LIBRO: Sinsajo

SINSAJO

Suzanne Collins

Editorial Océano

 

La autora era guionista de programas infantiles antes de escribir libros (incluso era la guinista principal del programa de Clifford, ese famoso perro rojo). Después, escribió una serie para niños (Crónicas de las Tierras bajas) que tuvo éxito y esto la animó a escribir una obra para adolescentes sobre la guerra.

En su propia familia, la guerra estuvo muy presente. Su abuelo luchó y murió en la primera guerra mundial; su tío paterno luchó en la segunda guerra mundial y cuando ella tenía 6 años, su padre fue a Vietnam. Vió desde cerca el estrés postraumático con el que vivió su papá, las pesadillas, los gritos y el llanto que surgían mientras estaba dormido (creo que por eso hace tanto hincapié en lo que sufren los extributos en su obra). Cuando tenía 11 años, mandaron a su papá a trabajar a Bruselas y este aprovechaba cada ocasión que tenía para mostrarles a sus hijos la violencia que habían vivido las regiones que visitaban. El coronel Collins era doctor en ciencia política, experto militar, historiador, y quería que sus hijos supieran las consecuencias, estrategias y pérdidas que existen con las guerras.  Suzanne dice que siempre que hacían un tour, su papá los apartaba un poco y les enseñaba dónde había huellas de balas, flechas, donde había habido algo destruído por una bomba, etc.

La autora menciona que Katniss le recuerda a Espartaco: el esclavo que después fue gladiador y que comienzó una rebelión contra Roma y es la figura principal de la Tercera Guerra Servil.

Estatua de Espartaco en  Museo de Louvre
Estatua de Espartaco en Museo de Louvre

El libro continúa justo donde había terminado en el segundo volúmen, y en este un  extributo será el símbolo de la resistencia, aún sin quererlo ni estar convencida de que quiera encabezar una revolución. Pero ya es el   símbolo de la resistencia, y se convertirá en marioneta de un bando, donde deberá jugar el papel que le corresponde. Su lucha contra el capitolio será a muerte.

Me hizo preguntarme ¿qué tanto se usa a esos que llegan a ser líderes? ¿cuántos, en el transcurso de la historia, han sido sacrificados porque servían más a la causa muertos que vivos? ¿cuántos comienzan una revolución para liberarse de un tirano, sólo para dejar en manos de otro el gobierno? ¿cuántos oprimidos llegan a ser tanto o más crueles que el opresor cuando llegan al poder?

Creo que como sociedad, somos sinsajos (en la historia es un pájaro modificado genéticamente, que graba sonidos que escucha y los reproduce y eran usados como espías). Tendemos a repetir lo que el gobierno, los amigos, la cultura nos dicen…y sólo nos liberamos cuando estamos dispuestos a revisar qué es lo valioso para mí; qué comportamiento me parece honorable; por qué cosas vale la pena vivir (y morir). Hay que hacer un poco como Katniss (cuando no sabe qué es real, y que no; se detiene, se tapa las orejas y comienza a repetir aquello que está segura que es verdad “que me llamo Katniss, tengo 17 años, etc”): debemos repetirnos esas cuestiones  de las que tenemos certeza, que son verdad para mí…y luego ir ampliando las creencias que voy descubriendo que para mí, son verdad.

La serie me gustó mucho y me apuré a terminarla porque mi hijo de 14 años quería que comentáramos su lectura.  El me decía que lo había dejado muy triste ¿era posible tanto sufrimiento? Me dolía decirle que claro que si; en cada guerra ha habido muchos inocentes que mueren; y el mundo sigue teniendo guerras aún hoy en día.  Pero ¿los jóvenes se ven obligados al luchar? Ciertamente que si. En muchos casos, incluso los niños. Y para muestra le mostré esta entrada de Offuscatio. ¿Cómo se evita tanta crueldad? A veces no tengo respuestas para sus preguntas. Supongo que primero tengo que revisar y evitar que esa crueldad exista en mi (que no sea cruel conmigo mismo, y luego evitar que sea cruel con otro).

Los Juegos del Hambre

En llamas

Anuncios

26 comentarios

      • Hola… te quiero comentar algo: Los charlajos son pequeños pájaros negros con una cresta que fueron creados durante los oscuros días en el laboratorio del Capitolio.7 Ellos fueron diseñados para ser capaces de recordar conversaciones humanas y repetir de nuevo esa misma conversación con voces humanas. Ellos fueron utilizados para espiar a los rebeldes en una forma que los rebeldes nunca supieran. Al descubrir esto, los rebeldes les dieron información falsa al Capitolio a través de los charlajos, y estos fueron abandonados por el Capitolio en el desierto para morir. Debido a que los charlajos fueron creados por los hombres, se pensaba que iban a morir en la naturaleza, sin embargo, cuando son liberados se reprodujeron con los sinsontes hembras y crearon la especie “Sinsajo”, quienes ya no tienen la capacidad de reproducir las voces humanas, pero si pueden repetir las canciones que escuchan cantar a los humanos.

