libro “Esa tarde, Chizuko fue la primera visitante de Sadako. Sonreía misteriosamente mientras sostenía algo detrás de su espalda. “Cierra los ojos”, le dijo. Mientras Sadako cerraba sus ojos, Chizuko le puso unas piezas de papel y tijeras en la cama. “Ahora puedes abrirlos”, le dijo. “¿Qué es?”, preguntó Sadako fijando su mirada en el papel. Chizuko estaba contenta con ella misma. “He encontrado la manera de hacer que estés bien” dijo con orgullo. “¡Mira”!”. Cortó un pedazo de papel, haciendolo un cuadrado. En un corto tiempo, lo había doblado una y otra vez hasta hacer una hermosa grulla. Sadako no entendía “¿Cómo es que esta ave de papel me va a curar?” “¿No recuerdas la historia de la grulla?” le preguntó Chizuko. “Se supone que vive durante mil años. Si una persona enferma hace mil grullas de papel, los dioses le concederán su deseo y la aliviarán”. Le entregó la grulla a Sadako. “Aquí tienes tu primera grulla” le dijo mientras se la ofrecía.”

Las enfermeras comenzaron a colgar del techo cada grulla que Sadako hacía. Pronto le conseguian papel para que pudiera continuar haciendo sus grullas. Pero la enfermedad se lo impedía a ratos. Había días buenos, y días malos. Estaba internada en un hospital que trataba a personas con cáncer, enfermedad que comenzó a presentarse con alarmante frecuencia entre las personas de su ciudad. Así que comenzó a pedir no sólo por su salud, sino la de todos los enfermos. Sadako murió en 1955, habiendo hecho sólo 644 grullas. Sus compañeros de escuela hicieron las 356 que faltaban para llegar a las mil grullas, y que Sadako fuera enterrada con ellas.

Los amigos de Sadako comenzaron a pedir que se construyera un monumento para ella y todos los niños que habían muerto como consecuencia de la bomba atómica, y en 1958 se puso una estatua en el Parque de la Paz, en Hiroshima.

Este memorial está hecho con 140 mil ladrillos, y cada ladrillo representa una víctima, (numero de las mismas al final de 1945). La Cúpula Genbaku tiene en la parte superior a Sadako, es la figura de una niña con los brazos abiertos, y la grulla en la parte superior. En la base de la estatua está grabada la siguiente oración: “This is our cry, this is our prayer; peace in the world” (Este es nuestro lema, esta es nuestra plegaria: paz en el mundo”). Cada 6 de Agosto, día conocido en Japón como el día de la paz, todavía se ponen mil grullas debajo de su estatua para pedir por la paz en el mundo.

Memorial en el Parque de la Paz

Conocía la historia de las grullas, y como existe la leyenda de que quien haga mil grullas puede pedir un deseo. Pero no conocía la historia de Sadako y ha sido un placer conocerla. Siendo que mi psicomotricidad fina es un desastre, jamás he podido hacer nada con un papel (como no sea doblarlo por la mitad…si me piden algo más seguro que no me sale jajaja😉 ). Enlaces para aprender a hacer grullas aquí y aquí.

Cuando vi este libro, pense que sería un buen libro para comentar con Andrés mi hijo. Y lo ha sido. Hemos hablado de la injusticia de las guerras, de cómo años después de que terminan sigue habiendo quien sufre por ellas, y como alguien con un sueño, puede inspirar a muchos otros; sin importar qué tan enfermo, débil o joven sea.

42 comments

  1. Qué historia tan bonita y tan triste. Me alegro de que lo hayas compartido con tu hijo para que tenga una visión de las cosas que han ocurrido (y ocurren) en el mundo.
    Creo que lo leeré

  2. Conocía la historia de las grullas, pero no la de Sadako, Una historia triste y trágica. De las que te dejan sin palabras. La tendré que buscar porque me has dejado con ganas de leerla. Lo mejor, como ya han dicho, esa conversación con tu hijo. Que siempre es bueno que sepan como es el mundo realmente.
    Besotes!!!

  3. Yo no conocía la historia de las mil grullas, y mucho menos a Sadako, así que te puedes imaginar lo mucho que me ha gustado todo lo que has contado. Me hubiese gustado otro final, pero también está bien como está.

  4. Yo estoy como Iciar: no conocía la historia, ni tampoco este libro. Pero resulta de mucho interés todo lo que nos desvelas en esta entrada. Además no recuerdo haber leído ninguna novela literária sobre Hiroshima. ¡Muchas gracias por compartirlo!