  1. Definitivamente, tengo que leer estos libros. Y como Icíar me quedo con tu última frase: “tengo que revisar y evitar que esa crueldad exista en mí…)
    Besotes!!!

  2. ¡Muchas gracias por mencionar el blog en tu entrada! Respecto al libro, no puedo opinar, porque no he leído nada de Suzanne Collins, y no creo que lo haga en un futuro cercano. La fiebre de “Los juegos del hambre” no llegó todavía a este hogar 🙂 ¡Un beso!

    • Offuscatio:
      como estamos más cerca de Estados Unidos, seguro que por eso nos llegó la fiebre más rápido 😉
      No tienes nada que agradecer, gracias a tí por la entrada de tu blog.
      Un beso,
      Ale.

  3. Que importante es apartar toda crueldad de nuestras vidas para que a nuestros hijos les parezca del todo aborrecible. Pero desgraciadamente hay tanta a su alrededor…

    • Susana:
      Hay mucha, y creo (al igual que Collins) que es importante que sepan que ahí está. No los podemos tener en una burbuja de cristal…y debemos comenzar por cada uno de nosotros ¿qué pasa con la crueldad que yo manifiesto, primero conmigo? ¿y con los que tengo cerca? aquí en la casa se esconden el control de la tele, la apartan desde que venimos en el carro (tenemos solo una en la sala de estar, y otra en mi recámara que no se prende jamás. La quieren ellos en su cuarto, pero no tengo nadita de ganas de dárselas. Que le hace que no se use muajajaa), y bueno, se hacen un montón de cosas por ganarla. Ahí son crueles…pero bueno, es cosa de que poco a poco vayan aprendiendo a ceder, hacer acuerdos y convivir.
      un beso,
      Ale.

  4. Q bien q hayáis podido comentar el libro tu hijo y tu, es verdad que las novelas pueden extrapolarse a nuestra vida y que ciertamente muchas veces estamos ciegos ante lo que los gobiernos nos “obligan” a pensar. Yo estoy deseando ver la película que creo que falta ya poco para su estreno y he conseguido convencer a una amiga que no ha leído aún los libros a que venga a verla conmigo 😀 Bsos

    • Carol:
      pues espero que tú y tu amiga disfruten muchísimo la película.
      Y tienes razón: cuando logramos ver qué me dice la lectura, y en qué puedo aplicarlo/pensarlo/evitarlo en mi vida normal, la lectura se hace mucho más nutritiva 😉
      un beso,
      Ale.

    • Eva:
      es lo bueno de ahora poder elegir lo que uno quiere leer…y no estar en una isla desierta con un número limitado de libros..jajaja..cada quien puede ir haciendo su plan lector 😉
      un beso y sigue disfrutando muchísimo a ese bebé tan precioso,
      Ale

  5. Me gustó mucho la saga aunque este fue el libro que menos disfrute. Claro, era necesario y cierra perfecto la historia, pero me gustaron mas los juegos que la rebelión. Saludos

  6. He leído tus anteriores reseñas…y me doy cuenta, que de momento, no son libros que tenga una gran efusividad por leer.
    Estoy convencida que tienen su momento y que me dirían cosas que, tal vez, en otros libros no encontraría…no lo sé…quizá…pero me quedo con la duda.
    Tus entradas…excepcionales, como siempre…me gusta muchísimo perderme por entre tus páginas…
    Un besin!!!

    • María:
      si yo no hubiera tenido al hijo enchinchando quien sabe si los hubiera leído ehh…de momento mis intereses jalan más hacia otras órbitas; pero este mes del niño quería poner aquí en el blog lo que voy leyendo con ellos 😉
      Gracias, y a mi también me gusta mucho perderme en tu casa
      un beso,
      Ale.

  7. Pues estoy como tú, en el sentido de que mi hija de doce, atraída por la película quiere leer el libro, por lo que se lo he comprado y me lo he comenzado a leer para poder comentarlo con ella. Tus comentarios me han parecido muy interesantes. y lo que llevo leído del primer volumen parece ameno y ágil para la lectura, especialmente de los jóvenes. Me han animado a seguir con la trilogía (soy poco amigo de lecturs de tanto recorrido salvo que tenga algún “plus” añadido, en este caso compartirla con mi hija, que no es poco).
    Gracias, Ale.
    Saludos.

    • Oscar:
      pues seguro que tendrán sobremesas muy interesantes al estar ambos compartiendo estas lecturas. A nosotros nos llevó a otro libro (el de Hawthorne) y hemos disfrutado mucho discutiendo lo que hicieron (o dejaron de hacer) los personajes 😉
      Gracias a tí por la visita,
      Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s