    • Offuscatio:
      te aclaro que es un libro para niños, de muy pocas páginas. Y no cuenta tanto lo que ocurrió en Hiroshima, sino en cómo Sadako se convirtió en el símbolo de la petición de paz😉 pero, siempre ando en la búsqueda de libros que me hagan tener conversaciones interesantes con mis hijos. Las sobremesas son muy interesantes (cuando me hacen caso y leen lo que les recomiendo; o no quieren que responda a su tarea mientras comemos -“mamá, ¿en qué año reinó Moctezuma II?, ¿cuál fue la razón de la revolución francesa?, ¿cuántos municipios tiene Jalisco??”)
      Un beso,
      Ale.

  5. Yo naci un 6 de agosto, así que siempre me ha interesado este tema de las bombas lanzadas por EEUU. Desde luego este libro me parece otra forma de mirar al pasado, y sobre todo otra forma de acercar a los chavales a las terribles consecuencias de las guerras …

    Como siempre nos has acercado a una estupenda historia😀

    • Luciana:
      ¡entonces ya somos dos las malas para las manualidades! jajaja…ni te cuento cómo me quedó el intento (porque mira que lo hice). Tengo una hermana que me veía recortar, o dibujar y sólo meneaba la cabeza con desaprobación y me decía “pero que mal ehhh…no tienes nada de psicomotricidad fina…” Y yo preocupada la preguntaba “¿y eso es malo? ¿se quita? ¿me voy a morir por esto?” y ella solo se iba muerta de la risa.
      Un beso,
      Ale.

    • Inma:
      la vida es como una montaña rusa: a veces vamos tranquilos, otras caemos acelerados; unos se divierten con el paseo, otros lo sufren todo el camino. Ciertamente, como dices: es dura, sencilla y dulce. ¡Que alguien nos recuerde la esperanza, lo amable, lo valioso si nos vemos enfrentadas a vivir lo duro!
      un beso,
      Ale.

  6. Ale, yo también había escuchado la historia, pero desde luego…no sabía que había un libro ni que pertenecía a una vida….Gracias!!
    Necesitamos seguir construyendo sueños, grullas de ilusión, que vayan haciendo latir el corazón de este mundo,…lo peor no es la crisis, sino dejar de tener ilusión…dejar de creer…dejar de Amar!!
    ¡¡Ójala muchos políticos en quienes están puestas nuestras manos en vías diplomáticas, se pusieran a hacer grullas!!
    Bsss!!!!

    • María:
      el mito de la grulla es anterior a Sadako, pero ahora gracias a ella, cada 6 de Agosto se trata de llevar 1000 grullas al monumento para seguir pidiendo por la paz. Espero que algún día, no muy lejano, no sea necesario seguir haciendo grullas porque vivamos en paz.
      Ojalá los políticos se pusieran a hacer grullas, o aún mejor ¡que hicieran su trabajo! como verdaderos representantes del pueblo, y no movidos por intereses que enriquecen sus bolsillos pero que nos dejan desprotegidos. Aquí apenas comienzan las campañas para elegir presidentes y yo ya quiero desenchufarme de la política😦
      un beso grandísimo,
      Ale.

  7. Esta es una muy linda historia la leí cuando tenia apenas 11 años realmente hermosa triste pero es quizá ese el elemento que la hace tan llamativa….Gracias por la reseña

  8. Wooow……. el libro esta GENIAL!!!!!!!! me encanto apesar de que es una historia super triste casi me hace llorar…………………………….

  9. Este libro lo he leido gracias a mi hijo que con tanta insistencia me hizo comprar, una historia muy triste que cada vez que lo veo me hacer llorar, y nos enseña a no ser egoista sino pensar en los demas

  10. A mi no me gusta nada en absoluto leer.Me parece aburridisimo.Pero sin eembargo, este es uno de los pocos que me gustan.Creo es que es muy bonito.Saludos.

    • Ana Isabel:
      pues entonces será cosa de que busques más libros similares a ver si la pasas igual de bien. ¿Qué fue exactamente lo que te gustó de esta historia? ¿que es real? ¿que la protagonista es una niña? ¿la respuesta que obtuvo?
      Saludos,
      Ale.

  11. a mi hijita Sofía le encanto el libro, si bien es cierto, yo como mamá no lo leí con lo que me conto y vi resumen en película, lo encontré muy emotivo y emocionante. De verdad muy lindo y ojala todo se solucionara en el mundo al hacer 1000 grullas de papel……

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s